Restaurante de carnes en Puerto Madero

Por el buen Cauce

Miércoles, 17 de enero de 2024

Cauce ocupa el espacio que tiempo atrás pertenecía a Bahía Madero, una ubicación privilegiada en el barrio más nuevo de la ciudad. Su propuesta puede definirse como "restaurante de carnes" ya que la parrilla es protagonista, aunque se complementa con entradas frías, empanadas, platos de horno y fuegos, y las infaltables pastas. Y todo a precios sensiblemente inferiores a los que suelen encontrarse en Puerto Madero.

Cauce (De los Fuegos) Restaurante - Avenida Alicia Moreau de Justo 440 Puerto Madero. Teléfono: 011 5032 2567. Horarios: todos los días de 12:00 a 00:00. Precio: $$$$. Web: www.cauce.com.ar - IG: @caucerestaurante

Puerto Madero parece vivir en otra sintonía que el resto de la ciudad (y del país). Caminar a la vera de los diques, implica escuchar mayoritariamente transeúntes hablando en portugués, aunque también en inglés y otras lenguas.

Los restaurantes están llenos y la carne argentina, la mejor del mundo para nosotros y también para otros mercados que la demandan, es protagonista casi absoluta en la propuesta gastronómica del barrio.

Cauce no es la excepción, obviamente. Sin embargo, su propuesta es más abarcativa y contempla opciones para todos los gustos, también por las dudas si aparece algún vegetariano o vegano.

Su ubicación es la misma que ocupara durante varios años Bahía Madero, vecino a Sorrento, de los mismos dueños. El salón interior es elegante y cómodo para los comensales. Afuera haciendo esquina, hay mesas para los que deseen aprovechar sobre todo el aire nocturno y los fumadores.

El servicio es tan curioso como eficiente. Ocurre que encontramos personal de trayectoria, como el sommelier Celestino Rodríguez, junto a jóvenes que uno advierte que están aprendiendo el oficio de los que atesoran años de experiencia. Y eso es muy bueno.

Observando las mesas vecinas atiborradas de turistas, surge claramente que las carnes son las más requeridas en la casa. En especial, los cortes tradicionales como el ojo de bife, el bife de chorizo, el lomo y también entraña, vacío del fino y la picaña, preferida de los brasileños que son mayoría.

Para el público local, el asado banderita de cinco costillas, que también puede pedirse por media porción. Lo pedimos en su punto jugoso y así llegó a la mesa. Para los amantes de las hamburguesas hay una opción a la leña.

Cabe destacar que, según se anuncia en la carta, las carnes son de hacienda propia alimentada a pastura, de raza Shorthorn, provenientes de campos de Ayacucho, en la provincia de Buenos Aires. Y el otro detalla no menos importante, es que los valores son sensiblemente más bajos respecto de lo que uno suele encontrar en Puerto Madero.

En las entradas de parrilla, hay chorizo hecho artesanalmente, morcilla "porteña", chinchulines de ternera y mollejas de corazón. Y las provoletas, tanto la simple como la que lleva el nombre del restaurante más exuberante.

En nuestro caso, la entrada elegida fue el ceviche Cauce, con gambas, pulpo y pesca blanca. Pedir picante aparte si no hay consenso en la mesa.

Otras opciones son la Tabla Cauce que incluye jamón ibérico; paté casero de campo; chipirones, pulpitos y gambas al ajillo, y las empanadas en tres versiones: de lomo cortado a cuchillo con salsa picante; de pacú con tomate y huevo de campo, o de cordero con tomate, ajo y alioli.

Los pescados están presentes con tres alternativas: pacú santafesino a la parrilla con manteca de hierbas; pulpo español con papines, y trucha patagónica.

Nuestra acompañante pidió de "Horno y Fuegos", las ribs de cerdo glaseadas a la barbacoa, con jarabe de maple, que salió con vegetales y papas fritas. También hay pollo confitado (12 horas de cocción) con puré de papas y queso raclette; milanesa de lomo con tagliatelle al huevo, y risotto de hongos.

Y algunas pastas, como cappelletti en masa de espinaca; linguini y gambas al estilo mediterráneo, y gnocchi al pesto.

Al momento de los postres se optó por la merengata con frutos rojos y el affogato de café Illy. Otras opciones son volcán de dulce de leche con helado de banana, y al estilo francés la selección de quesos.

Más de Restaurantes
El asadito del fin de semana
Restaurantes

El asadito del fin de semana

"El pasto es para las vacas", decía el gran Guillermo Vilas, a propósito de su poca predisposición para jugar en las canchas de Wimbledon. Trasladado esto a la gastronomía, se trata de una verdad a medias. En Casa Pasto, la nueva parrilla de Palermo Soho, las carnes -provenientes de animales alimentados con pasturas- combinan a la perfección con los vegetales orgánicos que le compran a un productor de Rawson, provincia de Buenos Aires. Una manera muy efectiva de presentar otro modelo de parrilla, creación del chef Nacho Bravo.
Beltrán, nombre y apellido
Restaurantes

Beltrán, nombre y apellido

Dentro del fárrago de ofertas gastronómicas de Nordelta, en su Centro Comercial sobresale Beltrán, uno de los restaurantes más espaciosos y cuya carta nos transporta a lo más destacado de la cocina porteña y la parrilla tradicional. Con precios razonables y platos abundantes, se nota la mano de Santiago Ragghianti, quien pasó del vino a la cocina y tomó lo mejor de cada rubro para cerrar un círculo virtuoso.
Con toda la Furia
Restaurantes

Con toda la Furia

Mar y Pampa. Ninguna ciudad como Mar del Plata para conjugar estratégicamente dos tesoros gastronómicos de nuestro país: el mar con toda su riqueza ictícola y el campo con la mejor ganadería del planeta, la de la Pampa húmeda y sus carnes de extrema calidad. Por ello, Furia (Puro Fuego), aúna la sapiencia "marítima" de Patricio Negro (Sarasanegro) y la "carnívora" de Leonardo Perales (Perales). Un restó & Rooftop con tres espacios bien diferenciados: Salón Agua, Terraza Aire y Sala Fuego. El cuarto elemento, Tierra, lo encontramos en la cocina.