Cerrará sus puertas el 28 de febrero de 2023

Chila, última función

Miércoles, 14 de diciembre de 2022

La noticia fue inesperada y causó sorpresa. A través de un comunicado en las redes, Andrés Porcel anunció el cierre, luego de exitosos 17 años, su restaurante de Puerto Madero. La última temporada concluirá el 28 de febrero de 2023. Pero la continuidad en el ámbito gastronómico está asegurada. A un nuevo Yugo, el omakase que abrió en Pilar el año pasado y que tendrá pronto otro local en el barrio de Belgrano, se sumará otro emprendimiento cuyos detalles aún no fueron revelados.

"Pasaron diecisiete años desde que comencé Chila y fue un viaje increíble hasta ahora. Chila nació de un sueño y de mi vocación de tener un restaurante, cuando ni siquiera sabía que era gastronómico. Este proceso fue increíble y estoy muy orgulloso de lo que logramos. He podido trabajar con algunas de las mejores personas de nuestra industria: codo a codo en el restaurante y todos los productores y proveedores que han contribuido a nuestro éxito y en lo que se ha convertido este restaurante".

Con esta definición, Andrés Porcel comenta lo que ha sido una noticia que causó sorpresa: Chila cerrará sus puertas el 28 de febrero de 2023.

"Ha sido una decisión difícil, pero al mismo tiempo, estoy seguro de que es la correcta", agrega.

Desde 2017, el restaurante pasó a formar parte de Relais & Chateau, el primer argentino en acceder a esa cadena desde el cierre de La Bourgogne en el Alvear Hotel. Hace algunos meses, se agregó Aramburu.

Pero lo cierto es que ya provoca nostalgia anticipada que Chila deje de ofrecernos su cocina de excelencia, pero Porcel no se alejará de la actividad de la restauración, sino todo lo contrario.

A partir de ahora, asociado con el chef Pedro Bargero y el jefe de salón y sommelier, Marco Scolnik, se abocarán a la apertura del segundo omakase (Yugo) que viene funcionando en Pilar desde el año pasado, y que tendrá otro local en el barrio de Belgrano.

No solo esto, sino que también anticipan que en el mismo lugar habrá otro emprendimiento, cuyos detalles no han trascendido y que los tres guardan el secreto, para crear más expectativa aún.

No obstante, por ahí escuchamos un rumor que dice que se tratará de un restaurante de "cocina argentina criolla", de ticket medio, es decir alejado de la alta cocina de Chila, que por otra parte ya tiene reservas tomadas hasta el cierre, sobre el final del próximo verano.

"Este cambio es solo una de las muchas semillas que vengo plantando para el futuro", asegura Andrés.

Lo bueno es que asimismo se mantendrán las fuentes de trabajo, porque el personal continuará trabajando en los nuevos emprendimientos. Algo que no debe llamar la atención, ya que la empresa aún en los peores momentos de la cuarentena, mantuvo a toda la brigada aún sin poder abrir sus puertas.

Sabemos que el negocio gastronómico tiene sus bemoles y es muy fluctuante, pero el adiós de Chila será en uno de sus mejores momentos, con reservas tomadas con mucha anticipación y el reconocimiento generalizado del público. Será algo así como el "retiro del campeón". 

Pero como Andrés Porcel, confeso hincha de Vélez es muy futbolero, sabemos que todavía tiene muchos partidos por jugar (y campeonatos por ganar, seguramente). 

Más de Gastronomía
Probamos nuevos platos en Raggio Osteria
Gastronomía

Probamos nuevos platos en Raggio Osteria

En esta nueva visita a Raggio Osteria, pudimos probar algunos de los platos recientemente incorporados a la carta por el chef Sebastián Raggiante.
Ko-Hi San dulce y salado
Gastronomía

Ko-Hi San dulce y salado

Ko-Hi-San, la nueva cafetería del tipo take-away y con ubicaciones al aire libre, acerca una nueva propuesta enfocada en enaltecer los rituales japoneses que reflejan los valores tradicionales y la historia. En este caso, haciendo hincapié en lo dulce, sin omitir algunas opciones saladas.
Pasticceria veramente italiana
Gastronomía

Pasticceria veramente italiana

No estaba equivocado el multifacético Carlo Contini, cuando ideó Martinelli Caffè a imagen y semejanza de lo que podemos encontrar en Italia. En efecto, no había por estos lares un lugar que rindiera tributo a la vera pasticceria italiana, donde además se sirve el café espresso perfecto (Segafredo). La parte salada incluye la famosa piadina romagnola y los sándwiches de focaccia de varios sabores, y voluminosas picadas con productos mayormente locales, pero al estilo italiano.