Por qué la sidra dejó de ser la pariente pobre de los espumosos

Como el Ave Fénix

Martes, 16 de noviembre de 2021

La Argentina sigue siendo el único país de América latina que forma parte del top ten de mayor consumo de sidra en el mundo. En un tiempo, fue la bebida más presente en las mesas hogareñas durante las fiestas de fin de año. Pero la calidad también dejaba mucho que desear. Por suerte, aparecieron productores artesanales, en tanto que la industria apeló a nuevas marcas para apuntalar la venta de sus productos de menor precio. El resultado es que la sidra ha aumentado sus ventas por encima de otras bebidas en los últimos años. Pasamos revista a las últimas novedades del mercado.

El Ave Fénix o Phoenix en inglés, "es un pájaro mítico de la mitología griega, que se consumía por acción del fuego cada 500 años, pero luego resurgía de sus propias cenizas".

Metafóricamente, podemos decir que algo así ha ocurrido con la sidra que, durante nuestra infancia, era un producto omnipresente en las fiestas de fin de año. Los vinos espumosos, en aquel momento, eran prácticamente un artículo suntuario fuera del alcance de los hogares de clases baja y media.

Sin embargo, un fenómeno viene sucediendo en los últimos años en los que se observa un aumento sostenido en el consumo de sidra. Los expertos en marketing dicen que el principal incentivo para beber sidra es la curiosidad, seguido de la recomendación de boca en boca. Esto se debe a que esta bebida tuvo un amplio crecimiento en términos de modernización, así como también en presencia: ahora también se disfruta en bares y restoranes además de los tradicionales espacios de consumo.

Por otra parte, las bebidas tiradas fueron tomando protagonismo en bares, restaurantes y diferentes espacios. En este sentido, la sidra de barril suma ejemplares en el mercado local y ya son varios los bares porteños que la ofrecen en sus barras.

Antes que nada, definamos lo que es sidra. Según la RAE, se trata de una "bebida alcohólica, de color ambarino, que se obtiene por la fermentación del zumo de las manzanas exprimidas". Sin manzanas, no hay sidra. O sea que, si leen una etiqueta algo así como "sidra de pera", resulta errónea tal denominación por bueno que sea el producto.

Uno de los mayores incentivos para beber sidra ha sido la aparición de producciones artesanales. En Villa Regina, por caso, en la región del Alto Valle, el lugar con mayor producción de manzanas del país, surgió la sidra Pulku, creada por el ingeniero Ernesto Barrera, lamentablemente fallecido en forma prematura hace pocos meses.

La empresa continúa en manos de la familia, que elabora varias etiquetas: seca, dulce, blend y las saborizadas con sauco y cassis, respectivamente. También tienen una bebida de pera, a la que correctamente no denominan "sidra".

ZEDRYC

Por ser el Valle de Uco lugar de producción de manzanas, muchas de las sidras se elaboran en ese lugar de Mendoza. Francisco Pannocchia es cuarta generación de bodegueros y, entre sus actividades, se dedica a la elaboración de sidras de elevada calidad que se comercializa con la marca Zedryc.

Este producto se comercializa en tres versiones: Apple Cyder, Dry Cyder y Juicy Cyder. Para darle un toque de calidad a la propuesta, su creador decidió mencionar en la etiqueta la composición varietal de cada sidra y además en las dos primeras mencionadas se identifica la añada.

Todas son 100% naturales y provienen de manzanas recolectadas en Vista Flores, Valle de Uco, a 1.100 metros sobre el nivel del mar. Tras la cosecha, se hace una selección manual de los frutos, para luego proceder al lavado y la molienda. 

Se elabora y fermenta en piletas de cemento y tanques de acero inoxidable. En el caso de la Dry, se realiza el trasiego en días especialmente fríos, avanzando el otoño.

La Apple Cyder 2020 está elaborada con las variedades Red Delicious (70%) y Granny Smith (30%). Su graduación alcohólica es de 6,5% y 35 gr/lt de azúcar. 

Pannocchia la describe así: "exhibe un color dorado y finas burbujas, y presenta aromas a manzanas rojas dulces y manzanas verdes. 

Es una sidra cítrica y mineral. De dulzor sutil y acidez agradable". Nuestra preferida es la Dry también cosecha 2020. 

Francisco nos cuenta que es un producto con cierto parecido a la sidra de Asturias y el País Vasco, solo que en este caso el gas carbónico no es endógeno (en las españolas se genera al escanciarlas).

Para su elaboración se utilizaron manzanas Red Delicious (60%) y Granny Smith (40%). La graduación alcohólica es similar a la anterior, en tanto que no contiene azúcar agregado.

Las notas de cata indican que muestra "un transparente color dorado, con aromas herbáceos y frutales; en boca es frutada y mineral, de una astringencia sutil con burbujas finas y acidez delicada".

Finalmente, la Juicy Cyder no tiene añada, está elaborada en un 100% con la variedad Red Delicious, con un contenido de azúcar de 35 gr/lt.

"es fresca, suavemente dulce, con leves tonos amarillentos y sabor a manzana recién cosechada. Dulzura y acidez equilibradas".

La conclusión es que probás una Zedryc y te amigás con la sidra para toda la vida. Un viaje de ida, realmente.

1930 SACCANI EN LATA

Por suerte, las marcas de elaboración masiva también están aportando novedades que ayudan a reivindicarnos con esta bebida injustamente subestimada.

Por eso, 1930 llega en un nuevo formato, ideal para acompañar todas las ocasiones. Así es que Cervecería y Maltería Quilmes se unió a Bodegas Cuvillier - la familia sidrera más antigua del país-, para lanzar 1930 Saccani en lata de 355 ml., en sus versiones Demi Sec y Dolce, además de una bebida de pera.

"La tendencia global en el crecimiento del consumo de sidra es algo que venimos observando hace tiempo, y que también se está dando en la Argentina con una categoría premium que crece sostenidamente a doble digito año a año", explican en Quilmes.

Lo que buscan como gran desafío, es desestacionalizar el consumo de sidra, "ubicándola en nuevas ocasiones donde antes no se encontraba, y reivindicar un producto noble, natural, fresco y dulce que puede ser consumido en diferentes momentos".

La Sidra 1930 rinde homenaje a Virginio Luis Saccani, fundador de la empresa y se elabora exclusivamente con manzanas Red Delicious seleccionadas del Alto Valle de Río Negro.

Estas manzanas son ideales por su cáscara, que le aporta color y sabor, y es producto del primer prensado (lo que aporta mayor calidad). Además, se utiliza un exclusivo proceso de pasteurización que le permite ser un producto totalmente natural, sin conservantes, lo que lo convierte en apto para celíacos y veganos.

Contiene 5,5% de graduación alcohólica y se recomienda beberla fresca, a una temperatura de entre y 5 y 7 grados, para apreciar su frescura y aromas.

ISIDRA

Otra gran novedad en el mercado es Isidra, de Cerveza Patagonia, una sidra frutada de edición limitada que se puede disfrutar en lata de 473 cc. y tirada, en bares de todo el país.

"Cuenta la leyenda que Isidra era una mujer nacida en Fernández Oro, provincia de Río Negro, que tenía un árbol de manzanas infinito con el que elaboraba la sidra más rica". A partir de ese mito local, nace esta novedosa receta.

"Inspirada en la tierra patagónica, de la que somos parte, y con el antecedente de haber elaborado el año pasado el Gin Comunal a partir del destilado de nuestra cerveza y de tres cervecerías de Bariloche, decidimos seguir explorando el mundo de las bebidas. Isidra tiene la particularidad de estar hecha con manzanas de la zona y sauco, uno de los frutos que se pueden encontrar en Bariloche, donde se creó esta receta que estará disponible por tiempo limitado", cuentan en Cerveza Patagonia.

Isidra está elaborada a partir de la fermentación del jugo recién extraído de las manzanas cosechadas en el Alto Valle de Río Negro. Tiene agregado de sauco, una baya silvestre característica de la zona, que le otorga su color rojo rubí brillante.

Se caracteriza por un intenso aroma a frutos rojos, principalmente cereza. En boca entrega un sabor suave y ácido con dulzor moderado. Tiene un cuerpo ligero con carbonatación media y un final seco perceptible. Su graduación alcohólica es de 5,3% vol.

Se recomienda consumirla fresca, a unos 5º C, para percibir su mejor expresión. En una copa tulipa, idealmente de cristal que concentra los aromas y permite apreciar su peculiar color.

Isidra ya está disponible en puntos de venta y bares de todo el país. También puede conseguirse en https://www.craftsociety.com.ar/

Más de Bebidas
Lugar soñado para un vino soñado
Bebidas

Lugar soñado para un vino soñado

El viñedo orgánico, ubicado en el Valle de Uco, lleva el nombre en lengua indígena de Peumayén que significa "lugar soñado". Los responsables de su elaboración son el ingeniero agrónomo Lucas Otaegui y el enólogo de la línea Reserva, Maximiliano Ortiz.
Este Amaro es un Capo
Bebidas

Este Amaro es un Capo

Vecchio Amaro del Capo es un característico licor que se elabora con 29 hierbas, flores, frutas y raíces de la generosa tierra calabresa, que se unen para ofrecer una intensa experiencia: el gusto agridulce de las naranjas, la delicadeza del azahar y de la camomila, la intensidad del regaliz, la menta piperita y las semillas de anís.

Varietales jóvenes de Jorge Rubio
Bebidas

Varietales jóvenes de Jorge Rubio

La línea A Contramano está integrada por varietales jóvenes, de perfil enológico muy expresivo, frutados, frescos y sin crianza en barrica. Cinco variedades que profundizan la innovación permanente del enólogo.