TAN NATURALES COMO EL VALLE DE AMINGA

En el nombre de Nina

Viernes, 11 de diciembre de 2020

Bodegas San Huberto incorporó una nueva línea a su portfolio. Se llama Nina Natural y está integrada por tres blends: tinto, blanco y rosado. Los definen como vinos frescos y con mucha fruta. Dignos exponentes del Valle de Aminga, en La Rioja.

Hay varios terruños vitivinícolas en la Argentina que pueden catalogarse entre los más ricos y con mayor potencial. Cafayate en Salta, Pedernal en San Juan, sin dudas que el Valle de Uco en Mendoza, son algunos de ellos.

Durante la cata virtual que organizó Bodegas San Huberto para presentar su Línea Natural, el asesor externo de la empresa, Mauricio Lorca, señaló que el Valle de Aminga, en la Costa Riojana, se encuentra también entre los mejores del país.

San Huberto, propiedad de la familia Spadone, cuenta con tres fincas en dicho valle, a 28º de Latitud Sur, sobre el Departamento Castro Barros, provincia de La Rioja. Poseen allí viñedos de Malbec, Cabernet Sauvignon, Petit Verdot, Merlot, Syrah, Cabernet Franc, Bonarda, Chardonnay, Torrontés, Chenin, Sauvignon Blanc, Viognier y Moscato Giallo.

Son suelos francoarenosos, con un clima seco y escasas precipitaciones (120 milímetros anuales), vientos moderados, gran amplitud térmica, amplia luminosidad y una altitud sobre el nivel del mar de 1.450 metros. Los viñedos se encuentran próximos a la bodega, al pie del del cerro El Velazco.

Las condiciones naturales del valle de Aminga favorecen la expresión potencial de todas las variedades y posibilitan obtener buenos niveles de azúcares (que determinan excelentes grados alcohólicos), altos índices de color, excelentes calidades de taninos y una óptima sanidad.

Esa acumulación de azúcares no se manifiesta en los registros técnicos de los tres vinos en cuestión, pero sí se expresan abiertamente en el retrogusto, "Tienen poca azúcar pero es la propia fruta la que les da un dulzor muy particular", señala el enólogo de la bodega, Juan Banno, quien participó de la cata junto al ingeniero agrónomo Julio Alarcón.

Nina es el nombre de la mamá de Carlos Spadone, una piamontesa que llegó al país a fines de la década del '30 del siglo pasado. Y ese nombre identifica a tres líneas de la bodega: los Nina Gran con seis etiquetas (el Petit Verdot fue la punta de lanza de esta línea hace ya muchos años); los Nina Gold en sus ocho versiones, y ahora como "jamón del medio" en cuanto a precio, aparecen los tres vinos de Línea Natural.

En nuestro país, no existe aún una legislación y ni siquiera un protocolo de vinos naturales, pero sí hay bodegas que vienen incursionando en este estilo. En San Huberto, desde hace dos años venían investigando el tema hasta concretar este tipo de vinos con escasa intervención y que más allá de no contar con certificación orgánica, sí puede considerarse que lo son en cuanto a concepción se refiere.

Cuenta Leonardo Spadone, que "es un proyecto que iniciamos en mayo de 2018, es decir un año de tarea entre trabajos de finca y bodega y por ende, la primera cosecha es la correspondiente a 2019". Y agrega: "la idea es brindar a los consumidores un vino fresco, con mucha fruta, moderno y juvenil".

En la producción y cuidado de las uvas en el viñedo, todas las tareas se hacen a mano, sin uso de maquinaria; se utilizan productos orgánicos certificados tanto en fertilización como en tratamientos fitosanitarios y lógicamente se riega por goteo, que es la forma más racional de uso y cuidado del agua. La cosecha es manual y en cajas.

En la elaboración de los vinos sólo se utilizan medios físicos e insumos enológicos con certificación orgánica. Destacamos acá la fermentación con levaduras indígenas, clarificantes orgánicos y filtración a través de medios inocuos.

Cuenta Leonardo Spadone, que "es un proyecto que iniciamos en mayo de 2018, es decir un año de tarea entre trabajos de finca y bodega y por ende, la primera cosecha es la correspondiente a 2019". Y agrega: "la idea es brindar a los consumidores un vino fresco, con mucha fruta, moderno y juvenil".

Para lograr esto, hay que destacar la calidad del terroir. Como dice Mauricio Lorca, "el valle expresa condiciones extremas, sobre todo en materia de agua (solo 120 milímetros), y por otra parte no existe contaminación de ningún tipo, ya que prácticamente no hay población en la zona cercana a las fincas".

Vale destacar que si bien se trata de tres blends, no se identifican las variedades ni la composición de cada vino. 

Los tres exponentes de la Línea Natural (Blanco, Tinto y Rosado), tienen un valor aproximado de venta al público cercano a los $ 600 (la línea Gran vale alrededor de $ 800 y la Gold, $ 450). Todos vienen con tapa a rosca.

Para definir estos vinos, lo más apropiado es decir que se adaptan perfectamente a un estilo que busca el consumidor joven, que son ideales para beber en esta época del año por ser frescos, que aun sin la certificación que algunos exigen lo más importante es la forma de elaboración con la menor intervención posible, y por sobre todas las cosas, se destaca la excelente relación precio calidad.

Habrá que prestarle más atención a La Rioja, una provincia con gran potencial vitivinícola a la que muchas veces injustamente se la subestima.

Más de Bebidas
Descubriendo los secretos de Achával Ferrer
Bebidas

Descubriendo los secretos de Achával Ferrer

Ubicada en Mendoza y a sólo 25 minutos de la ciudad, Achával Ferrer abre sus puertas con un nuevo espacio exclusivo, para dar a descubrir los tesoros mejor custodiados de la bodega.
Rosado de verano
Bebidas

Rosado de verano

Es un vino rosado que se elaboró en base a un 100% de uvas Malbec cosechadas a mano, provenientes de viñedos propios ubicados a 1.150 metros sobre el nivel del mar en Vistalba, Luján de Cuyo.

Hacedores de cápsulas
Bebidas

Hacedores de cápsulas

Kapselmaker es la empresa familiar de Antonio y Javier Boustani, quienes montaron una planta para producir café en cápsulas compatibles con Nespresso. La novedad es que cuentan con un local de ventas en Palermo. Y tienen un plan de expansión también a nivel internacional.