Chandon Apéritif, casi un Delice

¿Y dónde está el bitter?

Miércoles, 15 de mayo de 2019

Con una gran campaña de marketing detrás, se presentó Chandon Apéritif, un espumoso "bitter" infusionado con naranjas amargas. A nosotros nos pareció que su retrogusto dulce no condice con un bitter. Más parecido a un Delice que un "amargo".

Es curioso, pero parte de la prensa enogastronómica de este país adora las frívolas y fastuosas fiestas de Chandon Argentina. En honor a la verdad, hemos participado de algunas hace tiempo, pero al menos no aceptamos jamás ponernos el smoking alquilado para hacer facha en la residencia del embajador francés en alguna presentación.

Pasó el tiempo y por diferentes motivos ya no vamos a esas festicholas en la que mezclan a los periodistas con gente del devaluado jet set vernáculo. Por ende, sin fiesta a la que afortunadamente no tuvimos que excusarnos, no habíamos probado el último invento de la empresa de capitales franceses: Chandon Apéritif.

Cuanto menos, nos despertaba curiosidad. Juro que iba a comprar una botella por módicos $ 330, aun a sabiendas de existían altas posibilidades de que el producto no me gustara.

El fin de semana pasado, tuve la chance de probarlo en la casa de unos amigos. Y de inmediato vinieron a mi mente algunos conceptos que había leído en ciertos medios que elogiaban al Chandon Apéritif como la nueva gran maravilla de la vitivinicultura argentina.

La historia oficial dice que se trata de un "espumoso bitter, infusionado con naranjas amargas y otros ingredientes secretos, que se bebe con hielo como un verdadero aperitivo".

Asimismo, es "fácil de beber, versátil, fresco" y posee un sabor amargo aportado por las naranjas. Está elaborado con uvas Chardonnay, Pinot Noir y Semillón y las uvas provienen de viñedos de más de 1.000 metros de altitud.

Las naranjas son de la variedad Valencia cultivadas en la provincia de Entre Ríos. Afirman también que las especias se maceran por separado y son originarias de Madagascar, India, Centroamérica y Brasil.

Vayamos a las notas de cata del enólogo. Dice que el color es "naranja de intensidad media con reflejos dorados". Que presenta aromas de "cáscaras de naranjas confitadas, notas cítricas y un armónico bouquet especiado y floral". Gusto: "es fresco y liego, entrega una fusión equilibrada de todos sus componentes y un final amargo que invita a seguir disfrutándolo".

No vamos a repetir aquí las sugerencias de maridaje porque son absurdas, como por ejemplo "chipirones fritos". Pero sí sobre el servicio, ya que cuentan que "hielo y Apéritif, dos pasos nunca te llevaron tan lejos". Y que hay que servirlo bien frío, entre 8 y 8 grados. Ya sabemos que la baja temperatura tapa todas las imperfecciones.

¿Qué podemos decir al respecto? En primer lugar, que sorprende el grado de complacencia de nuestros colegas, que solo repiten como loros la perorata de la gacetilla oficial de la marca.

Segundo, que no encontramos el retrogusto amargo sino que por el contrario, nos pareció un Delice con su "dulzura" un poco atenuada.

Tercero, que la bodega no inventó nada y mucho menos revolucionó algo. Ni ahora ni en 2012 cuando lanzó Delice. Por ende tampoco "inaugura" la categoría de "espumantes bitter".

Y cuarto, que la verdad es que si quiero un espumoso bitter, compro una botella de Campari, le agrego cualquier espumoso común y corriente y me cuesta menos.

Mejor un bitter italiano que un verso francés.

Más de Bebidas
Llegó el D. V. Catena Cabernet Syrah
Bebidas

Llegó el D. V. Catena Cabernet Syrah

Un nuevo integrante de la línea de D. V. Catena, que exhibe un blend original y pocas veces experimentado: Cabernet Sauvignon- Syrah.
Tomate un buen café
Bebidas

Tomate un buen café

Para disfrutar de los mejores cafés de calidad, el lunes 2 de septiembre, de 10 a 21, en el Four Seasons Hotel Buenos Aires llega una nueva edición de Exigí Buen Café, la feria que desde hace siete años tiene como protagonistas a los referentes cafeteros.
De Rosa no es De Rossi
Bebidas

De Rosa no es De Rossi

No es De Rossi (jugador de moda gracias a nuestro tercermundismo), sino De Rosa. No es Daniele sino Maurizio. Ya nos había sorprendido con su cerveza que se despacha en San Paolo. Ahora llegó el vino De Rosa.