El primer chifa de la ciudad

Taypá está muy bien servido

Lunes, 29 de enero de 2024

Dangelo de la Cruz, en este caso asociado con el maestro chifero Víctor Villalta, sigue sorprendiendo con sus aperturas sui generis. Si dio la nota con la barra cevichera de la Avenida Pueyrredón y la Barra Criolla en el Abasto, también creó Taypá, el primer restaurante chifa de la ciudad, ubicado en el corazón del barrio de Belgrano. Un emprendedor que no para de crecer sobre bases sólidas.

Taypá Chifa Peruano - Blanco Encalada 2286, Belgrano. Teléfono: 011 3467 7131. Abierto de martes a sábados de 11:00 a 23:00, domingos de 11:00 a 22:00. Precio: $$$. Menú: menú.fu.do - IG: taypa_chifaperuano

Para ser gastronómico en un país como éste, primero hay que tener mucha audacia, para después apelar a la visión comercial de cada uno y, sobre todo, ser original y creativo. De esa manera, uno puede ser exitoso y llegar a destacarse. Y sin dudas saber adaptarse al medio caótico en el que vivimos hoy.

Todas esas cualidades las posee Dangelo de la Cruz, chef peruano que supo pasar por La Causa Nikkei y que, en 2021 abrió la primera barra cevichera de la ciudad, con el nombre de Asu Mare. El modelo se extendió luego a dos lugares más: Palermo Soho y el Paseo La Plaza.

Hace poco también abrió en el Abasto una Barra Peruana Criolla, atendida por su madre y su tía, expertas cocineras que conocen todos los secretos de la cocina peruana tradicional. Pronto, Dangelo también sorprenderá con otra novedad absoluta: una heladería con sabores del Perú.

Como si esto fuera poco en tan solo tres años y pico creó otro emprendimiento junto al maestro chifero Víctor Villalta. Se trata de Taypá Chifa Peruano, lugar pionero en este tipo de cocina fusión tan frecuente de encontrar en el país hermano.

La cocina chaufa nació a partir del arraigo de la comunidad china en el Perú. Consiste en una receta que incluye una mezcla de arroz frito acompañada de verduras, tortilla de huevo y carnes de vaca, cerdo o pollo, también langostinos, que se basa en la técnica oriental del salteado en wok durante la cocción.

Según puede leerse en la web Peru.travel, "la historia de este plato se remonta a la llegada de los inmigrantes chinos -llamados culíes- al Perú, a finales del Siglo XIX. Se trataba de trabajadores que desempeñaban todo tipo de labores en las haciendas costeñas del país. Posteriormente y, tras dejar estos trabajos, empezaron a abrir pequeños restaurantes, siendo muy bien recibidos por los ciudadanos locales; la originalidad en sus técnicas de cocina y el exquisito sabor de sus recetas llamaron rápidamente la atención".

"Como parte del pago por sus jornadas laborales, recibían una ración diaria de arroz combinado con especias. El uso de este insumo y de otros traídos del país oriental -salsa de soja, semillas y kion-, junto con la cultura que tenían de aprovechar la comida que sobraba del día anterior, ayudó a la creación de un original platillo que empleaba técnicas de cocción en el wok, recibiendo el nombre de arroz chaufa -proveniente del vocablo cantonés chaofan que significa arroz frito-. Fue así que, con el tiempo, nació el chifa -nombre al que se le da a esta fusión culinaria- y, con él, su plato más emblemático".

El local de Taypá (palabra que significa "bien servido" y "comida abundante"), es pequeño y muy angosto. Tiene capacidad para unos 20 cubiertos, y la cocina está en la planta alta (los platos bajan por un sistema eléctrico). La ambientación es muy atractiva, con imágenes que nos trasladan a la gastronomía chifa (por ejemplo, se ve a un cocinero chino y su wok).

Considerando que los platos son muy abundantes y compartibles (haciendo honor al nombre del lugar), el valor del cubierto terminará siendo muy accesible y tentador.

Víctor Villalta, socio de Dangelo, es un experto cocinero que conoce a la perfección todos los secretos de la culinaria chaufa. Si bien hay muchos restaurantes donde podemos encontrar estos platos tan populares en el Perú, Taypá está dedicado exclusivamente a esta particular fusión chino peruana.

En las entradas y sopas, nos encontramos clásicos como los arrolladitos primavera de cerdo o verdura (4 unidades); gyozas fritas o al vapor (de cerdo); wantanes fritos de pollo (6 unidades); langostinos al panko; sopa wantan especial o fu chi fu de pollo y huevos revueltos.

El arroz chaufa salteado al wok con verduras y huevo (símbolo de la casa) puede pedirse de lomo, cerdo, pollo, langostinos o mixto, aunque también hay una opción vegetariana.

Estas mismas variantes están presentes en el caso de los tallarines fritos o fideos de arroz salteados. Y también hay dos opciones de chop suey, salteados al wok y con la proteína elegida como en los casos anteriores.

También cuentan con tres platos de carne o pollo: con almendras y mix de verduras; kung pao con picante, maní y mix de verduras; o "al curry" cn mix de verduras y picante opcional.

Por último, proponen platos especiales muy ricos y abundantes, como chi jau kay (tozos de pollo crocantes, bañados en salsa de sésamo, soja y ajo acompañado con arroz); ti pa kay (pollo salteado en salsa agridulce con mix de verduras acompañado con arroz; lomo en salsa de ostras y acompañado con mix de verduras); o kam lu wantan (salteado de pollo, cerdo char siu, carne, langostinos, acompañado con ananás, duraznos y verduras, bañados en salsa agridulce).

La "Ronda Taypá", ideal para una mesa de varias personas, es una degustación de platos de la carta: chaufa de pollo, costillitas de cerdo; chi jau kay; ti pa kay; tres arrolladitos (dos de verdura y uno de carne); arroz chaufa amazónico (arroz salteado con chorizo y cecina de la Amazonia, acompañado con plátano frito; y el famoso "Aeropuerto" (arroz y fideos salteados con pollo, carne vacuna y brotes de soja).

Con tanta exuberancia, se hace bastante difícil llegar a los postres. Aunque, para los más golosos, hay torta tres leches, suspiro limeño y crema volteada. En materia de bebidas, tienen vino blanco o tinto por copa (no se identifica la marca), pero la cerveza le va muy bien a esta comida. Entre las opciones que trabajan, no falta la famosa "Cusqueña". Y, entre las bebidas sin alcohol, se encuentra la Inka Cola.

Para amantes de la buena comida, la exuberancia y los sabores chifas, Taypá es una opción imprescindible, por su muy buena relación precio calidad. 

Más de Restaurantes
El asadito del fin de semana
Restaurantes

El asadito del fin de semana

"El pasto es para las vacas", decía el gran Guillermo Vilas, a propósito de su poca predisposición para jugar en las canchas de Wimbledon. Trasladado esto a la gastronomía, se trata de una verdad a medias. En Casa Pasto, la nueva parrilla de Palermo Soho, las carnes -provenientes de animales alimentados con pasturas- combinan a la perfección con los vegetales orgánicos que le compran a un productor de Rawson, provincia de Buenos Aires. Una manera muy efectiva de presentar otro modelo de parrilla, creación del chef Nacho Bravo.
Beltrán, nombre y apellido
Restaurantes

Beltrán, nombre y apellido

Dentro del fárrago de ofertas gastronómicas de Nordelta, en su Centro Comercial sobresale Beltrán, uno de los restaurantes más espaciosos y cuya carta nos transporta a lo más destacado de la cocina porteña y la parrilla tradicional. Con precios razonables y platos abundantes, se nota la mano de Santiago Ragghianti, quien pasó del vino a la cocina y tomó lo mejor de cada rubro para cerrar un círculo virtuoso.
Con toda la Furia
Restaurantes

Con toda la Furia

Mar y Pampa. Ninguna ciudad como Mar del Plata para conjugar estratégicamente dos tesoros gastronómicos de nuestro país: el mar con toda su riqueza ictícola y el campo con la mejor ganadería del planeta, la de la Pampa húmeda y sus carnes de extrema calidad. Por ello, Furia (Puro Fuego), aúna la sapiencia "marítima" de Patricio Negro (Sarasanegro) y la "carnívora" de Leonardo Perales (Perales). Un restó & Rooftop con tres espacios bien diferenciados: Salón Agua, Terraza Aire y Sala Fuego. El cuarto elemento, Tierra, lo encontramos en la cocina.