Sabores porteños y platos olvidados

Un año de Mondongo & Coliflor

Lunes, 22 de enero de 2024

Hace un año, Mondongo & Coliflor llegó a Parque Chacabuco con su onda de cantina de barrio. Clásicos olvidados como el guiso de mondongo, pero también pastas caseras, carnes a la parrilla, milanesas, sándwiches y otras preparaciones marcan el estilo de cocina elegido por sus cuatro creadores.

Arnaldo Roperty, José Villar, Quique Yafuso y Cabito Massa Alcántara son los creadores de este espacio emplazado en una construcción antigua ubicada en Parque Chacabuco (Del Barco Centenera 1698) donde, desde hace 100 años, han funcionado cantinas y restaurantes.

Distribuidos en un salón principal y la doble vereda de una esquina, sus espacios están equipados con mesas y sillas de hierro y madera, y tienen capacidad para recibir a 70 comensales.

El concepto del proyecto incluye una base muy importante: todo se produce dentro del local, desde sus pastas hasta las conservas y escabeches que acompañan sus platos. Además, rinden un homenaje día tras día a la cocina local, a esos platos clásicos cargados de sabor que han quedado en el olvido o en un segundo plano no merecido.

La carta contempla una sección de "entradas y mostrador", en la que destacan las empanadas de mondongo; ensaladilla rusa y galletas; lengua a la vinagreta; berenjenas en escabeche, y provoleta especial a la parrilla.

Entre las pastas, encontramos tallarines de espinaca; y sorrentinos de coliflor, portobellos y queso gouda, que se acompañan con salsas a elección entre fileto, bechamel, estofado, boloñesa, crema de queso y pesto.

En los principales, no faltan la milanesa de ternera a la napolitana; pollo a la provenzal, y guiso de mondongo, disponible durante todo el año.

Desde la parrilla se despachan cortes típicos, como asado banderita, entraña, bife de chorizo, achuras y una parrillada para compartir. Las guarniciones van desde papas fritas y puré de papas, a boniato al plomo con manteca; calabaza al horno con oliva y perejil, y coliflor gratinada.

Además, cuenta con un apartado de Sanguchería XL en pan ciabatta de masa madre: hay de milanesa (con lechuga, tomate y mayonesa), bondiola (queso y cebolla caramelizada), bife de chorizo (con mayonesa de chimichurri), pollo César (aderezo César, lechuga y parmesano), entre otras opciones. Todos incluyen bebidas no alcohólicas y guarnición de papas fritas.

Al momento del postre, los clásicos saltan a la mesa con flan con dulce de leche y crema: "El Vigilante y Martín Fierro (batata o membrillo con queso cuartirolo), almendrado y el olvidado Charlotte.

Cabe destacar que, de lunes a viernes, ofrecen un menú del día, que varía semana a semana y que se compone de un principal, un postre y una bebida.

Mondongo & Coliflor - Dirección: Del Barco Centenera 1698, Parque Chacabuco. Teléfono: 11 3399 5608. Horarios: martes a sábados de 09:00 a 00:00; domingos de 10:00 a 16:00 - Instagram: @mondongoycoliflor

Más de Gastronomía
Probamos nuevos platos en Raggio Osteria
Gastronomía

Probamos nuevos platos en Raggio Osteria

En esta nueva visita a Raggio Osteria, pudimos probar algunos de los platos recientemente incorporados a la carta por el chef Sebastián Raggiante.
Ko-Hi San dulce y salado
Gastronomía

Ko-Hi San dulce y salado

Ko-Hi-San, la nueva cafetería del tipo take-away y con ubicaciones al aire libre, acerca una nueva propuesta enfocada en enaltecer los rituales japoneses que reflejan los valores tradicionales y la historia. En este caso, haciendo hincapié en lo dulce, sin omitir algunas opciones saladas.
Pasticceria veramente italiana
Gastronomía

Pasticceria veramente italiana

No estaba equivocado el multifacético Carlo Contini, cuando ideó Martinelli Caffè a imagen y semejanza de lo que podemos encontrar en Italia. En efecto, no había por estos lares un lugar que rindiera tributo a la vera pasticceria italiana, donde además se sirve el café espresso perfecto (Segafredo). La parte salada incluye la famosa piadina romagnola y los sándwiches de focaccia de varios sabores, y voluminosas picadas con productos mayormente locales, pero al estilo italiano.