Casa Boher Rosé 2020

Un rosado con ADN propio

Jueves, 1 de octubre de 2020

Casa Boher Rosé 2020, un rosado diferente a todo lo conocido. Un genérico de tres variedades prácticamente en partes iguales: Malbec, Merlot y Pinot Noir.

"Hemos llegado a este producto tras varios años de pruebas, y estamos convencidos de que sin dudas, se trata de un rosado a la altura de la línea Casa Boher". Enfática definición de Pepe Martínez Rosell, enólogo de Cavas Roser Boher y hacedor de este vino junto a Nicolás Calderón.

Ambos, juntos a directivos de la bodega, participaron de la cata virtual del nuevo exponente de la familia Casa Boher, un rosado que ya habíamos probado algunas veces en las celebraciones de fin de año organizadas por los Torres García, propietarios de la bodega.

Afortunadamente, este vino ya está disponible para todos los consumidores, a un precio sugerido de $ 720 la botella.

Como hemos dicho otras veces, los rosados actuales dejaron muy lejos en el tiempo a aquellos requechos de uvas que las bodegas no sabían para qué utilizar. El resultado era obvio: vinos pobres, parecidos y con un abominable retrogusto dulce que nos hacía maldecir al enólogo aun sin conocerlo.

Y el Rosé Casa Boher no solo es diferente por eso, sino también por muchas otras cosas. Una de ellas se su composición varietal: tres cepas por partes iguales (Merlot, Pinot Noir y Malbec, las dos primeras de la Finca Los Árboles en el Valle de Uco y la tercera de Alto Agrelo).

Segunda diferencia: es el primero de la línea Casa Boher que no es monovarietal. Tercero: el primero que viene con tapa a rosca. Cuarto: es el único de la línea que no tiene paso por madera.

Pepe Martínez Rosell es optimista, por cuanto los rosados hoy van ganando espacio entre los consumidores y considera que las 8.000 botellas se venderán rápidamente. "Llegó para quedarse", enfatiza.

El enólogo asegura que el rosado en general no tiene ADN propio. Por eso se buscó un blend novedoso, porque hubiera sido más fácil comercialmente hacerlo solo con Malbec, lo que resultaría en algo parecido a lo que hay en el mercado.

No se buscó en consecuencia un blend de "espumantes" ni un "blanc de noir". Y si se hubiera utilizado la presencia de Malbec solo por una cuestión comercial, eso figuraría en la etiqueta.

Lo explica técnicamente el enólogo: "para la elaboración se tomaron el Merlot y el Pinot Noir con prensado y separación de pieles prefermentativas. El Malbec se tomó del sangrado en tanque a las pocas horas de encubado. Su conjunto se fermentó, luego de un desborre en tanques de acero inoxidable a temperaturas bajas controladas y con el agregado de levaduras seleccionadas".

Y prosigue: "el embotellado del vino filtrado y limpio se llevó a cabo en el mes de agosto, dando por resultado un vino que, al provenir de un blend de uvas tintas, ofrece frutas frescas y flores con una boca amable y de buen volumen".

Ficha Técnica Casa Boher Rosé 2020

ORIGEN: 34% Malbec de Alto Agrelo, 33% Merlot y 33% Pinot Noir de Tunuyán. Valle de Uco, Mendoza, Argentina.

ANÁLISIS: Alcohol 12,8 v/v.

GUARDA Y SERVICIO: no exponer a la luz y mantener a temperaturas entre 14º C y 18º C. Servir entre 8º C a 10º C.

PRESENTACIÓN: caja x 6 unidades.ç

NOTAS DE CATA: es un vino rosado que proviene de un blend de tintas, quedando en juego frutas frescas y flores con una boca amable, dulce y de buen volumen.

Más de Bebidas
Burbujas solidarias
Bebidas

Burbujas solidarias

Con la exposición y venta de 28 estuches intervenidos por artistas argentinos, se donarán $560.000 a instituciones benéficas elegidas por los propios protagonistas. Las obras, con dos botellas de espumante firmadas por los enólogos estarán a la venta en vinotecas y a través de la página web de la bodega.

El más salvaje de los espumantes
Bebidas

El más salvaje de los espumantes

Doña Paula propone para este fin de año un espumante distinto. Un Sauvage Blanc método Charmat, único en el mercado que se elaboró con 100% de uvas Sauvignon Blanc.

Del Valle a la lata
Bebidas

Del Valle a la lata

Después de la cerveza y las gaseosas, las latas llegaron al vino y muchos pusieron el grito en el cielo. Pero ahora también se sumó la sidra a esta tendencia que pareciera no tener techo. Sidra del Valle lanzó al mercado una lata de 473 ml.