Al Colón, al Colón

Negroni Centenario

Lunes, 22 de julio de 2019

En el centenario de uno de los cócteles más famosos y consumidos del mundo, Campari Group presentó una evocación de la historia del célebre trago durante una velada en el Teatro Colón de Buenos Aires.

Campari rindió homenaje al icónico cóctel en el Teatro Colón, como parte de las celebraciones mundiales de los 100 años del Negroni (#N100).

Este aperitivo de origen italiano, con corazón de Campari, tuvo su celebración recorriendo sus distintas etapas a lo largo de la historia, con la dirección artística de Roberto Antier y musical de Tomás Mayer Wolf, junto al vestuario de Kostüme.

"Nos reunimos en el teatro más icónico de la Argentina, para celebrar los primeros 100 años del Negroni haciendo un viaje imaginario a través de la historia del Conde Negroni que comenzó en el Caffè Cassoni de Florencia y se extendió a todos los rincones del mundo", destacó Gustavo Oscar Domínguez, director general de Campari Group Sudamérica.

En la actualidad, el Negroni es un fenómeno global y en la Argentina también se vive y disfruta esta tendencia, por ser descendiente directo de otro cóctel, el Americano. Así es parte de la memoria afectiva de los argentinos y su cultura. Para que exista el Americano y luego el Negroni, debió existir primero el bitter rojo más famoso de Italia que nació en 1860, en Milán, de la mano de Garpare Campari. Años más tarde, su hijo Davide fue el responsable de la expansión e internacionalización de la bebida.

Fue alrededor del año 1919 en Florencia cuando el Conde Camillo Negroni, al pedir un Americano decidió que había llegado el momento de hacer un cambio. Entonces pidió que se le agregara un toque de gin en lugar de soda, inspirado en su último viaje a Londres, donde este destilado es un clásico. El bartender estuvo encantado de satisfacer la petición del Conde y agregó una rodaja de naranja como decoración en vez de una de limón, típico del Americano, como símbolo de la nueva creación.

En Florencia, el cóctel se empezó a conocer como el Americano del Conde Negroni, o el "Americano con un touch de gin". La receta original es una combinación en perfecto equilibrio de partes iguales de Campari, Vermut Rojo y London Dry Gin.

En la Argentina, a partir de 1978 comienza la comercialización de Campari, este bitter con sabor dulce y un toque amargo que tuvo un temprano encuentro con los argentinos que lo diferencia de otros mercados de Sudamérica. A finales del Siglo XVIII y principios del Siglo XIX, más de tres millones de italianos llegaron a la Argentina, junto a la pizza, la pasta y también el gusto por el vermut y el amaro.

Se lo bebía solo o con vermut al igual que en Italia y, rápidamente, ganó popularidad debido a la gran cantidad de italianos que se encontraban en el país y que consumían con frecuencia aperitivos.

El nacimiento de la coctelería argentina tiene un paralelo con el centenario de la joven nación hacia 1910, que provocó un gran impulso en el consumo de todas estas bebidas y el surgimiento de varias recetas de los primeros bartenders de esa época.

La Asociación Internacional de Bartenders (IBA) incluye Campari en su lista de ingredientes oficiales para preparar el Negroni y, por lo tanto, no existe Negroni sin Campari.

Más de Bebidas
5 Sentidos y 1 Espumante
Bebidas

5 Sentidos y 1 Espumante

#ModoProgenie fue el evento en el que el espumante de Bodega Vistalba presentó su nuevo propósito de marca. Se trató de un "Taller de Coctelería" en que los invitados utilizaron todos los sentidos para conectarse con los aromas, sabores y por qué no, también, con los sonidos de las burbujas.

La Semana del Gin Tonic con Bulldog
Bebidas

La Semana del Gin Tonic con Bulldog

Bulldog Gin, el gin premium de Campari Group, propone desde 14 al 20 de octubre sus versiones del cóctel más consumido en el mundo.
Un Cabernet Franc de pura estirpe patagónica
Bebidas

Un Cabernet Franc de pura estirpe patagónica

Familia Schroeder presenta una nueva etiqueta de la línea que lleva la firma de su enólogo Leonardo Puppato: Saurus Barrel Fermented. Se trata del primer vino de la bodega elaborado en base a la variedad Cabernet Franc, cosecha 2017.