Antares se renueva con su concepto de Paradores

Cervecería al paso

Martes, 21 de agosto de 2018

Antares creó un nuevo formato en el que la cerveza sigue siendo protagonista, pero ahora con un servicio más simple y rápido que el de los locales tradicionales. Proponen una parada para recargar el botellón y disfrutar de unas pintas, junto a una picada con fiambres y embutidos cortados en el momento.

Cuando la pasión por la cerveza se suma a la experiencia de un pionero en la cervecería artesanal como lo es Antares, siempre surgen cosas nuevas y originales. Así ocurre con el concepto de "Parador", que en el caso del ubicado en Villa Urquiza ya casi un año de vida.

Este nuevo formato sigue teniendo a la cerveza artesanal como protagonista, pero lo que cambia respecto de los locales tradicionales, es el servicio ya que en los Paradores la propuesta es al paso.

Se trata de una parada para recargar el botellón y al mismo tiempo pedirse unas pintas, que se pueden acompañar de una picada que se arma al gusto del cliente, con fiambres, conservas y embutidos. O bien las infaltables papas con Cheddar o una bondiola braseada en Honey Beer.

La fórmula es muy sencilla: la cerveza y la comida se detallan en unas enormes pizarras. El pedido se hace en la caja; luego, con el ticket en mano, se retira la cerveza por la barra y luego te acercan la comida a la mesas.

Entre las cervezas propias, la carta está compuesta por ocho clásicas y especiales: Kölsch, Scotch Ale, Porter, Honey Beer, Cream Stout, Barley Wine, India Pale Ale e Imperial Stout, y las que van rotando como la "cerveza de pizarrón": en nuestro caso se probó la Monasterio, una quad belga añejada en barricas de whisky con 14% de graduación.

Las variedades rotativas son tres: "Cerveza de Pizarrón", la "Cerveza de Estación", "Selecciones del Brewmaster" y "Cervezas en Colaboración" como Marítima y Bosquísima -creadas junto a Tato Giovanonni- que se consiguen en botella.

Además, se ofrecen "Cervezas Invitadas" de productores cerveceros amigos (Juguetes Perdidos,  por caso) y también se pueden degustar las "Cervezas de Colección", variedades históricas de Antares que antes sólo se conseguían en el Bar de la Fábrica de Mar del Plata, su ciudad de origen.

A diferencia de otros Paradores Antares, este local de la calle Díaz Colodrero, cuenta con una sección de fiambrería, nutrido con quesos, embutidos y fiambres de calidad. Además ofrecen pan de campo para acompañar la picada.

Para completar la oferta gastronómica, hay diferentes variedades de pizzas y sándwiches, como el ya mencionado de bondiola, ideal para acompañar con una Kölsch.

La compra y recarga del botellón es otra de las propuestas destacadas de los Paradores.

Los "Paradores Antares" abren todos los días y el horario es más extenso que en los locales tradicionales. La apertura es a partir de las 17 y el cierre cuando se retira el último cliente. El happy hour es válido de 18 a 19. Parador Antares Villa Urquiza queda en la calle Díaz Colodrero 2315.

Más de Bebidas
Burbujas solidarias
Bebidas

Burbujas solidarias

Con la exposición y venta de 28 estuches intervenidos por artistas argentinos, se donarán $560.000 a instituciones benéficas elegidas por los propios protagonistas. Las obras, con dos botellas de espumante firmadas por los enólogos estarán a la venta en vinotecas y a través de la página web de la bodega.

El más salvaje de los espumantes
Bebidas

El más salvaje de los espumantes

Doña Paula propone para este fin de año un espumante distinto. Un Sauvage Blanc método Charmat, único en el mercado que se elaboró con 100% de uvas Sauvignon Blanc.

Del Valle a la lata
Bebidas

Del Valle a la lata

Después de la cerveza y las gaseosas, las latas llegaron al vino y muchos pusieron el grito en el cielo. Pero ahora también se sumó la sidra a esta tendencia que pareciera no tener techo. Sidra del Valle lanzó al mercado una lata de 473 ml.