El precio de la harina por las nubes

Libres de gluten a la fuerza

Viernes, 4 de marzo de 2022

En la Argentina, cualquier excusa es válida cuando se trata de joder al prójimo (es decir todos nosotros, los consumidores, que somos rehenes de la inflación y la especulación). Y, como siempre, todo aumenta muchas veces más allá de cualquier justificación como ha ocurrido esta semana con el precio de la harina. Por culpa de la invasión rusa a Ucrania, el pan pasa a ser un alimento suntuario. Olvidate del pan, pero también de las facturas, de las empanadas, la pizza y las pastas.

Estamos en el c... del mundo, pero los efectos de la globalización no tardaron en llegar, aunque la invasión rusa a Ucrania esté desarrollándose a 13.000 kilómetros de distancia.

La Argentina es uno de los principales productores de trigo del mundo. No solo eso, porque la campaña 2021/2022 significará un récord histórico con más de 22 millones de toneladas.

El abastecimiento del mercado local exige como máximo unos 7 millones de toneladas. El resto es saldo exportable. Sin embargo, en momentos específicos del año, puede que falte trigo para abastecer la demanda local. ¿Cómo es posible? Y si no falta, lo esconden.

Factura del 23/12/2021.

El tema fue analizado el año pasado en la jornada "A todo trigo", donde se trató de encontrarle explicación a la causa de que el cereal escasee cuando apenas se consume la tercera parte de lo que se produce.

La madre del borrego no son los productores, precisamente. Ni siquiera los molinos harineros locales, que se las ven en figurillas para conseguir trigo a buen precio, porque no tienen las espaldas financieras y económicas de los exportadores, que no son más de una docena. Estas empresas, mayormente multinacionales, compran en forma adelantada el saldo exportable. Especulación pura.

Y en tanto el trigo es un commodity al fin y al cabo, los aumentos llegan según sean los vaivenes de los mercados en los que se forma precio. La invasión rusa a Ucrania elevó los valores de los commodities agrícolas.

Factura del 4/3/2022.

En el caso del trigo, los valores subieron mucho más de lo esperable, con lo cual el cimbronazo en el precio del trigo significó un aumento mayor que la inflación anual de todo el 2021 y en solo dos meses. Las facturas que acompañan esta nota, pertenecen al 23 de diciembre del año pasado y la otra, al día de hoy, 4 de marzo. La diferencia está arriba del 60% y sigue, porque se presume que en los próximos días seguirá ocurriendo lo mismo.

Con harina de trigo se hace pan y éste es un producto básico de la canasta familiar. ¿Cómo hacen las panaderías para trasladar ese aumento al público? Menos aún los restaurantes que ofrecen pastas, las pizzerías, las casas de empanadas, las fábricas de pasta, para incrementar sus precios al mismo nivel que los vaivenes de la principal materia prima.

Imposible, claro. Aumentan lo que pueden y les parece aun perdiendo plata. El consumidor, va de suyo, es el que paga finalmente los platos rotos, frente a un Estado incapaz de hacer algo para encontrar siquiera algún paliativo. 

Este año, para colmo de males, a la especulación de los exportadores se agrega la guerra irracional de Rusia contra su vecina y débil Ucrania.

Ya nos habían sacado la carne, con sus valores por las nubes que superaron largamente la inflación anual. Va a faltar yerba por las pérdidas acontecidas por los incendios en Corrientes. Y ahora, es el turno de la harina y sus subproductos.

No más asado, no más mate y tampoco hay pan en un país que es productor de todo eso y con suficiente volumen para abastecer el mercado local y exportar. Y, como el maíz también es un commodity, es probable que ni polenta haya en las próximas semanas.

Mientras tanto, nos han transformado en libres de gluten a la fuerza. Ya éramos vegetarianos obligados y pronto estaremos secando al sol la yerba de ayer. Mejor no podemos estar. 

Más de Alimentos
Harina 000 Fuerza: única y exclusiva para pizza napoletana
Alimentos

Harina 000 Fuerza: única y exclusiva para pizza napoletana

Durante el curso intensivo de esta semana de Scuola Pizzaioli, en la sede de Reconquista 479 Microcentro, se presentó la primera y única harina para pizza napoletana de Molino Campodónico.
Al asado no hay con qué darle
Alimentos

Al asado no hay con qué darle

De acuerdo a un nuevo relevamiento del Monitor de Consumo Online del IPCVA, cuando se les pregunta a los argentinos sobre el consumo de carnes para las fiestas y qué cortes no pueden faltar a fin de año, el asado sigue al tope de las preferencias. El inoxidable vitel toné aparece en segundo lugar entre las preferencias y, luego, comparten el tercer lugar con la misma cantidad de respuestas el matambre relleno y el lechón. El quinto lugar lo ocupa el pollo y el sexto el pollo relleno.
Un equilibrio alimentario refuerza el rol de la carne
Alimentos

Un equilibrio alimentario refuerza el rol de la carne

A pesar del crecimiento de nuevas tendencias de consumo, la carne vacuna argentina puede explotar las bondades e ideales que la mayoría de los argentinos tienen sobre este alimento emblemático y que son ratificadas por distintos estudios y encuestas.