Maiky, parrilla para laburantes

Hay humo en tu plato

Jueves, 7 de octubre de 2021

Maiky es el sobrenombre de Andrés Mazer, propietario de la parrilla del mismo nombre, que volvió a Palermo después de la cruel pandemia que destrozó al sector gastronómico. Ahora Maiky llegó renovado, con la mitad del espacio que tenía antes del COVID, pero siempre con la propuesta de los ahumados que aparecen en la carne, los embutidos y hasta en los cócteles.

Maiky - Dirección: Gorriti 5806, Buenos Aires. Horarios: martes a sábados de 12 a 24, domingos y lunes de 12 a 16. Teléfono: 011 4773 1506. Correo: reservas@maiky.com.ar / Instagram: www.instagram.com/maikyparrilla

Tipo de Cocina: Parrilla

Barrio: Palermo Hollywood

Precio: $$$

Dicen que lo bueno viene en frasco chico. Y si nos atenemos a esta frase, a Maiky le ha venido muy bien el cambio, ya que redujo su espacio. Eran 160 metros cuadrados y un patio en el que funcionó en su momento el Restaurante La Molina.

En tanto el local de la esquina permanece cerrado (hay propietarios que quieren cobrar alquileres como si en el mundo no pasara nada), Maiky se instaló en el otro sector de al lado,  ahora ocupando espacios más pequeños pero que cobran una nueva y pintoresca fisonomía a la vista de los clientes.

Por ejemplo, el nuevo diseño propone un patio al frente, una terraza a cielo abierto y el salón principal. Y el ingreso ahora es por la calle Gorriti. 

Actualmente, la parrilla está a la vista en la parte de atrás del salón, en tanto que la barra se ubica a la izquierda ingresando al local. 

Todo, como se ve, está claramente a la vista de los comensales. Buena señal.

Ya en cuanto a la propuesta gastronómica se refiere, alguna vez definimos a Maiky como una "parrilla de laburantes". 

Esto es así porque en el panorama de la gastronomía porteña, hay parrillas ultrapremium solo accesibles únicamente para un sector opulento de la población, o bien parrillitas de barrio, a veces simpáticas, otras no tanto, donde en lugar de asado te dan falda. 

Pero afortunadamente hay una "clase media" en la que sus dueños, que por lo general son también cocineros o al menos parrilleros, le buscan la vuelta para que su producto ofrezca un diferencial sin que esto los obligue a subir los precios más allá de lo razonable y lógico. 

Ejemplos de este tipo de restaurantes de carnes son La Carnicería y Corte Comedor

Y en esa línea se inscribe este Maiky que va por el lado del humo, que por lo que recordamos ya estaba presente en la etapa anterior del restaurante, pero que sumó también a los embutidos y otras preparaciones que, por aquel entonces, el chef estaba aun en proceso de experimentación. 

La casa cuenta con un horno especial donde se ahúman las piezas a baja temperatura, a partir de astillas de árboles frutales de menor a mayor intensidad.

"La de manzano es la más sutil con aromas y sabores poco invasivos, la de olivo es el punto medio con un sabor liviano que da equilibrio y la de nogal es la más intensa, recomendada para cerdo, chorizos y cordero", aclara Maiky. Esta variedad de ahumados, según la madera que se utilice, no es frecuente encontrarla en otros lugares, excepto por ejemplo en Nuestro Secreto, la parrilla del Four Seasons

En la carta, los ahumados se marcan con un símbolo especial y abarcan entradas, sándwiches, carnes y pescados. Y también, como se dijo, los cócteles como el Nagroni y el Boulevardier, que es como un Negroni, pero con Jack Daniel's en lugar de gin.

Otro ejemplo a probar son las empanadas de cordero, cuyo relleno está ahumado con astillas de nogal. Fritas y jugosas.

Como somos amantes de las achuras pedimos la tabla, que incluye el susodicho chorizo, mollejas, riñones y morcilla. Y, por sugerencia de la amable camarera, se pidió el ojo de bife de 350 gramos, ahumado en astillas de olivo cuya guarnición fueron una crocantes papas fritas.

Pero la cosecha de ahumados no se detiene aquí. También proponen ribs que se ahúman en nogal y salen con salsa barbacoa y papas fritas. Si hasta hay una hamburguesa ahumada en astillas de manzano, hecha a la parrilla, que se sirve en pan casero y acompañada de papas fritas.

Más exótico es el wrap de pulled pork ahumado con astillas de nogal, cebolla morada y salsa barbacoa, también con papas fritas.

Las parrilladas son una buena opción para mesas con varios comensales. La "Campera" sale con chorizo, asado, bife de chorizo, matambre y vegetales asados, acompañada de papas fritas a caballo; y la parrillada "De Cerdo" con salchicha parrillera, costillita, bondiola y matambre, con batatas fritas.

Las brasas son all inclusive, ya que ahí mismo preparan la tortilla de papas, la torre de vegetales (berenjenas, zucchini, cebolla caramelizada, tomate y mozzarella con aceite de albahaca), y los bohios de verdura.

En la sección "Entre Panes", se ofrecen hamburguesas y sándwiches que salen también de la parrilla, servidos en pan de elaboración propia y acompañados con papas fritas.

Para finalizar, la sección de postres va por el camino de lo tradicional porteño: flan casero con dulce de leche; tiramisú; panqueque de dulce de leche; crumble de manzana, brownies y chocotorta.

Lo interesante de todo esto son los precios: chori $ 300; empanada $ 150; medio kilo de asado a $ 1.200; ojo de bife como el que comimos $ 1.300; matambrito de cerdo $ 1.000; parrillada de cerdo $ 2.700. Precios de octubre de 2021.

Lo dicho arriba: una parrilla de laburantes para laburantes. Sin lujos ni excentricidades, que ni falta que hacen para el público al que está dirigido Maiky. 

Más de Restaurantes
La Catedral del Pisco: un monumento a la cocina criolla
Restaurantes

La Catedral del Pisco: un monumento a la cocina criolla

La popular cantina peruana del Abasto se renueva, para darle un toque de calidad a su propuesta. José Castro Mendivil, reconocido chef peruano a quien conocemos desde la apertura de Osaka, allá por el año 2005, metió mano en la carta incorporando platos y sacando otros, para optimizar los recursos siguiendo los gustos de la numerosa clientela del lugar.
Mal hablados
Restaurantes

Mal hablados

Parolaccia, en la lengua del Dante, significa "palabrota". Y es el nombre elegido por sus creadores, para identificar a una cadena de restaurantes que se convirtió en la más exitosa del país por la cantidad de locales abiertos y de cubiertos vendidos. Nos tocó en suerte almorzar hace algunos días en La Parolaccia Recoleta, que es la última que abrió sus puertas previo a la cuarentena.
Asu Mare te sorprende
Restaurantes

Asu Mare te sorprende

Dangelo de la Cruz, a quien conocimos hace tiempo en La Causa Nikkei, abrió su propio local en Barrio Norte, casi Once, una barra cevichera que es toda una novedad en Buenos Aires. Cocina sencilla, rápida, sabrosa, a precio muy conveniente. De ahí que la caiga como anillo al dedo el nombre elegido por el chef: Asu Mare, una exclamación que demuestra agradable sorpresa.