Una barra cevichera en Buenos Aires

Asu Mare te sorprende

Viernes, 10 de septiembre de 2021

Dangelo de la Cruz, a quien conocimos hace tiempo en La Causa Nikkei, abrió su propio local en Barrio Norte, casi Once, una barra cevichera que es toda una novedad en Buenos Aires. Cocina sencilla, rápida, sabrosa, a precio muy conveniente. De ahí que la caiga como anillo al dedo el nombre elegido por el chef: Asu Mare, una exclamación que demuestra agradable sorpresa.

Asu Mare Barra Cevichera - Avenida Pueyrredón 679 Buenos Aires. Teléfono: 11 5486 3264. Abierto martes a sábados de 12 a 22; domingos de 12 a 20. Principales tarjetas.

Tipo de Cocina: Peruana

Barrio: Norte

Precio: $$$

La barra cevichera es una modalidad muy común en las ciudades peruanas, donde al plato bandera del país lo preparan con pescado y lo sirven solo hasta media tarde. Un ejemplo es la Barra Chalaca, uno de los conceptos que maneja el Grupo Acurio.

Aquí entre nosotros, la barra cevichera estaba prácticamente ausente, por lo que la apertura de Asu Mare es toda una novedad. Su ubicación es cercana a un barrio en el que podemos decir que nació la culinaria peruana en la ciudad: el Abasto. No obstante, en este caso todavía estamos dentro de los límites de Barrio Norte, en una pequeña propiedad donde antes ofrecían shawarma. 

Un abrebocas: papas a la Huancaína.

El local es angosto y consta de mesas en el exterior al aire libre pero bajo techo. A continuación, hay algunas mesas para dos o cuatro comensales dentro ya del salón, hasta que llegamos a la barra cevichera propiamente dicha.

Ahí vemos trabajar al chef Dangelo de la Cruz, quien luego de dejar el grupo gastronómico Sushi Pop- La Causa Nikkei-, pasó a ser parte del grupo de audaces que decidió abrir sus propios emprendimientos en tiempos de pandemia.

En Asu Mare, comparte tareas con su esposa venezolana. Al fondo del local, observamos a su madre preparando la papa para las causas limeñas. 

El nombre del local alude a una exclamación muy usada en el Perú, que significa sorpresa. Algo así como "Oh", "Guau" y el más moderno neologismo "Wow".

De más está decir que el ceviche es amo y señor de la casa. Lo prepara Dangelo con pescado muy fresco, en el momento, como debe ser. Los hay en varias versiones: clásico de pesca blanca con leche de tigre, acompañado de batata, lechuga y maíz cancha; de mariscos en leche de tigre; mixto; clásico con el agregado de crema de rocoto, y la "cevicausa", en la que el ceviche corona una causa rellana de palta y crema de rocoto. 

También puede pedirse leche de tigre. El picor te lo incorporan al gusto del cliente, aunque un cartel pintado sobre la pared indica que "estar sin ti, es como un ceviche sin ají".

Otras opciones de la carta, son los platos calientes: arroz con mariscos; chaufa de mariscos; parihuela; chicharrón de calamar, mixto, de langostinos, o de pescado; asopado de mariscos, y chupe de langostinos.

Todos los platos fríos y calientes pueden pedirse en forma de dúos o tríos marinos, a $ 1.390 y $ 2.030 respectivamente; son toda una comida en sí misma.

Al mediodía, ofrecen un menú criollo y otro marino, que incluyen entrada y platos principal a $ 490 y $ 650.

Como bien dice Anthony Vásquez, hoy a cargo de la cocina de La Mar en Miraflores, la cerveza es lo que mejor le va a este tipo de comida. Para entrar en calor antes de la comida, pedir un Chilcano, el tradicional trago hecho con pisco.

Cuentan con take away (15% de descuento) y delivery en efectivo (10% menos sobre precios de la carta). 

Asu Mare es toda una barra cevichera austera, donde comés rico, fresco y a precio muy razonable.

Cevicausa y chicharrón, dúo marino. 

Más de Restaurantes
Julia y ahora se viene Franca
Restaurantes

Julia y ahora se viene Franca

Julio Báez se define como un cocinero indie. A nosotros, que en Fondo de Olla © tratamos de evitar las palabras en inglés, si bien podríamos traducirlo como "independiente", preferimos definir al chef de Julia (abrió a mediados de 2019 su pequeño restó con el nombre de su hija), como un creativo y audaz cocinero que se enorgullece de hacer lo que quiere y que no tiene un gramo de soberbia, aunque sus 22 cubiertos estén reservados con mucha anticipación. Y también revela que le da vergüenza que publiquen eso de que siempre está lleno. Después de la maldita pandemia, volvimos para encontrarnos con un Julio distinto, de pelo teñido y un arito casi imperceptible, imagen que contrasta con la formalidad del hotel donde se formó. Pero su cocina evoluciona y aun no ocultando sus raíces francesas, nos sorprende con platos que son únicos y que responden a varios estilos y orígenes.
Arriba se vive la noche
Restaurantes

Arriba se vive la noche

El restaurante ubicado en las alturas de Alcorta Mall extendió su horario nocturno, para ofrecer también cenas en sus espacios cubierto, semicubierto y patio al aire libre. El menú diseñado por el chef Camote Langer, está compuesto por tapas (platillos según la carta), a partir de las 19 todos los días.

La Sál que viene del Norte
Restaurantes

La Sál que viene del Norte

Sál ("alma" en islandés) nació en abril de este año con una propuesta diferente para nuestro medio: una cocina nórdica con mayores estándares gastronómicos, respecto de la comida casera de esos países del Norte de Europa que ya conocíamos por estos lares, gracias al Club Danés y el Club Sueco. El chef Nicolás Díaz Martini lo hizo posible. Una propuesta superadora del estilo culinario que hoy está de moda en el mundo. Volvimos después de unos pocos meses y la evolución ha sido notable.