IPCVA: Efectos negativos del cierre parcial a las exportaciones de carne

Y tu parrilla seguirá herrumbrosa

Miércoles, 30 de junio de 2021

Lo que sigue puede parecer demasiado técnico para un sitio de gastronomía, pero lo que importa en realidad es que, más allá de las trabas para exportar carne decretadas por el gobierno de científicos, tu parrilla seguirá vacía y herrumbrosa. A este paso, la cultura del asado en familia y entre amigos, pasará lastimosamente a la historia para la mayor parte de la población.

De acuerdo a un informe del Instituto de Promoción de la Carne Vacuna Argentina (IPCVA), el nuevo decreto que restringe las ventas externas generaría un gran impacto sobre los volúmenes exportados, de entre un 30% y un 35%. Este impacto podría ser levemente menor sobre el valor de las exportaciones ya que sería lógico esperar una prioridad de las empresas en el uso del cupo disponible para aquellas operaciones de mayor valor unitario.

Además, ante las restricciones del nuevo decreto del Gobierno nacional, debe consignarse la imposibilidad de integrar el negocio exportador con la totalidad de los cortes de la res, ya que cerca de un 25% del peso canal se encuentra vedado para la exportación.

Por ejemplo, cortes como la cuadrada forman parte de la integración habitual del negocio de 14 o 18 cortes con destino Chile, mientras que la paleta es pieza clave del conjunto de cortes del Chuck and Blade, que encuentra en el mercado de Israel uno de sus destinos más rentables. 

En el bimestre julio-agosto de 2020, la faena en establecimientos habilitados para alguno de los principales destinos de exportación se ubicó alrededor de 460 mil cabezas al mes. El impacto de las restricciones a las exportaciones de algunos cortes de la res más el límite del 50% del volumen promedio certificado en el segundo semestre de 2020, tendrá un impacto negativo sobre el nivel de actividad de la industria frigorífica con inserción exportadora.

Posiblemente, su nivel de actividad se reduzca en alrededor de 100 mil cabezas mensuales durante los próximos dos meses en los cuales se encontrará vigente este esquema de restricciones.

De no ser compensado por un mayor nivel de actividad de la industria orientada al abasto del mercado interno, podrían producirse unas 25 mil toneladas equivalente carcasa menos al mes, durante los próximos dos meses, con relación a los meses de julio y agosto de 2020.

En julio y agosto de 2021 se dejarán de percibir divisas por una cifra cercana a los 100 millones de dólares mensuales.

La menor actividad del sector impactará fuertemente en todos los eslabones de la cadena productiva: frigoríficos, trabajadores, productores, transportistas, veterinarios, agrónomos, logística y todo el sector de la comercialización. Este impacto se sentirá a lo largo y ancho de todo el país, teniendo en cuenta que la ganadería es una de las actividades más federales y se realiza en todas las provincias de la Argentina.


El decreto 408/2021

El 23 de junio de 2021 se publicó el decreto que reabre parcialmente las exportaciones de carne bovina fresca, tras la suspensión por 30 días dispuesta por la resolución 75, del 20 de mayo pasado.

Se estableció reabrir el flujo de exportaciones bajo el siguiente esquema restrictivo:

-Se prohíbe a exportación de los siguientes cortes hasta el 31/12/2021: reses enteras, medias reses, cuartos delanteros y traseros con hueso, medias reses incompletas; asado con o sin hueso; falda; matambre; tapa de asado; cuadrada; paleta y vacío.

-Se establece un cupo mensual de exportación que no podrá superar el 50% del promedio total de toneladas exportadas de las partidas de carne bovina fresca o refrigerada y carne bovina congelada, durante el periodo julio - diciembre año 2020. La vigencia en principio de esta restricción será hasta el 31/8/2021. Reglamentado el 25 de junio de 2021 a través de la Resolución Conjunta 5/2021 de los Ministerios de Desarrollo Productivo y de Agricultura Ganadería y Pesca. 

-Se establece que las exportaciones que sean efectuadas dentro de los contingentes arancelarios otorgados por terceros países a la Argentina, no se encuentran alcanzadas por las restricciones derivadas del cupo mensual del 50% pero, aparentemente sí por la prohibición de exportación de determinados cortes. 

El punto 1 restringe por lo que resta del año la exportación de cuartos con hueso (unas 700 toneladas mensuales con destino China), todo el set de cortes del parrillero, la cuadrada en el cuarto trasero y la paleta en el cuarto delantero. Reses y medias reses no se exportaban. Los cortes del parrillero, asado (con tapa y falda), matambre y vacío representan el 18,8% del peso res en gancho, la cuadrada un 3% y la paleta cerca de un 2,9%. En su conjunto los cortes que han dejado de estar habilitados para la exportación representan una participación cercana al 25% de la res.

El punto 2 establece un cupo exportador equivalente al 50% de la performance exportadora del segundo semestre de 2020. En aquel período, el SENASA había certificado exportaciones, considerando las partidas arancelarias 0201 y 0202, por un volumen de 357.240 toneladas netas, por lo cual el cálculo base mensual promedio de aquel periodo resultó de 59.540 toneladas. Aplicando el cupo exportador del 50%, estarán disponibles para exportación de todos los cortes no alcanzados por la restricción 1, unas 29.770 toneladas.

El punto 3 libera de formar parte del cupo del 50% de la performance del segundo semestre del año anterior, a los contingentes arancelarios otorgados a la Argentina por terceros países. Aquí consideramos que la Argentina cuenta en el periodo julio 2021/junio 2022 con 29.500 toneladas de Cuota Hilton, una cantidad variable de cuota 481, y 20.000 toneladas por año calendario de cuota de los Estados Unidos.

Prorrateando en doce periodos iguales las cuotas de los Estados Unidos y Hilton, la Argentina cuenta con 1.667 toneladas base mensual de cuota de arancel preferencial de los Estados Unidos y 2.458 toneladas de la Cuota Hilton, de la UE. Más unas 500 toneladas de utilización, base mensual, de la cuota 481.

Sumando el cupo del 50%, más los contingentes arancelarios, el volumen teórico habilitado para acceder a los mercados externos, durante el bimestre de julio y agosto de 2021, alcanzaría las 34.395 toneladas peso producto: un 67,5% del volumen promedio exportado entre enero y mayo de 2021, que resultó de 50.870 toneladas peso producto.

Quizá pueda resultar engorroso para un consumidor común entender lo que el IPCVA expresa técnicamente, pero con absoluta precisión y conocimientos.

De resultas de todo esto, el país perderá muchos ingresos en divisas genuinas aportados por la exportación de carne. Y por supuesto, no habrá modificación alguna en el precio y futuros incrementos al consumidor final.

El gobierno repite su fracaso del 2003, cuando un presidente ignorante tomó aún una decisión más drástica: suspender las exportaciones cárnicas por 180 días.

Los precios bajaron al principio, es verdad. Pero lo bueno duró muy poco. Terminamos perdiendo mercados, salimos del top ten del ranking de exportadores (estábamos terceros), dejaron de ingresar divisas y, peor aún, el stock ganadero cayó a razón de 10 millones de cabezas. Un desastre que hoy los "genios" repiten, aunque sea en forma parcial.

Lo único que debe importarte es que te prometieron llenar la parrilla de carne, para que continúe la cultura tan argentina del asado.

"La única verdad es la realidad", decía el mentor de quienes gobiernan hoy al país, y si tomamos la frase no hay otra conclusión posible: olvídate del asado. A este paso, cuando hablemos del asado nos invadirá irremediablemente la nostalgia.

Más de Alimentos
Al gran ajo argentino, salud
Alimentos

Al gran ajo argentino, salud

Apenas dos kilos anuales per cápita no parecen ser buenos parámetros para evaluar el consumo de ajo en la Argentina. Son unos 5,5 gramos diarios. La nada misma, tratándose de un producto tan beneficioso para la salud. En Fondo de Olla ©, desde que conocimos el producto de Finca Isis, no paramos de comerlo.
Etiquetado Obligatorio de Alimentos, una ley sin ton ni son
Alimentos

Etiquetado Obligatorio de Alimentos, una ley sin ton ni son

Ocho meses después de la aprobación en el Senado del proyecto de Ley de Etiquetado Obligatorio de Alimentos, con enormes falencias en su concepción, ahora es la Cámara Baja la que está tratando esta normativa necesaria pero que exige consensos y racionalidad en lugar del levanta manos que tiene el oficialismo en el Congreso. En octubre del año pasado, Fondo de Olla © fijó su posición, que refrescamos ahora cuando estamos a poco tiempo de su implementación.
De aguantadero a huerta comunitaria
Alimentos

De aguantadero a huerta comunitaria

En el barrio "borgeano" de Buenos Aires, hay una placita que lleva el nombre de un libro de poesías que el gran escritor argentino publicó en 1925. Esta historia que vamos a contar es reciente, muy reciente, pero explica cómo "Luna de Enfrente" pasó de ser un aguantadero a transformarse en huerta comunitaria en la que los vecinos pueden participar y obtener vegetales para su propio consumo.