Geson S. A. fue la empresa que lo trajo al país

Cous cous, del Magreb a Francia y ahora a la Unesco

Sábado, 2 de enero de 2021

Junto con el arte de la relojería mecánica franco-suiza y la comida popular en Singapur, el cuscús (o couscous) ha sido declarado por la Unesco como "Bien Inmaterial del Patrimonio Cultural. ¿Cómo llegó a la Argentina?

Es un alimento en apariencia sencillo, escoltado por una tradición que empieza con el cultivo del cereal, sigue con la molienda de la que se obtiene la sémola en grano cocida al vapor, los utensilios usados en su elaboración y termina con su presentación junto a ingredientes variados (desde carnes a pescados, dulces y salados) o como guarnición con verduras cocidas o frutas frescas y pasas.

El cuscús o couscous -en suma- es el preparado bereber por excelencia, que hermana a los países del Magreb y cuya gran historia ahora es reivindicada por la Unesco

Esta semana, el producto emblemático magrebí fue inscrito en la Lista Representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Unesco durante la 15ª sesión del Comité Intergubernamental para la Salvaguardia del Patrimonio Cultural Inmaterial de la institución de las Naciones Unidas

La candidatura fue impulsada por Marruecos, Túnez, Mauritania y Argelia allá por marzo de 2019. Finalmente, la Unesco tomó la decisión después de varios meses de trabajo realizado por los expertos de los cuatro países.

El expediente se titula "Saberes, saber hacer y prácticas relacionadas con la producción del cuscús", y figuraba entre otras 40 candidaturas sometidas al Comité para decidir su inscripción en el listado de 2020.

El cuscús -una pasta suave, suelta y aromática- ya es parte de las propuestas de restaurantes de todo el mundo con los más altos estándares de calidad, que entró en Francia a través de los inmigrantes africanos y fue prácticamente adoptado por la nouvelle cousine.

Antes de engordar el menú de la alta cocina internacional, el producto presentó pequeñas batallas que le permitieron insertarse en sociedades donde era poco o nada conocido.

En la Argentina entró en los años ‘90 a través de Jorge Agostinelli, fundador de la empresa Geson S.A. Sus hijos, que continúan importando delicias gourmet de todo el mundo con la marca San Giorgio, cuentan que las pocas tiendas de delicatesen de la época eran reacias a incorporar el cuscús "porque, salvo los que solían viajar a Europa, nadie lo conocía".

Entonces, prosiguen, Jorge "hizo un trabajo hormiga con sus amigos chefs, regalándoles paquetes de couscus Ferrero -primera marca hasta hoy- para que los comensales pudieran degustar y de paso contar sus experiencias".

El producto gustó, fue incorporado en restaurantes y esa información "sirvió para ir logrando su incorporación".

Al día de la fecha, seis marcas se disputan en la Argentina el favoritismo por el cuscús, un tesoro culinario aún considerado "extravagante" pese a su enorme difusión mundial. 

RECETAS

Tabule con queso de cabra y yogur

https://sangiorgioar.com/tabule-con-queso-de-cabra-y-yogurt

Pollo al curry con couscous

https://sangiorgioar.com/pollo-al-curry-con-couscous

Couscous con yogur y manzanas

https://sangiorgioar.com/cous-cous-con-yogur-y-manzanas

Couscous con pescado en salsa

https://sangiorgioar.com/couscous-con-pescado-en-salsa

Couscous Ferrero. Harina de sémola de trigo duro. El más delicioso sustituto de las guarniciones clásicas. Ideal para preparar con pimentón ahumado, jengibre, azafrán, comino o mostaza de Dijon (500 gramos, Francia)

Couscous Ferrero Express. Fruto de una refinada selección de trigos duros y un proceso que preserva las cualidades del grano, su alta calidad lo hace fácil de esparcir y su empaque en sobres permite una rápida cocción: está listo en solo 1 minuto (500 gramos, Francia).                                                                                                                                                                                                                                                              FUENTE: Geson S.A.             

Más de Alimentos
Al gran ajo argentino, salud
Alimentos

Al gran ajo argentino, salud

Apenas dos kilos anuales per cápita no parecen ser buenos parámetros para evaluar el consumo de ajo en la Argentina. Son unos 5,5 gramos diarios. La nada misma, tratándose de un producto tan beneficioso para la salud. En Fondo de Olla ©, desde que conocimos el producto de Finca Isis, no paramos de comerlo.
Etiquetado Obligatorio de Alimentos, una ley sin ton ni son
Alimentos

Etiquetado Obligatorio de Alimentos, una ley sin ton ni son

Ocho meses después de la aprobación en el Senado del proyecto de Ley de Etiquetado Obligatorio de Alimentos, con enormes falencias en su concepción, ahora es la Cámara Baja la que está tratando esta normativa necesaria pero que exige consensos y racionalidad en lugar del levanta manos que tiene el oficialismo en el Congreso. En octubre del año pasado, Fondo de Olla © fijó su posición, que refrescamos ahora cuando estamos a poco tiempo de su implementación.
De aguantadero a huerta comunitaria
Alimentos

De aguantadero a huerta comunitaria

En el barrio "borgeano" de Buenos Aires, hay una placita que lleva el nombre de un libro de poesías que el gran escritor argentino publicó en 1925. Esta historia que vamos a contar es reciente, muy reciente, pero explica cómo "Luna de Enfrente" pasó de ser un aguantadero a transformarse en huerta comunitaria en la que los vecinos pueden participar y obtener vegetales para su propio consumo.