Pueblo carnívoro

2 de cada 3 se matan por un asado

Lunes, 5 de octubre de 2020

Un relevamiento del Instituto de Promoción de la Carne Vacuna Argentina resulta lapidario: dos de cada tres argentinos comen carne, mucha carne. Ni la inflación, ni el COVID-19, ni las minoritarias modas "verdes" pueden con el alimento emblema de nuestro país.

Aumentan los precios, hay inflación galopante, nos prometieron asado y nos dan polenta, apareció una pandemia, hay nuevas tendencias alimentarias, pero el pueblo argentino sigue siendo carnívoro.

El Departamento de Promoción Interna del IPCVA, a través de su Monitor Online, dio a conocer un relevamiento sobre el consumo interno de carnes por parte de la población. Y si bien el ingesta se halla hoy en torno a los 50 kilos anuales per cápita -hace 15 años atrás era de 60 kilos-, los valores siguen siendo muy altos comparados con los registros internacionales.

Lo cierto es que si hay cambios en las tendencias, como por ejemplo la transferencia de carne vacuna hacia el pollo, eso se da exclusivamente por una cuestión de precio. El argentino quiere carne y si no puede pagar por los mejores cortes, busca alternativas más baratas.

Así es que según el relevamiento del IPCVA, el 66% de los argentinos es carnívoro y consume ese producto prácticamente todos los días. El 29% se ubica dentro del rango de lo que hoy se da en llamar "flexitariano", que son los que comer carne solo de vez en cuando. Y muy atrás quedan los vegetarianos (3%) y los mediáticos veganos con un mísero 2%. Asimismo, se observa dentro de estas dos últimas categorías que son mayoría las personas jóvenes y específicamente, las mujeres.

Estos relevamientos son frecuentes en el Instituto, que cada dos meses hace una radiografía del consumo de carne en el país. Lo que se describe en este último estudio, es que como nunca el consumidor busca precio, dadas las dificultades económicas que padece gran parte de la población.

Esta situación lleva a que la gente busque ofertas, o que en todo caso en lugar de transferir sus gustos hacia otros alimentos, continúa eligiendo la carne vacuna aunque se trate de cortes menos costosos.

Los precios durante la cuarentena aumentaron un 5% en las carnicerías y un 13% en los súper. En estos últimos, la carne es uno de los pocos rubros que no tiene descuentos (ni los internos de las cadenas, ni de las tarjetas o cualquier otro tipo de promoción).

Apenas el 15% de los encuestados admitió haber bajado su consumo de carnes bovinas, sobre todo por una cuestión de presupuesto. Se observa, en cambio, que el 37% las reemplazó en parte por el pollo y solo el 7% por el cerdo (que tiene menor precio que la vaca).

El hecho de que se mantengan los niveles de consumo respecto del año pasado, en una situación de pandemia, de por sí resulta significativo. Lo mismo que el consumo general de carnes (vacuna, porcina, aviar, etcétera), que alcanza a los 115-120 kilos anuales por habitante, un nivel que está a la altura de los países más desarrollados.

O sea que somos un pueblo carnívoro, y 2 de cada 3 nos matamos por un asado, aun cuando no nos dejen juntarnos con la familia y los amigos, y las parrillas continúen trabajando solo a cielo abierto. 

Más de Alimentos
Pepato argentino
Alimentos

Pepato argentino

El pepato es un queso de origen siciliano, originalmente elaborado con leche de oveja, similar al sardo pero con la particularidad de que se le incorporan granos de pimienta. Cabaña Piedras Blancas ofrece una versión local, de leche de vaca, de excelente calidad.
Sin carne vacuna no existe una alimentación saludable
Alimentos

Sin carne vacuna no existe una alimentación saludable


El doctor Joaquín Tartaglione, uno de los disertantes de la doble jornada virtual organizada por el IPCVA "La Hora de los Jóvenes en la Carne Argentina", afirmó de manera tajante que la carne aporta macros y micronutrientes que no se encuentran en otros alimentos.
Alcauciles en conserva
Alimentos

Alcauciles en conserva

"El proceso de conservas esterilizadas es el más seguro del mundo, es el único que garantiza un producto de calidad, libre de aditivos y conservantes, 100% natural", dice Diego Gera. Lo que comenzó siendo algo casero y para consumo personal, se transformó en Abra Conservas, con los alcauciles como novedad de temporada en tres versiones.