Cabaña Piedras Blanca te lo manda

No te quedes sin queso

Viernes, 24 de abril de 2020

Si vivís en CABA los envíos son gratis. Solo tenés que buscar Cabaña Piedras Blancas en la tienda de la empresa en la web, o en la app de PedidosYa y te llevan a tu casa los mejores quesos de estilo francés.

Sigue la cuarentena y ya estamos medio podridos de hacer cola en la calle, cola en la caja, los súper se han transformado en una pesadilla. Y de paso no corrés riesgos de contagio innecesarios.

Si te gustan los quesos de estilo francés, en la Argentina lo mejor que podés hacer es mirar hacia el lado de Cabaña Piedras Blancas, que ha instrumentado la manera en que puedas proveerte de sus productos.

Ya sabés, ingresá en tienda.piedrasblancas.com.ar y ahí elegís tu combo, o bien los quesos que más te gusten en forma individual.

Los pagos pueden hacerse a través de las principales tarjetas o en Mercado Pago.

Combo 1: vale $ 1.500 e incluye mini brie + ligne noir + petit blackambert + petit cube.

Combo 2: por $ 2.000 te llevás mini brie + lusignan natural + chevrotín + petit blackambert + vacheroleau.

Combo 3: cuesta $ 2.500 y trae mini brie + feta + crottin + provoleta de cabra + petit cube.

Combo 4: por $ 3.000 tenés minibrie + lusignan natural + chevrotin + crottin + pecorino + petit blackambert + ligne noir.

También hay un combo 5 con quesos bajos en lactosa. Y otros productos como dulce de leche de cabra ($ 400).

Más de Alimentos
Salame vegetariano no existís
Alimentos

Salame vegetariano no existís

En Palma de Mallorca, un juzgado determinó que es una "contradicción definir como salame a un producto que es vegetariano y que carece de carne".

Del mercado a tu casa
Alimentos

Del mercado a tu casa

La Tienda Buenos Aires Market te lleva a domicilio una selección de productos gourmet para pasar la cuarentena más placenteramente. Elegí en: www.tienda.buenosairesmarket.com

Chipa de Avellaneda
Alimentos

Chipa de Avellaneda

Belén Quiroga tenía la valija preparada para comenzar una aventura gastronómica de dos años en Asia. Pero primero quedó varada en Lima y luego se sumó a la cuarentena en Buenos Aires. Sin trabajo porque ya había renunciado, desarrolló una idea que comenzó a dar más frutos de lo esperado: Chipa Avellaneda.