LA DIETA DE LOS QUE TIENEN LA PANZA LLENA

Desenmascarando al veganismo

Lunes, 20 de enero de 2020

El diario británico The Telegraph publicó una nota basada en la opinión de expertos de la Universidad de Edimburgo, quienes señalan que la carne es crucial para alimentar a la población del planeta. Y aseguran que volverse vegano no es más ecológico. Lo cierto es que las nuevas modas del vegetarianismo y el veganismo, son adoptadas únicamente por quienes no tienen problemas de alimentación.

Expertos de la Universidad de Edimburgo y el Colegio Rural de Escocia dijeron que los agricultores se sienten cada vez más demonizados por las afirmaciones (sin apoyo científico) de quienes señalan que la carne es "malvada". Hablando en un panel en el centro de Londres, argumentaron que la carne es un alimento fundamental para la salud física y mental de los niños, particularmente en los países en desarrollo, y dijeron que alejarse de la ganadería no mejoraría el uso de la tierra.

El profesor Geoff Simm, director de la Academia Global de Agricultura y Seguridad Alimentaria de la Universidad de Edimburgo , dijo: "creo que los ganaderos sienten que están siendo demonizados". Y afirmó asimismo, que "a menudo se argumenta que hacerse vegano minimizaría el uso de la tierra, y los estudios de modelación que se han realizado demuestran que ese no es el caso". 

Afirmó el experto que "la carne tiene enormes beneficios sociales porque es una fuente importante de proteínas dietéticas, energía, micronutrientes altamente biodisponibles, e inclusive pequeñas cantidades de alimentos de origen animal, tienen un efecto realmente importante en el desarrollo de los niños, en su desarrollo cognitivo y físico".

Mike Coffey, del Colegio Rural de Escocia , aseguró que "es completamente innecesario volverse vegano: si todo el mundo fuera vegano, sería devastador para el medio ambiente porque los animales criados para la alimentación ayudan a impulsar la biodiversidad".

Actualmente, los investigadores están intentando criar ganado en forma más amigable con el medio ambiente, a partir de que los animales crezcan más rápido y coman menos, lo que podría reducir aún más la huella de carbono del sector al reducir la cantidad de metano liberado por las vacas". Esto también podría llevar a los compradores en los próximos años a verificar la etiqueta de sus alimentos para descubrir el impacto ambiental que ha tenido.

El profesor Coffey dijo que la diferencia en las emisiones de metano del mejor y el peor ganado era de aproximadamente el 30% y que si todos los granjeros del Reino Unido usaran los animales más eficientes, esto podría reducir las emisiones de carbono en casi un tercio.

La profesora Andrea Wilson, también de la Universidad de Edimburgo, dijo por su lado que se necesita más investigación sobre el impacto del veganismo. Y agregó: "sabemos mucho sobre el sector ganadero porque la gente lo conoce desde hace siglos, pero de hecho conocemos muy poco sobre el sector vegano". Concluyó diciendo que "el peligro es que demonizamos a uno y pasamos demasiado rápido al otro".

Lo cierto es que más allá de estos aspectos científicos, los que adhieren a las prácticas vegetarianas y veganas (estos últimos de manera más radical) suelen argumentar sus decisiones en el respeto por los animales".

Sin embargo, en la naturaleza unas especies se comen a otras, de manera que así se sostiene el equilibrio y la biodiversidad. Los fanáticos veganos no entienden razones, tampoco explican qué quieren hacer por ejemplo, con las vacas. ¿Querrán liberarlas en el campo y que el ganado vuelva a ser cimarrón? No se nos ocurre que los vacunos se transformen en mascotas cual perros y gatos.

Según The Telegraph, en Gran Bretaña cerca de medio millón de personas sigue una dieta vegana y entre éstos, las mujeres doblan a los hombres en cantidad. Además, el 42% de los veganos se encuentran en una franja etaria que va de los 15 a los 34 años. Solo un 14% tiene más de 65 años de edad. Y el 88% de los veganos vive en áreas urbanas contra un 12% que habita en zonas rurales.

Podríamos agregar nosotros que los que siguen una dieta vegana provienen de clases sociales donde no existen los problemas de alimentación. A ningún hambriento se le ocurriría rechazar un trozo de carne cuando están desnutridos.

La "panza llena" lleva a estas excentricidades. Hoy ser vegano está de moda, queda chic, suena a ecologismo (aunque mal entendido). Pues bien, que cada uno haga lo que quiera, pero el ser humano se desarrolló gracias a ser carnívoro. Y la ciencia lo ha demostrado con argumentos irrefutables. Lo que no se puede tolerar es que por un fanatismo exacerbado se mal alimente a los niños. Eso es lo mismo que no vacunarlos. Si hasta algunos pretenden que sus perros se vuelvan vegetarianos. 

Más de Alimentos
La Cabrera solidaria
Alimentos

La Cabrera solidaria

Los restaurantes de la marca ubicados en distintas ciudades latinoamericanas, abren sus cocinas para ayudar a los compatriotas que no pueden regresar a sus países de origen.
El campo nunca deja de producir
Alimentos

El campo nunca deja de producir

En tiempos de cuarentena, hay que cumplir las normas para proteger nuestra salud y la de los demás. Pero en la cadena de producción hay que seguir adelante. No hacer nada, es esperar que te salve un milagro.

Detrás de cada queso, una historia
Alimentos

Detrás de cada queso, una historia

En 2007, dejaron Neuquén para cambiar de aires (y de vida). Del proyecto original de cultivar orégano, pasaron por casualidad a elaborar quesos de cabra. Hoy la marca "La Colorada" es un emblema de Traslasierra, otro ejemplo de los sabores chuncanos.