Le Lac, un remanso gastronómico en La Reserva

Lago Escondido

Martes, 2 de julio de 2019

Los restaurantes de hoteles suelen ser lugares a veces "ocultos", a veces enigmáticos. Más aún si no están en la ciudad sino en el campo. Y Le Lac es un claro ejemplo. La magia de Diego Irato comienza en la ecohuerta y termina en el plato. Misterios que develamos en esta nota.

Le Lac - Ruta Panamericana Km 61 - Teléfono: 03489 435 850. Abierto viernes y sábado por la noche. Consular vísperas de feriados. Principales tarjetas.

Tipo de Cocina: De Autor Lugar: Partido de Campana

Precio: $$$$$

Le Lac es sui generis por donde se lo mire. Importa la cocina, claro. Pero lo interesante es conocer cómo se llega a semejante festival de aromas y sabores. Por varias razones, vale la pena visitar este remanso lacustre, ubicado dentro del Sofitel La Reserva Cardales.

Si bien el chef Diego Irato, de amplia trayectoria en los hoteles de la cadena Accor, tiene a su cargo toda la gastronomía de este complejo, es en Le Lac donde se luce con su cocina de alto vuelo sólo dos veces a la semana.

Pulpo con alubias

¿Por qué hablamos de que es un restaurante distinto? Hay muchas razones que resultan imprescindibles de conocer. No en el orden que utilizamos necesariamente, pero todas determinantes.

EL ENTORNO: ubicado en instalaciones del hotel, el restaurante alude al lago artificial que se observa más allá de la amplia piscina descubierta. Un lugar mágico que despierta los sentidos y nos prepara a la bacanal que sigue.

DÍAS DE ATENCIÓN: Le Lac solo abre sus puertas los viernes y sábados por la noche. Quizás alguna vez en vísperas de feriados, lo que siempre conviene averiguar de antemano. De hecho aquí las reservas son obligatorias.

LA ECOHUERTA: el hotel cuenta con una ecohuerta que provee al restaurante la gran mayoría de los vegetales que el chef utiliza en sus recetas. El cultivo es orgánico y además han instalado invernáculos para que ciertos productos crezcan en condiciones óptimas de temperatura. Un lujo que pocos pueden darse.

EL CHEF: Diego Irato fue pastelero en el Sofitel Arroyo. Maneja con igual talento ambos aspectos de una comida, lo dulce y lo salado. No todos pueden hacer ambas cosas con el mismo resultado positivo.

ESTILO: pese a ser un restaurante de Alta Cocina, Le Lac no tiene menú degustación. Uno pide a la carta y por ende, las porciones son mucho más copiosas que lo que suelen servirnos en ese tipo de restaurantes.

IDENTIDAD: el chef ha encontrado una identidad manifiesta en sus preparaciones. Del estilo francés (propio de la cadena hotelera) a la materia prima local, lo que hace de su cocina una rara avis que combina perfectamente producto y elaboración.

PÚBLICO: estamos en presencia de un ámbito absolutamente romántico, ya que no se aceptan menores y las mesas son ocupadas mayoritariamente por parejas. Una generalidad repetida en todas nuestras visitas.

HAY EQUIPO: las tres patas de la gastronomía (cocina, ambientación, servicio) aquí funcionan en forma aceitada y consolidan el todo.

BEBÉS Y NO MANEJÁS: al ser parte del hotel, quien beba alcohol, no quiera conducir de noche o simplemente esté cansado, tiene la alternativa de quedarse a dormir.

"Blend" de hongos con yema de huevo.

Frente a este panorama, podemos asegurar que para Fondo de Olla ©, Le Lac está en cualquier top five de restaurantes argentinos, sea cual fuere el rubro que se quiera elegir. Solo que los jurados lumbreras y muchos colegas periodistas no lo han descubierto aún.

Esta visita nos permitió degustar algunos de los platos de la nueva carta invernal. Los platos están descriptos únicamente con la mención de los insumos principales que se utilizaron en su preparación. Bien al estilo Alta Cocina.

Comenzamos con "Pulpo", un tentáculo tiernísimo de pulpo grillado, con legumbres y bisqué de langostinos.

El "Tiradito", como todos los platos de la carta, tiene la propia interpretación del chef. En este caso no son láminas sino generosos trozos de atún rojo, con leche de tigre, pimientos, cebolla colorada y echalotes fritos. Casi un cebiche.

"Hongos" es un "blend" de hongos con jugo de cocción de carne. Se acompaña con yema de huevo cocida a 65 grados.

Codillo de cerdo con kimchi.

Como plato fuerte llegó el "Codillo", una masa philo crocante con su interior relleno de codillo de cerdo, que sale con kimchi de 30 días de fermento, zanahoria fermentada 15 días, piel de naranja y pimienta de Jamaica.

Como quedó dicho, los postres son el origen de la carrera gastronómica de Irato. Pasamos de lo salado a un poco dulce, tal como resultó el primero de los postres probados: "Helado de naranja amarga", que se sirve con crumble salado.

"Panqueque" en la versión Irato es una versión del clásico argentino que evita cualquier empalago, gracias a la manzana verde pocheada que se mezcla en el interior de la masa con dulce de leche. Va además con helado de dulce de leche casero. El postre llega a la mesa en una campana que al abrirla, nos invade de un agradable ahumado.

Helado de pomelo y crumble salado. 

Obviamente que dejamos mucho camino por recorrer. Otras opciones son pato con babaganoush; mejillones y coco; carrillera; arroz salvaje, Morbier y vegetales; merluza negra, batata y cúrcuma.

Rumbo a las mesas observábamos que uno de los platos más pedidos era el asado braseado 12 horas a 70 grados, y croqueta de papa con interior de queso ahumado, más fondo de carne.

Y otros postres: cacao, chocolate y fernet; remolacha, brie y vainilla; sal, pomelo y chantilly; ananás, arroz, leche y cítricos.

Junto al lago escondido de la Reserva, Le Lac es remanso que despierta pasiones. Vale todo lo que cuesta y mucho más. 

Panqueques de dulce de leche y manzana, con helado de dulce de leche casero.

Más de Restaurantes
La Cabrera Norte
Restaurantes

La Cabrera Norte

A esta altura la expansión de La Cabrera parece no tener límites. A sus numerosas franquicias afuera, se sumó recientemente un local en el interior del país. Fondo de Olla © visitó San Salvador de Jujuy, donde la carne proviene del NOA y está realmente muy buena.
L'adesso sempre avanti
Restaurantes

L'adesso sempre avanti

La vera cucina italiana merece respeto. No hay que traicionar las recetas de la nonna ni deconstruir (o destruir) el Parmigiano Reggiano como hace Massimo Bottura para llamar la atención. El chef Leo Fumarola lleva adelante en L'adesso una renovación de la culinaria de su tierra, aportando modernidad sin que los platos pierdan su verdadera esencia.

Negresco, paseando por el Mediterráneo
Restaurantes

Negresco, paseando por el Mediterráneo

Dentro de las instalaciones del edificio con vista a la Plaza Rodríguez Peña, en la que sobresale al fondo el Palacio Sarmiento, más conocido como Pizzurno, funcionan el restó y el bar Negresco. Pertenece al Hotel Palladio, del Grupo Accor que está por cumplir su primer año de vida.