La última excentricidad de René Redzepi

Lo mandó al bachero

Miércoles, 26 de junio de 2019

El chef danés René Redzepi, cuyo Restaurante Noma 2.0 fue designado número 2 en los 50 Best Restaurants, no tuvo mejor idea que enviar a su bachero a la premiación mundial de esta lista en Singapur.

Ayer en Singapur se conoció la lista 2019 de los 50 Best Restaurants, donde ya no están los ganadores anteriores: El Celler de Can Roca, Osteria Francescana, Eleven Madison Park y Noma.

Ocurre que Noma 2.0 es otro restaurante y por ende, no quedó fuera de concurso. Y es más, lo ubicaron segundo, detrás de Mirazur, cuyo chef es el argentino Mauro Colagreco, que hace pocas semanas también había recibido su tercera Estrella Michelin.

Mientras aquí en nuestro país se le da extrema importancia a este ránking plagado de irregularidades y mugre, otros se han convencido de su relativa significación. En Latinoamérica, venimos observando que chefs del calibre de Gastón Acurio y Alex Atala han pegado el faltazo a las premiaciones regionales, en el orden mundial comenzó a suceder lo mismo.

René Redzepi, el danés que ya fue número uno con el Noma original, fue elegido en el segundo lugar por Noma 2.0, su nueva creación. La última excentricidad es haber enviado a Singapur a su bachero, Alí Songko, que antes fue granjero en Gambia, pescador y carnicero en Dinamarca, y ahora también socio de Noma 2.0, lo cual tiene una historia muy curiosa detrás.

Alí nació en Gabón y hace 34 años (cuando tenía 28 de edad) emigró a Dinamarca detrás de una danesa de la que se enamoró cuando ella hacía turismo en África. Hoy tiene 12 hijos.

Al poco tiempo, consiguió trabajó en Noma como lavaplatos. Nada menos que 14 años fue el bachero de Redzepi, unos de los reconocidos discípulos del gran Ferrán Adriá. Sonko dice que nada le gusta más que lavar los platos.

Pero la historia no termina acá. Ocurre que René decidió hace poco ascender a Alí, asociándolo a su nuevo restaurante de Copenhague. Dice que le recuerda a su padre, un albanés de religión musulmana que emigró a Dinamarca escapando de su país, para ser también bachero. El nombre del padre del chef precisamente es Alí, el mismo que su exempleado y ahora socio.

Redzepi está en estas horas en México, donde planea abrir un nuevo establecimiento gastronómico. Y obviamente no fue a Singapur, seguramente porque hace mucho calor.

La lista pueden encontrarla los lectores googleando por ahí. No vale la pena perder el tiempo y reproducirla acá. Lo que podemos agregar es que Mauro Colagreco se ha llevado una nueva alegría después de que Mirazur ganara su tercera estrella Michelin. Todo un mérito, sin dudas.

Fuera de eso, los 50 Best Restaurants son apenas una lista llena de mugre. Nadie es el mejor chef del mundo, ni su restaurante (ni ningún otro) el mejor del universo. De solo pensar que Bras no figura, tenemos la pauta de lo poco serio que son. Y en el orden local, bueno, ya hemos comentado muchas veces lo sucio que es todo.

Felicitamos igualmente a Colagreco, un chef exitoso por donde se lo mire. Pero no vamos a sumarnos desde Fondo de Olla © a la pléyade de patrioteros que estamos encontrando por estas horas. Y de chupamedias. Ni de colegas que no saben de lo que escriben.

Más de Gastronomía
El Torito de Palermo
Gastronomía

El Torito de Palermo

Ya es inminente la apertura del nuevo restaurante que tendrá al chef Dante Liporace como socio del emprendimiento. Mediados de noviembre sería la fecha, al principio solo para eventos y apertura completa en febrero de 2020. En Mercado de Liniers la carne será protagonista.
Octubre Rosa en Cabaña Las Lilas
Gastronomía

Octubre Rosa en Cabaña Las Lilas

Cabañas Las Lilas vuelve a colaborar durante todo el mes de octubre, con la Fundación Macma para apoyar su labor en la difusión de la importancia de la detección temprana del cáncer de mama.
Iñaki López de Viñaspré, el Señor Sagardi
Gastronomía

Iñaki López de Viñaspré, el Señor Sagardi

Junto a su hermano Mikel, estos dos vascos amantes de la cocina de su tierra han armado un emporio gastronómico digno de admiración. En Buenos Aires, tenemos la fortuna de contar con un Sagardi, una verdadera embajada de la gastronomía vasca en Sudamérica.