En el otro Palermo, el menos gastronómico

Faraday, buenos platos y copas a lo Hemingway

Martes, 29 de agosto de 2017

Federico Vaintraub y Hernán Calliari tienen experiencia atrás de la barra y en servicio. Pero estaban de acuerdo en la casi nula oferta en Buenos Aires de bares con buena coctelería, rica comida para acompañar, y que no te rompan la cabeza con los precios.

Faraday- Bulnes 2022- Teléfono: 4822-1673. Abierto martes y miércoles de 19 a 01:30, jueves hasta las 2, viernes hasta las 2:30 y sábados de 20 a 2:30. Principales tarjetas.

Tipo de Cocina: Finger Foods 

Barrio: Palermo

Precio: $$

Al llegar a Faraday, un cartel que sólo anuncia "BAR" nos invita a subir un piso por escalera y encontrarnos con un amplio espacio de techos altos, balcón, luces tenues, ideales tanto para una cita como para encontrarse con un grupo de amigos. El nivel de la música es ideal para charlar. 

Hay tragos de "laboratorio" como el Herbie (gin Tankeray, tónica, lima y almíbar de eneldo, $ 140) y el Bloody Faraday (Smirnoff, Jim Bean, jalapeño verde, jugo de tomate y Talisker $ 160), y otros más clásicos como el Cynar Julep (Cynar, Gordon's, menta, jugo de pomelo, $ 130) y el Pisco Sour ($ 130).

Además, una amplísima variedad de whiskies escoceses, irlandeses, americanos y single malt. Claro, también hay cervezas entre las que destaca la chilena Kunstmann ($ 120 de medio litro), y vinos por botella o por copa.

La carta de comidas la creó Julieta Oriolo, quien además de ser esposa de Hernán es chef y dueña del Restaurante La Alacena. Una garantía.

Los gnocchi de ricota con manteca de salvia y limón ($ 150) son como una nube. La mayoría de las propuestas se ofrecen para comer con las manos y sorprenderse por sus sabores explosivos y jugados: ciruelas Presidente horneadas con panceta y mozzarella ($ 75); jalapeños rellenos de ricota, queso de cabra y chutney de tomates ($ 80), o Langosthai (con salsa de soja y pescado, cilantro, jengibre y mayo de lima, $ 150).

De martes a viernes, de 19 a 21 y los sábados de 20 a 22, hay happy hour: 2x1 en cocktails y porrón de Heineken a $ 50. El primer lunes de cada mes organizan una Gastro-night, ya que el lunes es el día libre de quienes trabajan en el rubro. 

La cocina, ese día está abierta desde las 19 hasta las 3 de la mañana, con promociones, y un DJ invitado musicaliza la noche.

Hernán y Federico crearon uno de esos lugares que son necesarios en la ciudad, que se abre camino en un barrio muy poco nocturno. Ideal para ir a ver una película independiente en un ciclo de Cinemark y después tomarse unas copas a lo Hemingway.

Más de Restaurantes
Maestro de la pizza a la parrilla
Restaurantes

Maestro de la pizza a la parrilla

La pandemia le deparó un durísimo golpe a Danilo Ferraz. Su negocio de toda la vida, Pizzería 1893, fue usurpado, aunque nos quisieron hacer ver que se trata de un negocio recuperado. Inclusive, lo despojaron de sus pertenencias en el piso de arriba. Danilo hizo borrón y cuenta nueva, siguió con sus otros emprendimientos y abrió otros (nuevas sucursales de Hell's Pizza, Pico (empanadas) y Mil y Pico, donde vuelve por los fueros: las pizzas a la parrilla.
Oleada verde
Restaurantes

Oleada verde

Diferenciándose del extremismo vegano, los restaurantes cuya cocina está basada en plantas (plant based), van ocupando cada vez más espacios en la gastronomía porteña. Ahora se trata de Oleada, el mexicano sin proteínas animales que abrió sus puertas hace pocos días en el remozado local que antes ocupara Brandon, en Palermo.


Andá a la CoChinChina
Restaurantes

Andá a la CoChinChina

Hay cuanto menos tres razones fundamentales para celebrar esta nueva apertura. La primera es que sigue habiendo audaces que se animan a emprender una nueva actividad gastronómica en momentos de pandemia. La segunda, que se agregue a la propuesta porteña un restaurante de cocina francovietnamita. La tercera, que se coloque la propuesta gastronómica al mismo nivel que la coctelería. Eso es CoChinChina.