Cuando lo bueno viene en frasco chico

Tenkuu, chiquito y rendidor

Martes, 5 de marzo de 2019

A Tenkuu lo teníamos pendiente desde hace tiempo. Pero como no hay mal que dure cien años, llegó la hora y lo visitamos. Es un pequeño sushi bar japonés, conocido en el barrio y con justa fama de muy bueno y accesible.

Tenkuu Sushi & Cocina Asiática - Cabello 3370 - Teléfonos: 4801-8042/6862. Abierto de lunes a sábados noche. Principales tarjetas.

Tipo de Cocina: Japonesa

Barrio: Palermo

Precio: $$$

Dijo alguna vez Baltasar Gracián, escritor español del Siglo de Oro, que "lo bueno si breve, dos veces bueno". O si se quiere, también puede decirse que "lo bueno viene en frasco chico".

Ambas referencias bien le caben a Tenkuu, el sushi bar japonés con ya largo recorrido en el barrio, en el Palermo menos gastronómico de todos. Salvo Diego Guerschel, el chef propietario, en Tenkuu abundan los rostros orientales. Y ésa es una buena señal si de restaurantes japoneses se trata.

La carta exhibe gran protagonismo del sushi y el sashimi, pero no hay que omitir las diferentes opciones que aparecen como ensaladas, ceviches y tiraditos, principales, wok (el alma de la cocina asiática), domburi (simplicidad de la Cocina Japonesa) y algunos postres algo "occidentalizados".

Nuestra degustación comenzó con las gyozas rellenas de cerdo (también las hay de salmón). Seis unidades, delicadas, etéreas. 

Otras opciones de entradas que deberían probarse son las spring rolls (harumaki) de carne o vegetales; yakitori; langostinos empanados, y alitas de pollo al estilo thai.

Hay seis variedades de ceviches (concesión ineludible hoy a la culinaria peruana tan asociada a lo japonés) y algunas más de tiraditos. Nos tocó en suerte un combinado de pescado blanco (mora) y de salmón rosado en salsa de maracuyá.

Para esta oportunidad, el chef eligió completar la cena con un combinado de 32 piezas de rolls tradicionales y calientes, nigiris y sashimi. Sin dudas, uno de los puntos altos de la carta y quizá lo más requerido por la clientela.

Por tanto, nos quedó pendiente probar algunos de los platos de la Cocina Japonesa, que encontramos en abundancia en la carta de Tenkuu. Denota ello que estamos ante un gran esfuerzo, como lo es ofrecer tanta variedad disponiendo de una estructura tan pequeña.

Por ejemplo, Ebi Chilli Dragon (langostinos en salsa picante con papas rústicas y arroz con sésamo); Green Fish (pesca del día dorada a la plancha, con arroz o vegetales salteados); Beef Teriyaki y Brócoli (lomo y brócoli con vegetales glaseados, salsa teriyaki y guarnición de arroz.

O del wok, opciones de yakimeshi (arroz y vegetales); yasaitame (vegetales) y yakisoba (fideos al huevo), que pueden acompañarse de variedades de "mar", langostinos, salmón, lomo, pollo y vegetales.

Y finalmente, del domburi, infaltables katsudon cerdo apanado en panko, en suave caldo con cebollas y huevos, sobre base de arroz. En este capítulo, hay también opciones de pollo y carne.

Los postres son escasos, algo usual en la culinaria asiática, en este caso había cheesecake de chocolate blanco, mousse helada de limón y jengibre, o simplemente una degustación del día.

En el rubro bebidas, hay vinos de seis bodegas de las más conocidas, cerveza (entre ellas la japonesa Asahi) y también sake. Y asimismo "jugo asiático" en lata.

Los precios son accesibles dentro de un tipo de cocina que utiliza ingredientes costosos. Como bien se dice, lo bueno viene en frasco chico y éste es uno de los ejemplos más claros. 

Más de Restaurantes
Un toro desbocado
Restaurantes

Un toro desbocado

Boca de Toro es el nuevo restaurante del Hotel Pulitzer. Su propuesta claramente se inscribe en la culinaria española moderna, con un menú diseñado por el chef Ismael Alonso. Una gran apertura para este año que recién comienza a despegar, aún en medio de la crisis económica.
Pantumaca porteña
Restaurantes

Pantumaca porteña

El Casal, restaurante de la vieja sede de los catalanes en Buenos Aires, sigue ofreciendo su cocina honesta y sencilla, surgida del mar y la montaña. Desde una clásica pantumaca a la gran fideuá, y también por qué no el cochinillo de campo, que es una licencia a otra región de la península ibérica.
La metamorfosis en Bis
Restaurantes

La metamorfosis en Bis

Metamorfosis es, según la RAE, la "transformación de algo en otra cosa". Eso ha pasado con Bis, el segundo restaurante de Gonzalo Aramburu, que de la "cocina de mercado" en Constitución, se transformó con el aporte de Julio Báez en un nuevo exponente porteño de alta cocina.