Cocina de Viñedos

El Fogón de Lagarde

Martes, 10 de abril de 2018

Mucho se viene hablando (y bien) del restaurante de la Bodega Lagarde, a cargo del chef Lucas Olcese. Dentro de la cocina de bodegas, hoy en franca expansión, Fogón aparece como una bocanada de aire fresco para la gastronomía mendocina.

Lagarde nació en 1897 en Luján de Cuyo y aún hoy conserva su casona original, reflejo de la imagen que quiere transmitir con sus vinos: armonía entre el pasado y la innovación. En esa línea, el restaurante "Fogón", inaugurado en 2015, es uno de los que más llama la atención en lo que da en llamarse "restaurantes de bodega".

Identificado como "Cocina de Viñedo" por su ubicación dentro de una de las fincas centenarias de la bodega, se trata de un espacio para 60 personas que propone un menú basado en productos de la propia huerta orgánica y de insumos de calidad. Asimismo, se utilizan varios sistemas tradicionales de cocción: chapa, rescoldo, asador, llama y hornos.

El chef Lucas Olcese crea platos de inspiración personal, pensados para acompañar los vinos de Lagarde junto a los enólogos.

La carta se renueva con la llegada de cada estación para aprovechar los mejores productos que se encuentran disponibles. Y no solo eso, porque Lagarde cuenta con un aceite de oliva extravirgen, fruto de los antiguos olivos que hay en la misma finca.

Fogón abre de lunes a sábados y feriados, sólo al mediodía, y ofrece dos opciones de experiencia gastronómica: el Menú Degustación, que incluye cinco pasos y cinco vinos, y uno de tres pasos, que contiene tres vinos. Estas propuestas cuestan $ 1.550 y $ 1.000, respectivamente (precios a abril de 2018).

El menú más grande, vigente, hasta fines de abril, incluye los siguientes pasos:

Paso I: Lagarde Viognier (texturas de tomate de nuestra huerta, helado de mascarpone y albahaca).

Paso II: Lagarde GOES PINK Rosé (langostinos del Sur a 56° con jengibre caramelizado, crema de azafrán y zucchini, sus emulsiones y aire verde).

Paso III: Lagarde Merlot (mousse de hongos frescos, focaccia de semillas y sus crocantes, y salicornia).

Paso IV: Guarda Malbec DOC (filet pampeano a las brasas, vegetales orgánicos, crema de ajo asado y sal de Malbec).

Paso V: Lagarde Espumoso Blend (sorbete de melón, yerba mate y menta. tartaleta de durazno, inglesa especiada y helado de estación).

El menú de tres pasos, en tanto, da la posibilidad al visitante de elegir una de las tres entradas y luego comer un principal y un postre. Asimismo, existen platos pensados para vegetarianos y celíacos.

"Queremos que cada visitante experimente momentos únicos y típicamente mendocino, en un clima placentero, familiar, de calidez y tranquilidad, disfrutando de platos sabrosos, que van a la perfección con nuestros vinos. Queremos que sea el tradicional almuerzo con el que crecimos con mi hermana Sofía, donde el tiempo no importa y la naturaleza es parte del entorno", explica Lucila Pescarmona, directora de ventas de la bodega.

Para disfrutar de Fogón es necesario realizar reservas anticipadas vía e-mail a turismo@lagarde.com.ar, o llamando a la bodega: (+54 261) 498-5185/0011 y (+54 261) 335-6896. También es posible hacer reservas por la página web de Lagarde (www.lagarde.com.ar).

Más de Gastronomía
Ojo con la sartén y la cacerola Essen
Gastronomía

Ojo con la sartén y la cacerola Essen

Essen presentó dos nuevos productos de su línea contemporánea Sensor: sartén y cacerola, de 24 centímetros para entre cuatro y cinco comensales. Industria Nacional con calidad premium.
Se viene la MESA de Verano
Gastronomía

Se viene la MESA de Verano

Del martes 29 de enero al domingo 3 de febrero de 2019, se cumplirá la
11ª edición de MESA de Estación (Verano 2019) con cuatro productos que serán incluidos en sus menús por los restaurantes participantes.
Por un periodismo gastronómico menos frívolo
Gastronomía

Por un periodismo gastronómico menos frívolo

Sorprende lo que pasa con La Nación Revista (LNR), que a partir de su rediseño sacó páginas vinculadas con la gastronomía, pero mantiene las soporíferas notas de Francis Mallmann. Un paso atrás que solo nos traslada hacia la frivolidad.