Sin medialunas ni café con leche

El brunch de los cinco sabores

Lunes, 22 de enero de 2018

Desde octubre del año pasado, Green Bamboo ahora abre al mediodía. Los sábados y domingos ofrece un brunch con especialidades vietnamitas, y de martes a viernes con platos de comidas callejeras.

Green Bamboo - Costa Rica 5802- Teléfono: 4775-7050. Abre lunes noche, martes a domingos mediodía y noche. Principales tarjetas.

Tipo de Cocina: Vietnamita

Barrio: Palermo Hollywood

Precio: $$$

Dice la carta de Green Bamboo que la comida vietnamita está compuesta por los cinco sabores, "sutilmente equilibrados": salado, dulce, amargo, ácido y umami, el quinto sabor tan común en la cocina asiática en general. 

Green Bamboo es precursor de la cocina vietnamita en Buenos Aires. Darío Muhafara, chef propietario del lugar, ideó la propuesta en 1999, cuando este tipo de culinaria era casi desconocida en nuestro medio. La presencia en los fuegos de Malvina Gehle, que aprendió los secretos de Vietnam a través de las recetas preparadas por mujeres de la colectividad, resulta una garantía no sólo de calidad, sino también de autenticidad. Y de trayectoria y formación, como que también trabajó con grandes profesionales como Katrine Röed y Beatriz Chomnalez.

Más allá de la carta de noche, que ya conocíamos de hace tiempo, la noticia es que desde octubre pasado, Green Bamboo abre al mediodía. Durante la semana, ofrecen comidas callejeras, como el Banh Mi, el sándwich típico de la ciudad de Hanoi, que tiene la particularidad de estar hecho tradicionalmente con un baguetín influido por la época en que Vietnam fue colonia francesa. O el Bo Bun, clásico "one meal dish" de mercado callejero, ideal para el mediodía por ser liviano y completo con vegetales, fideos de arroz y proteína a elección.

Esta propuesta es válida de martes a viernes hábiles. A $ 100 un solo paso, $ 210 dos pasos y $ 230 los tres, para hacerla completita. La bebida son $ 50 adicionales. Los precios corresponden a enero de 2018.

Los fines de semana, proponen la experiencia de comer como una auténtica familia vietnamita. Al igual que en ese país asiático, sirven una mesa para compartir, como mínimo para dos personas, donde se elige un principal y se acompaña con una serie de platitos que complementan la comida.

Es una propuesta diferente, un brunch vietnamita sin medialunas ni café con leche. Cuesta $ 650 por pareja e incluye una bebida para cada comensal (agua mineral, gaseosa, copa de vino La Poderosa o media pinta de cerveza Patagonia tirada).

Los principales a elección del brunch, son los siguientes: Banh Mi Chao (fiambre casero vietnamita, paté, huevo frito, chorizo, pepino, tomate, hierbas y salsa picante; Ga Kho, (pollo caramelizado, tomates cherries, lemongrass, hierbas, chile y arroz al vapor; Tam Thit Lon (láminas de bondiola de cerdo braseado, cha, hierbas, vegetales, pickles y pan baguette; Banh Hoy Ca (gravlax de salmón rosado, fideos de arroz, vegetales, ananás picante y hierbas; o Bo Bun Veggie, (tofu, fideos de arroz, vegetales y curry de calabazas).

Los acompañamientos son: ensalada de calamar frito; ensalada de vegetales, fideos celofán y huevo moelleux; langostinos grillado; pepino, menta y chile; croquetas de arroz mochi; chauchas salteadas con salsa de ostras y vegetales encurtidos. Algunos de estos acompañamientos pueden ir variando. 

Otro punto sobresaliente de Green Bamboo es la barra de tragos, que a un precio más que razonable ofrece opciones clásicas, pero también otras elaboradas en el local y que tienen la influencia del sudeste asiático.

La noche es otra historia, para contarla con más detalle en otro momento. Continuará... como las buenas series.

Más de Restaurantes
El Bamboo de la suerte
Restaurantes

El Bamboo de la suerte

Green Bamboo nació cuando entre nosotros poco se sabía de la culinaria del sudeste asiático. Corría el año 1999 y abrir un restaurante de estas características conllevaba un gran desafío. Sin embargo, Darío Muhafara no se equivocó. Algunos lo imitaron, pero nadie le quita lo bailado.
Chiuso se abre al cambio
Restaurantes

Chiuso se abre al cambio

Chiuso lleva ya cuatro años en Plaza San Martín, con su propuesta de Cocina Ítalo Argentina sencilla, rica y accesible a todo bolsillo. Su menú es un homenaje a los inmigrantes que hicieron cambios en las recetas originales sustituyendo insumos que aquí no se conseguían.
La sal de la vida
Restaurantes

La sal de la vida

El tercer viaje gastronómico al Perú de Fondo de Olla © (esta vez a Lima le sumamos Cuzco y Machu Picchu), tuvo como prioridad conocer restaurantes que no habíamos visitado. La excepción fue Maras, donde el chef Rafael Piqueras Bertie interpreta su visión de la culinaria peruana a través de una cocina "honesta y moderna, sin perder de vista la tradición".