Nuevo local en el Edificio Bellini

Deltoro en otro rodeo

Miércoles 15 de Febrero de 2017

Deltoro amplió sus instalaciones con este local ubicado en la esquina gastronómica de Paraguay y Esmeralda, en pleno centro porteño. La propuesta se basa prioritariamente en hamburguesas, una barra de tragos y mucha cerveza.

Deltoro es una creación del empresario Pedro Bello Arias, quien bautizó al lugar por su afinidad con los toros de Miura.

Hace pocas semanas abrió sus puertas la nueva sucursal, en el Edificio Bellini, donde antes funcionaba una playa de estacionamiento. Tanto sobre la vereda que da a Paraguay como la de Esmeralda, amplia por cierto, se está armado algo así como un mini polo gastronómico, ya que pronto en el local vecino estará Tanta, restaurante de Cocina Peruana que lleva el sello de Gastón Acurio.

La casa ofrece hamburguesas caseras, algunas de ellas clásicas y otras muy originales, papas soufflé, algunas ensaladas, sándwiches y hasta un bife de chorizo para los más ortodoxos, todo de calidad poco usual en este tipo de emprendimientos.

El "secreto" de DelToro, si cabe, son las materias primas que se utilizan. Todos los días llegan los cortes de roast beef y paleta vacuna; bondiola de cerdo; cordero y pollos de calidad. Se procesan y se elaboran en el mismo local.

La clásica de carne vacuna sale con jamón, queso, tomate y lechuga. En el otro extrema está la DelToro Premium, de cordero, cebolla caramelizada, tomate, berenjenas asadas, lechuga y mayonesa de curry.

Más "francesa" es la Belmonte, de vaca, con brie, rúcula cebolla caramelizada. Optamos por la Joselito (seguramente en honor al mejor jamón del mundo), una hamburguesa vacuna con queso azul, champiñones y rúcula.

Otra opción es la de salmón con crema de eneldo y limón, cebolla morada, lechuga y chips de batata. Para acompañar las diferentes opciones de hamburguesas, nada mejor que las papas soufflé, símbolo de la casa.

La panificación también permite elegir los sándwiches, como los de pollo, salmón, jamón crudo o vegetales. Y lomitos y bondiolas, a tono con las preferencias del público local.

Hay además ensaladas y sobre todo, el bife de chorizo de 400 gramos de carne de Angus certificada, que sale con chimichurri casero y papas soufflé. Para el final, tiramisú, mousse de chocolate y brownie, entre otras opciones.

En materia de bebidas, ofrecen cervezas tiradas artesanales como Grunge y Portlander en sus 4 variedades: IPA, Stout, Amber y Trigo. Hay jugos naturales de naranja y de jengibre con menta. Los vinos por copa son exclusivos de la Bodega Catena Zapata.

Y la barra de tragos y cócteles, con Campari, Aperol, Fernet Branca y Jagermeister, a la cabeza. Entre las 17 y las 19 hay "Happy Hour", con tragos dos por uno y promociones en cerveza tirada. 

Más de Restaurantes
Cocina de viajero
Restaurantes

Cocina de viajero

Mariano Ramón ha hecho de Gran Dabbang un éxito inesperado para muchos, entendible para la mayoría y por sobre todas las cosas harto merecido. Su cocina merece mucha más prensa y un lugar menos austero donde pueda lucirse aún más la propuesta.
Vientos de cambio en Ureña
Restaurantes

Vientos de cambio en Ureña

Ureña cambió de rumbo al convocar al chef francés Sébastien Fouillade, quien desarrolló una carta nueva, que muestra espíritu francés siempre dentro de un estilo mediterráneo bien definido.

Bao Kitchen, callejero por derecho propio
Restaurantes

Bao Kitchen, callejero por derecho propio

Siempre lo auténtico otorga un plus importante a cualquier lugar de comidas, donde lo prioritario son el producto y la forma tradicional de prepararlo. Bao Kitchen ofrece eso: platos de origen callejero típicos de la Cocina Taiwanesa.