Editorial

No hay plan ni flan, asado menos

Miércoles, 23 de junio de 2021

Son burros y brutos. Destruyen todo lo que tocan. Y se tropiezan con la misma piedra tantas veces como se les antoja. Esta síntesis de los funcionarios K es la que mejor les cabe, luego de conocerse las nuevas restricciones a la exportación de carne vacuna. Como dijo Alfredo Casero: "dame flan", porque carne no te van a dar.

Corría marzo del año 2006 y el entonces Presidente Néstor Kirchner, un mono con navaja que tomaba decisiones sin escuchar a sus asesores y sin importarle las consecuencias, suspendió las exportaciones de carne por 180 días. La Argentina pasó del tercer lugar en el ranking mundial, a un deshonroso 11° puesto.

Los ganaderos comenzaron a liquidar sus stocks y, si bien al tiempo bajaron los precios de la carne, el resultado fue la caída de las existencias de cabezas que alcanzaron a 10 millones. Días pasados, otro burro con orejas dijo que desde 1955 nuestro país tiene 3 millones de vaquitas. Que nunca creció la producción. En realidad, hoy tenemos 54 millones, luego de que el gobierno de Macri (una de las pocas cosas que hicieron bien) promoviera la cría e incentivando la exportación.

Volvieron estos tipos sin criterio ni conocimientos, y estamos como cuando vinimos de España (ya que el susodicho mamarracho dijo que todos y todes los argentinos bajamos de los barcos). 

Ayer fue el día "D" porque concluía la prohibición por 30 días impuesta por el tercer gobierno K de la historia. Dijeron que iban a presentar un Plan Ganadero, pero se ve que no lo tienen. Y ayer llamaron al ministro vegetariano de Agricultura, el más irrelevante de la historia, junto a su jefe inmediato (al menos en los hechos), el ministro de Desarrollo Productivo Matías Kulfas, quien señaló que con el nuevo esquema de prohibición de exportar siete cortes más la limitación de las exportaciones al 50%, "la carne volverá a la mesa de los argentinos".

¿Quién puede creerles, sin en la campaña preelectoral dijeron que nos iban a llenar la parrilla de asado? 

Creen que el problema del aumento del precio del producto emblema de la Argentina, es culpa de la exportación cuando en realidad, hay una inflación que no pueden controlar (Kulfas, que es economista también, jamás se debe haber embarrado las patas en un chacra). Súmense los los impuestos que gran a la actividad y que se llevan una enorme tajada del esfuerzo de los productores.

Para ellos, la culpa la tienen siempre los otros. Sabemos que hay operatoria en negro, lógicamente. Sabemos asimismo que hay una intermediación que encarece el producto. Pero la raíz del problema no la ven y no la quieren ver.

Encima copian y copian mal. Nuestro vecino paisito Uruguay, mientras acá el pingüino suspendía las exportaciones medio año, decidió subvencionar cortes populares como el asado. Les fue muy bien, la gente podía llenar la parrilla y ellos crecieron en sus volúmenes de exportación a expensas de los ridículos vecinos de este lado del río de la Plata

Lo que está pasando hoy es, nada más y nada menos, que perder nuevamente alrededor de 1.500 millones de dólares por no exportar carne en condiciones normales, además de tirar por la borda un trabajo largo y duro para recuperar mercados que dilapidó Néstor y, sobre todo, potenciar el mercado chino, lo que ha hecho con gran éxito en el último lustro el Instituto de Promoción de la Carne Vacuna Argentina.

En concreto, hasta el 31 de diciembre del año en curso no se podrán vender al exterior estos cortes: asado, falda, matambre, tapa de asado, cuadrada, paleta y vacío. Tampoco medias reses y cuartos con huesos. Pero lo peor no es esto, sino que solo se podrá exportar el 50% del volumen enviado fuera de nuestras fronteras el año pasado.

Si vos creés que te van a llenar la parrilla de asado, seguís siendo muy ingenuo. Exportamos apenas una tercera parte de lo que producimos, con lo cual se puede abastecer sin inconvenientes el mercado local. No ven la inflación ni quieren aceptar que hay que sacar los impuestos distorsivos.

Y las elecciones están muy cerca como para que baje el precio de la carne, ni siquiera evitar que siga creciendo el valor del producto muy por encima de la inflación.

Ellos se elevan los sueldos un 40%, mientras que los productores deben invertir no menos de 3 años para que un vacuno sea enviado a los frigoríficos. Y los matan a impuestos.

¿Preguntabas por el plan para incentivar la producción? Bien, gracias. De eso no se habla, no tienen plan, igual que el más relevante de todos, que es el económico.

Ni el perro Dylan haría las cosas tan mal como su amo y los "científicos" que lo rodean. Son brutos, feos y malos. "Dame flan", dijo el Gordo Casero. Ni flan te van a dar, mucho menos asado. Comé polenta y jodete por haber votado a estos ineptos.

Nota de la Redacción: mientras esto ocurría, el impresentable Carlos Heller pidió un aplauso por el gol de Maradona a los ingleses. Hay índices de pobreza nunca vistos y el diputado comunista kirchnerista se ocupa de temas tan importantes como un gol que se convirtió hace 35 años. Nos toman de boludos. 

Más de Editorial
Comer en casa y afuera también
Editorial

Comer en casa y afuera también

Días pasados se llevó a cabo la sexta reunión del ciclo "El mundo que viene", organizado por el diario Clarín. El tema elegido en esa ocasión fue "Comer en casa". Está muy bien que comamos en casa, como hace todo el mundo. Y si cocinamos en lugar de pedir siempre comida a domicilio, pues mucho mejor. Pero eso no quiere decir que no debemos salir más a comer afuera.
Habrá Distrito del Vino en CABA
Editorial

Habrá Distrito del Vino en CABA

Abarcará los barrios de Villa Devoto, Villa del Parque y La Paternal, donde habrá beneficios impositivos para la instalación de vinotecas, centros de capacitación, salas de exposición, oficinas de marketing de las bodegas y posiblemente, también un museo.

Cines 50, Restaurantes 30
Editorial

Cines 50, Restaurantes 30

A partir de hoy viernes 25 de junio, el gobierno de CABA resolvió autorizar la atención al público en los salones de los restaurantes en un 30% de su capacidad. Así se perdió una semana, respecto de la situación de iglesias, cines y teatros. Por otro lado, a estos últimos se los sube a un 50%. Que alguien explique por qué razón y cuáles son los fundamentos.