Editorial

Brutos y malos

Lunes, 24 de mayo de 2021

La decisión del gobierno de suspender por 30 días las exportaciones de carne vacuna, denota una asombrosa falta de criterio y la vuelta a ese pasado que dejó el tendal en la producción ganadera. Ya lo había hecho Néstor Kirchner en 2006 y el resultado fue la pérdida de más de 10 millones de cabezas, y que la Argentina pasara del podio a un puesto irrelevante entre los exportadores mundiales. Pero no aprenden más, verdaderamente son burros.

Juan Domingo Perón: "Y el bruto es siempre peor que el malo, porque el malo suele tener remedio, el bruto no. He visto malos que se han vuelto buenos, jamás un bruto que se haya vuelto inteligente".

Tomamos esta frase de quien es el mentor de este ejército de ignorantes que nos gobierna. Podemos recordar algunas frases célebres que los pinta de cuerpo entero:

Alberto Fernández: "tenemos 3 millones de cabezas de ganado y desde el año 1955 que esa cifra no ha aumentado" (el país cuenta hoy en realidad con 54 millones de cabezas y solo bajó significativamente entre 2006 y 2011 por obra y gracia de los gobiernos Kirchneristas). 

Cristina Fernández de Kirchner: "la soja es un yuyo maldito que no mata ni el glifosato" (gracias a la soja, su gobierno tuvo récord de ingresos por exportaciones, que lamentablemente se dilapidaron por la corrupción).

Carla Vizzotti: "cualquier resfrío que tengamos, es Coronavirus hasta que se demuestre lo contrario" (si te duele un callito también es Covid por las dudas).

Y dentro de la sinfonía de burradas del gobernador bonaerense, acá van algunas frases célebres de Axel Kiciloff, egresado del Colegio Nacional Buenos Aires según dicen aunque uno no pueda creerlo.

Axel Kiciloff: "Los contagiados, contagian. Hay más contagiados porque hay más testeos".

Axel Kiciloff 2: "En vísperas del Día de la Bandera, es un buen momento para que nazcan nuevas provincias..." (esto lo dijo el 16 de junio, confundiendo que al día siguiente se recordaba la fecha del fallecimiento del General Güemes).

Axel Kiciloff 3: "Este es un mensaje para todos los jóvenes y jóvenas del sur de la provincia de Buenos Aires".

Axel Kiciloff 4: "Buenos Aires es la provincia más grande de Argentina si no contamos la Antártida":

Axel Kiciloff 5: "Nunca más docentes y docentas con bajos sueldos". 

Imagen tomada de La Nación +.

Esta es la gente que gobierna el país, los que ahora volvieron a cometer el mismo desaguisado que en 2006, cuando NK decidió sin consultar a nadie que había que prohibir las exportaciones de carne para que bajara el precio y "defender la mesa de los argentinos".

¿Resultado?: en lo inmediato cayeron los precios al consumidor, porque los ganaderos pensaron que con esta política irracional no se podía seguir invirtiendo y malvendieron su hacienda. Pero en los siguientes cinco años cayó la producción de carne en un 21%, el consumo en un 13% y las exportaciones se redujeron el 70%.

Más datos: el precio del novillo en 2006 era de U$S 0,77 el kilo; en 2011 el valor había subido a U$S 1,98, y en consecuencia el aumento del valor del novillo en pie creció el 156%. 

En ese mismo lapso se perdieron más de 10 millones de cabezas de ganado, número similar al stock ganadero del Uruguay que, dicho sea de paso, supo usufructuar la ausencia de nuestro país en los mercados internacionales.

Va de suyo que no aprendieron nada, porque ahora volvieron a adoptar la misma política destructiva. No son capaces de combatir la inflación y, por ende, resulta más fácil echarle la culpa a otro. 

Vale decir que, una de las pocas cosas que hizo bien el gobierno de Macri, fue abrir las exportaciones y bajar las retenciones. De esa manera el stock ganadero se fue recuperando durante esos cuatro años, a un ritmo que hubiera permitido recuperar el terreno perdido y quizá llegar a 80 millones de cabezas en un plazo razonable.

Pero el Presidente cree que tenemos apenas 3 millones de vacas dando vueltas por el campo. Además, aceptó sumisamente la orden que vino de "arriba", promocionada por el inefable Axel, soldado de Cristina y Máximo. Por su parte, el delegado del gobernador formoseño, el ministro de Agricultura y Ganadería, Luis Basterra, nada sabía y nada dijo. Mucho no debe preocuparle el aumento de la carne, porque es vegetariano. Nos hace acordar cuando en la época de la Alianza nombraron a Paloma Herrera (otra vegetariana) como "embajadora de la carne argentina en el mundo".

Asimismo, en los últimos años el país había recuperado su protagonismo en el mercado internacional de carnes. Eso fue posible gracias al esfuerzo y el trabajo que llevó adelante el Instituto de Promoción de la Carne Vacuna Argentina, sobre todo en China, que hoy representa casi el 70% de lo que exportamos (un 30% de la producción, que no hace peligrar el abastecimiento interno, algo que los brutos parecieran desconocer). 

El Presidente se equivocó por poco: 3 millones contra 54 millones.

Mercados que se pierden, mercados que tardan muchos años en recuperarse. Resulta inadmisible que en tiempos en que es indispensable obtener ingresos genuinos para hacer frente a la gravísima crisis social que atravesamos, el gobierno dispare contra la gallina de los huevos de oro, que es la exportación.

Lo cierto es que los precios de la carne vacuna subieron el 61% en los últimos 12 meses, bastante por encima de la inflación. El gobierno cree que la culpa es de los empresarios, no de la ineptitud con la cual están manejando la economía. Pero a una semana de la decisión de suspender las exportaciones, el valor del producto creció entre 1% y 1,5% en el mercado local. 

La inefable secretaria de Comercio Interior, Paula Español, considera que puede solucionar el alza de los precios de los alimentos con un metro. Así se ve en un spot televisivo, donde aparece junto a sus colaboradores midiendo la altura de las góndolas. Una caso más de "brutalidad". 

Paula Español, medidora de góndolas. 

Frente a la irracional medida, la Mesa de Enlace decidió realizar un cese de comercialización desde el jueves 20 al sábado 29 del mes en curso. Si se prolongara la medida, podrían registrarse faltantes.

Durante la campaña electoral de 2019, el actual gobierno prometió llenar la parrilla de asado. Lejos de cumplir la dejaron vacía de vacío, de asado, de achuras, hasta de falda, no hay plata ni para chiquizuela.

Los muchachos de la construcción debieron reemplazar el asado de obra por sánguches de mortadela. Y, en mejor de los casos, podemos encender el fuego y hacer polenta grillada.

No hay manera. Son brutos y nos quieren brutos. Y pobres. Como dijo el General que los ilumina desde el cielo: mejor malo que bruto. El problema es que éstos son las dos cosas y no tienen remedio.

Más de Editorial
Cines 50, Restaurantes 30
Editorial

Cines 50, Restaurantes 30

A partir de hoy viernes 25 de junio, el gobierno de CABA resolvió autorizar la atención al público en los salones de los restaurantes en un 30% de su capacidad. Así se perdió una semana, respecto de la situación de iglesias, cines y teatros. Por otro lado, a estos últimos se los sube a un 50%. Que alguien explique por qué razón y cuáles son los fundamentos.


No hay plan ni flan, asado menos
Editorial

No hay plan ni flan, asado menos

Son burros y brutos. Destruyen todo lo que tocan. Y se tropiezan con la misma piedra tantas veces como se les antoja. Esta síntesis de los funcionarios K es la que mejor les cabe, luego de conocerse las nuevas restricciones a la exportación de carne vacuna. Como dijo Alfredo Casero: "dame flan", porque carne no te van a dar.
El que calla, otorga
Editorial

El que calla, otorga

Es muy extraño, porque nadie a la fecha ha hecho oír su voz respecto a la injusticia cometida por el gobierno de CABA, que decidió abrir desde este viernes los cines, teatros e iglesias con un aforo del 30%, en tanto que a los restaurantes los obligan a atender solamente mesas al aire libre con temperaturas que serán extremadamente bajas en las próximas semanas.