Editorial

Estamos en el Titanic

Viernes, 21 de mayo de 2021

Hace rato que este gobierno de seudocientíficos chocó contra el iceberg y no se dieron cuenta. Pero como suele decirse, el ser humano es el único animal que choca dos veces con la misma piedra. A éstos ya les queda chica cualquier piedra: chocan contra un iceberg al igual que contra el Aconcagua. De manera tal que para controlar el avance los contagios (que por otra parte no confiamos en los datos oficiales), volvieron a tomar medidas que ya fracasaron rotundamente.

A las pruebas me remito, como dicen los abogados. Basta observar las estadísticas, o si quieren las filminas utilizadas por el dedito acusador del Presidente de la Nación, para darse cuenta de que hicieron todo mal. Y encima tuvieron el tupé de criticar lo que hacían otros, que a la larga demostraron que tenían razón. Un papelón tras otro.

Porque además de ineptos, no tienen autocrítica. Dicen que el impulsor de esta restricción severa de 9 días (solo por ahora, claro está), fue el más incapaz de todos los gobernadores, el que maneja la provincia más rica en recursos del país, y también la de mayor pobreza, donde siempre gobernaron los peronistas, salvo los cuatro años de María Eugenia Vidal.

Y ya sabemos que todo lo que dice y hace Axel Kiciloff viene por orden de la vicepresidente, cuya única preocupación es obtener impunidad en todas las causas pendientes que tiene en la justicia. Además de jodernos la vida a todos (y a todas, como ella dice) los habitantes de este país, la hayan o no votado. 

Pero vayamos a lo que nos atañe particularmente, que es la gastronomía. A tres semanas de la restricción que impedía a los restaurantes atender al público después de las 19 (cualquiera sabe que la noche es la fuente de ingresos más importante en este tipo de negocio), ahora decidieron paralizar en forma absoluta la atención presencial.

¿Y cuándo tomaron la decisión? Justo antes del fin de semana, con lo cual y por partida doble les impiden a los gastronómicos compensar en una mínima parte, pero importante al fin, las pérdidas que vienen sufriendo desde marzo del año pasado.

Para colmo de males, la mayoría ya había armado sus menús para el 25 de Mayo, en algunos casos para toda la semana cercana a la fiesta patria. Total y siniestra falta de empatía.

Pero a ellos qué les importa, si ni siquiera han tenido el gesto de rebajarse el sueldo para colaborar con los que necesitan seguir en la actividad, mantener la fuente de trabajo de sus empleados y cumplirles a los proveedores. 

Encima, se supo hoy mismo que el sector gastronómico podrá reincorporarse al Programa de Recuperación Productiva (REPRO) y, eventualmente alguna reducción de las contribuciones patronales.

Una tomadura de pelo, sin dudas, porque solo basta ver el monto de la asistencia para comprobar que no alcanza para nada. Según informó la AFIP, la ayuda por trabajador de los sectores no críticos alcanza a $ 9.000 (menos de 100 dólares solo si tomamos el cambio oficial). Si tomaran al sector como "crítico", el aporte sería la friolera de $ 12.000 por trabajador. Para tirar manteca al techo.

Inclusive, hay que decir que el REPRO no alcanza a los trabajadores gastronómicos temporarios, como los que forman parte del turismo estudiantil, que nunca fue atendido por las autoridades pese a los reclamos que se vienen efectuando al respecto.

Para que no salten los recalcitrantes fanáticos K como han hecho recurrentemente cuando Fondo de Olla © toca estos temas, les contamos que también hay leña para el gobierno de CABA

Desde su inentendible tuit ensalzando a Evita, algo que provocó sorpresa y por qué no, indignación, en su propio partido, Horacio Rodríguez Larreta parece haber perdido su momento de audacia como cuando enfrentó al gobierno en el tema de las clases presenciales.

Otra vez más se arrodilló ante el Presidente, la vice (jefa) y el gobernador de la provincia de Buenos Aires, aceptando sumisamente el nuevo confinamiento.

Y no vayan a creer que la irracionalidad es solo patrimonio del PRO, porque solo basta ver lo que hicieron en la legislatura porteña en momentos tan críticos para el país y para la población. Se dedicaron a tratar una pavada monumental en el recinto, como lo es la instauración de los "Lunes sin Carne": (https://www.fondodeolla.com/nota/17112-los-lunes-yo-como-asado/)

El diputado Sergio Abrevaya, por caso, respondió a un petitorio realizado en el sitio Change.org en el que se instaba a tomar medidas de auxilio para el sector de la gastronomía. Este diputado salió del ARI y parece que hoy pertenece al GEN de Margarita Stolbizer. Mañana puede estar en cualquier otro lado, donde le convenga.

El pasado 13 de mayo, el legislador escribió lo siguiente: "Hola, seguimos preocupados por la situación económica del sector. Venimos pidiendo por la eximición de impuestos y para que bares, restaurantes y otros comercios del rubro puedan extender su horario de atención hasta las 22 y llevar el aforo en los salones internos al 30%. Hoy aprobamos el proyecto que impulsamos junto a otros legisladores para eximirlos del pago de Ingresos Brutos por los próximos 3 meses. Seguimos trabajando para que se apruebe el otro proyecto. Como siempre, los invito a contactarme por cualquier duda o sugerencia".

Lo de la eximición del pago de ingresos brutos por tres meses es otra cargada. Algo insignificante como para ufanarse de ello. Lo demás solo fue jueguito para la tribuna.

Lo cierto es que este nuevo golpe de KO por parte del gobierno nacional y sus cómplices que manejan los distritos federales, tendrán graves repercusiones y, seguramente, provocará el cierre de muchos nuevos establecimientos gastronómicos.

Todos quienes de una manera u otra estamos ligados a esta actividad que genera miles y miles de puestos de trabajo, nos sentimos dentro del Titanic luego de haber chocado contra el iceberg. Ya estamos debajo de la línea de flotación.

"Entre la salud y la economía, me quedo con la salud", dijo al comenzar la pandemia el Presidente con el dedito levantado, mostrando una supuesta autoridad que nadie le cree. La sensación que tenemos, es que si no nos mata el COVID no matará la economía. Sea como fuere, estamos al borde del naufragio y no hay ni un islote cerca como para vivir de la pesca y beber del agua de algún arroyito.

Más de Editorial
Crónica de un cierre anunciado
Editorial

Crónica de un cierre anunciado

Así renuncia cualquiera. Eso dimos a entender en marzo de este año, cuando Germán Martitegui dispuso no ser más jurado de los 50 Best Restaurants, en tanto pidió que Tegui no fuera incluido en las siguientes ediciones. Está claro que, con el anuncio de que el chef se despedirá de su restaurante durante todo el mes de octubre, la razón de su "generoso" renunciamiento era nada más, y nada menos, que ya sabía que el cierre iba a producirse durante este año.
Comer en casa y afuera también
Editorial

Comer en casa y afuera también

Días pasados se llevó a cabo la sexta reunión del ciclo "El mundo que viene", organizado por el diario Clarín. El tema elegido en esa ocasión fue "Comer en casa". Está muy bien que comamos en casa, como hace todo el mundo. Y si cocinamos en lugar de pedir siempre comida a domicilio, pues mucho mejor. Pero eso no quiere decir que no debemos salir más a comer afuera.
Habrá Distrito del Vino en CABA
Editorial

Habrá Distrito del Vino en CABA

Abarcará los barrios de Villa Devoto, Villa del Parque y La Paternal, donde habrá beneficios impositivos para la instalación de vinotecas, centros de capacitación, salas de exposición, oficinas de marketing de las bodegas y posiblemente, también un museo.