Editorial

Nos amigamos con todos

Viernes, 27 de diciembre de 2019

Uno no puede pelearse con todo el mundo, llega un momento en el que hay que hacer las paces, aun con aquellos que piensan distinto. Una cosa no quita la otra y ahora cambiamos, Fondo de Olla © se suma a la prensa complaciente solo para llevarse bien con todo el mundo.

Estamos a punto de cumplir la primera década de vida de Fondo de Olla ©, lo que ocurrirá en mayo próximo. Y en todo este tiempo nos hemos transformado en expertos en ganar enemigos.

Pero hoy decimos basta. Es tiempo de cambiar, de amigarnos, de ser complacientes y sumisos. Es lo que nos pide nuestro flamante presidente, al que respetamos como tal aunque les haya pegado un palazo a los jubilados. Al fin y al cabo todos nos equivocamos alguna vez.

Por lo tanto, les contamos a nuestros lectores que hemos contactado a gente con la que habíamos tenido ciertos encontronazos. A saber:

Fernando Trocca: el chef nos dijo alguna vez que "por algo será que ustedes nadie los quiere". Si bien usó el plural de modestia todos saben a quién se dirigía puntualmente. Fer querido, tenés razón, es hora de pedir perdón y tratar de que algunos pocos nos quieran.

Nada Lepes: así nomás, sin la "r" en su nombre. Nada es lo que nos separa, coincidimos en todo. Mirá Dante, que no hace falta ser profesional para que te nombren chef de la Casa Rosada. Lepes estamos con vos, sos la reina de la morcilla (recuerden aquella foto que causó tanto revuelo en las redes sociales), y te vamos a acompañar en tu gesta por el "hambre 0". Muy bueno lo de las gaseosas también. Además fuimos a tu Comedor y es una vergüenza que no esté más arriba del puesto 50 de los ídem Best.

Christophe Krywonis: Ahora que estás delgadísimo, por nuestra parte nos hemos olvidado de cuando pedías explicación porque nos habían invitado a tal festival gastronómico. Tenías razón, no somos nada (ni Narda). Nunca apareció nuestra caripela en la puerta de los bancos, no hicimos jamás el papel de malos en la tele, no hemos fundido restaurante alguno y tampoco damos clases de cómo llevar adelante y con éxito un negocio gastronómico.

Germán Martitegui: como no sabemos nada y somos muy malos, publicamos varias veces cosas negativas de tu restaurante. Si hasta osamos decir que Tegui no era el mejor restaurante de la Argentina y vos el mejor chef. Perdón, qué necios que somos. Mirá que esto no quiere decir que queremos que nos dejes entrar en tu restaurante. Nada que ver.

Francis Mallmann: referente indiscutido de la gastronomía nacional dentro y fuera de las fronteras de la patria, nos mofamos de ti al decir que quemabas todas las comidas. Nosotros nos quemábamos criticándote. Siempre hay algún perro merodeando tu parrilla, por algo debe ser. Es como ocurre con los lugares donde ves comiendo a los camioneros, algo bueno debe haber para que ello ocurra. Tu obra maestra non reconocida fue y será siempre la baguette de jamón y queso preparada debajo de la Tour Eiffel. Una genialidad.

Periodistas gastronómicos: cuántas veces criticamos a los colegas que votan en los 50 Best Restaurants y son capaces de tener huevos y ovarios como para sacar a un paupérrimo restaurante como Aramburu. ¿Cuántos se atreverían a poner a Chila por debajo de Tegui? Quiénes sino, omitirían a ese sucucho de la Zona Norte llamado Alo's. Perdón colegas, tenían razón, la rabia no nos dejaba ver la realidad. Ojalá pronto estemos todos juntos otra vez sentados a la mesa. Menos uno claro, porque está bien que nos estemos poniendo benévolos, pero no es para tanto. Que anden hablando mal de uno a nuestras espaldas es demasiado.

¿Llegaron al final? Que la inocencia les valga. Hoy es 28 de diciembre y saben qué: Fondo de Olla © no cambia, no modifica su línea editorial, no se vende. Ni nos dejamos amedrentar por el mafioso que va por el mundo pidiendo nuestra cabeza a las empresas que nos esponsorean.

Así que estimados amigos lectores, no se vayan a otro lado, sígannos que no los vamos a defraudar, juntos por todos, como siempre.

Más de Editorial
Desensillar hasta que aclare
Editorial

Desensillar hasta que aclare

La cuarentena obligatoria nos ha cambiado la rutina diaria. Y a Fondo de Olla © parte su enfoque crítico habitual. Lo cierto es que las circunstancias nos obligan a cambiar los temas limitándonos a lo que resulta útil durante el encierro.

Guardamos la Olla, la voz no se acalla
Editorial

Guardamos la Olla, la voz no se acalla

Esto va día a día. Y las restricciones crecen minuto a minuto. La realidad nos supera. Fondo de Olla © no se calla; solo apagamos el fuego y no publicaremos hasta nuevo aviso notas de restaurantes, viajes ni nada que hoy los lectores estén impedidos de hacer. Los temas tendrán que ver con producción, consejos e información de interés hasta que salgamos de esta pesadilla.
Campo diabólico
Editorial

Campo diabólico

Volvieron y lo primero que atinaron a hacer es meterle la mano en los bolsillos a los que no pueden defenderse, como los jubilados y los chacareros que cada vez que exportan deben dejar hasta un tercio de su producción en manos del Estado corrupto. Para justificar tamaña exacción politizan el tema y aparecen chefs que deberían cocinar solamente piedras.