Enrique Tomás desembarca en Buenos Aires

Jamones 5 Estrellas

Domingo, 22 de diciembre de 2019

Enrique Tomás Experience abrió sus puertas en el DOT Baires Shopping. La cadena nacida en Badalona en 1982, ofrece jamones de la raza ibérica y no ibérica, incluyendo su producto Bellota Premium.

En el país de la inflación, las restricciones cambiarias y la incertidumbre, hay gente audaz que se la juega y nos permite probar los mejores productos que hay en el mundo. Uno de ellos es el jamón ibérico, si de bellota mejor aún.

De tanto escuchar hablar a nuestro colega extremeño Ángel Sastre, hemos aprendido algo sobre los jamones españoles. Alguna que otra vez el amigo nos ha hecho probar algunos de los mejores exponentes de su tierra, que trae en su valija de corresponsal de guerra. Por eso nos llamó la atención y creció nuestro interés, cuando recibimos la invitación para una charla a cargo de Xavi Bru, experto jamonero, y por supuesto con la consabida degustación de esos productos.

La osadía de abrir un local para ofrecer este tipo de excelencias alimenticias, es obra de dos emprendedores llamados Marcelo Scocco y Gastón Obholz. Un local de ropa ubicado en la planta baja del DOT Baires Shopping, dejó su lugar a Enrique Tomás Experience, que así llega a la Argentina desde la catalana Badalona.

Este sábado 21 de diciembre, quedó abierta al público la primera tienda de jamones en nuestro país, que además contará con una propuesta de productos importados y la impronta local en forma de tapas, vinos y otras bebidas que cuenta con el asesoramiento del chef Jérôme Mathé.

El local ofrecerá también una sección de tienda dedicada a la venta directa de productos, donde se consiguen todos los distintos tipos de jamón y en todos los formatos posibles. Así, los clientes encontrarán los mejores ejemplares como Bellota Premium, Ibérico de Campo y Gran Reserva, embutidos ibéricos (salchichón, lomo y chorizo) así como vinos españoles y nacionales.

Además, el local dispondrá de una zona de degustación para poder deleitarse con el mejor jamón del mundo, una gran variedad de tapas españolas, ensaladas, platos del día, bocadillos y sus famosos conos de taquitos y virutas, aperitivos que se sirven en la mayoría de los bares o restaurantes españoles.

La historia se inicia en 1982 cuando, con tan solo 16 años, Enrique Tomás abrió su primer negocio: un pequeño puesto familiar en el Mercado de la Salut en Badalona, ciudad ubicada a solo 10 kilómetros de Barcelona.

Actualmente, están operativas más de cien tiendas especializadas en la venta de jamón, sobre todo de la raza ibérica. La mayor parte de ellas se encuentra en España, pero también en lugares tan dispares como Londres y Ciudad de México. En la capital británica, Enrique Tomás posee locales en espacios y barrios tan emblemáticos como Covent Garden, Soho y Westfield Stratford, uno de los mayores centros comerciales de Europa, además de las tiendas en aeropuertos como Barcelona, Luton, Barajas y Bilbao.

A mediados de 2019 abrieron una tienda en el Perú, punto de arranque para crecer en Sudamérica, donde proyectan contar con un total de 50 tiendas en toda la región. Ahora la marca se anima a probar suerte en otros países como la Argentina y los Estados Unidos.

Xavi Cru encaró con informalidad y humor su clase ante el grupo de periodistas y cocineros presentes en el flamante local. Así nos dijo que hay tres cosas fundamentales para tener un buen jamón: cerdo de calidad, sal y tiempo (de hecho el Bellota Premium lleva cinco años en estar listo para su venta al público).

En España hay dos grandes grupos de razas porcinas: ibérica y el resto que no son ibéricas. Dentro de éstas, en la tienda del DOT comercializan un Gran Reserva con 18 meses de curación.

Asimismo, tienen un jamón ibérico con 18 meses de estacionamiento, y la estrella de la casa (o mejor dicho 5 estrellas): Bellota Premium. Relata Xavi que hasta que el cerdo llega a los 100 kilos de peso, es alimentado de igual forma que los demás. Pero luego se los lleva a la dehesa, donde hay encinas. Eso ocurre en el mes de noviembre, momento en que las bellotas caen en forma natural al suelo.

Cuando el cerdo llega a los 150 kilos, se calcula que la pata pesará 14 kilos y de eso, el 50% se llega a consumir.

Xavi Bru concluye su charla con una humorada más vinculada al cine. Afirma que un jamón de bellota de Guijuelo (Salamanca) es algo que le gusta a todo el mundo como una película de Disney. Pero que uno de Jabugo (Huelva) es como una película de Tarantino.

En el local porteño, el jamón se puede comprar en sobres de 80 gramos o la pata entera. En este último caso, al cliente se le brinda la posibilidad de aprender a cortarlo adecuadamente. Y si alguien lo prefiere, se lo corta en su totalidad y se envasa al vacío en sobres que pueden guardarse hasta su consumo final.

De otra forma, el experto señala que la pata de jamón puede dejarse solo tapado con un lienzo durante 21 días y un máximo de 28, para que no pierda sus cualidades organolépticas.

Enrique Tomás Experience está en el local L003 - Planta Baja DOT Baires Shopping - Vedia 3600 Saavedra. Reservas: 11 5365 8791.

Más de Alimentos
Desenmascarando al veganismo
Alimentos

Desenmascarando al veganismo

El diario británico The Telegraph publicó una nota basada en la opinión de expertos de la Universidad de Edimburgo, quienes señalan que la carne es crucial para alimentar a la población del planeta. Y aseguran que volverse vegano no es más ecológico. Lo cierto es que las nuevas modas del vegetarianismo y el veganismo, son adoptadas únicamente por quienes no tienen problemas de alimentación.
Ventajas de la carne envasada al vacío
Alimentos

Ventajas de la carne envasada al vacío

Cualquier consumidor observará la presencia en las góndolas de carne envasada al vacío. Pero no todos conocen los secretos de esta práctica y la forma de manipularla. Aquí van algunas recomendaciones del Instituto de Promoción de la Carne Vacuna Argentina.
Los Almendros, del productor al consumidor
Alimentos

Los Almendros, del productor al consumidor

Una solución para evitar intermediarios a la hora de comprar alimentos. Con este criterio, en Los Almendros buscan a los productores a su lugar de trabajo, ven sus campos, sus establecimientos, sus instalaciones y sus procesos productivos, y efectúan degustaciones para constatar la excelencia de cada productos.