Monkey y sus 47 botánicos

Por el gin baila el mono

Miércoles, 6 de diciembre de 2017

Monkey 47, el gin alemán, se elabora con 47 botánicos recolectados y seleccionados a mano en varios lugares del mundo. Ya está presente en vinotecas y bares de Buenos Aires.

Monkey 47 Schwarzwald Dry Gin se destaca por ser el que cuenta con mayor cantidad de botánicos del mundo: está elaborado de manera artesanal con 47 ingredientes -seleccionados y recolectados a mano en diferentes partes del mundo-, y con agua de la fuente natural de la Selva Negra, en Alemania.

La destilación se realiza en cuatro alambiques de 100 litros y luego se estaciona en vasijas de barro. El proceso de elaboración de Monkey 47 lleva cuatro meses, un tiempo mucho más largo que el que suele dedicarse a esta bebida. Cada año se produce una partida limitada de botellas, cada una de las cuales lleva su número de identificación.

En su botella, se conjugan las tradiciones británicas, los sabores exóticos de India y la pureza de las hierbas nativas de la Selva Negra, además de la particularidad de cada uno de los ingredientes -enebro de Toscana y Croacia, lavanda de Francia y limones de Sicilia-, que en su mayoría son utilizados frescos.

Esa excentricidad define al enigmático Montgomery Collins, creador de la versión original de Monkey 47 Schwarzwald Dry Gin. Su infancia como hijo de un diplomático en el Este de Asia, su carrera militar entre las ruinas de Berlín y la elección de la Selva Negra como su hogar proveen el trasfondo autobiográfico para la receta.

En 2010, Monkey 47 tuvo un renacimiento a través del trabajo conjunto entre Alexander Stein -fundador de Black Forest Distillers- y el experto destilador Christoph Keller. Para lograr la producción a la más alta calidad, se trabajó la receta en su elaboración y refinamiento. Luego de seleccionar los 47 ingredientes, analizaron diferentes proporciones en más de 120 destilaciones de prueba.

De esa etapa obtuvieron siete destilados, cada uno con su carácter individual. Un grupo de destacados bartenders fue invitado a probar los destilados en una etapa temprana, lo que les dio la posibilidad de compartir su feedback y participar en el proceso de desarrollo. Una vez que las pruebas terminaron Black Forest Distillers llegó a la receta final.

"Le dimos al gin el nombre de Monkey 47 en honor a Collins y su mono Max -al que acompañó durante la reconstrucción del zoológico de Berlín-, y en referencia a los 47 botánicos que contiene", explica el director general y propietario Alexander Stein.

En el mercado argentino, Monkey 47 Schwarzwald Dry Gin puede encontrarse en vinotecas y las barras de los bares de Buenos Aires. El precio sugerido de venta al público alcanza a $ 1.800.

La zona de producción es Schwarzwald, Alemania. Los botánicos utilizados son los siguientes: almendras, pimienta de Jamaica, menta, pomelo chino, sauco, espino navarro, naranja, clavo, mora, salvia, regaliz, rosa mosqueta, flores de acacia, jengibre, jazmín, manzanilla, nuez moscada, hibisco, angélica, lavanda, coriandro, granos de paraíso, monarda, pícea de Noruega, canela, verbena, arándanos, arándanos rojos, cubeba, cardamomo, quassia, rosa canina, lima keffir, melisa, raíz de iris, endrinas, lemongrass, rosa de Siria, raíz de cálamo.

Hecha a medida para Black Forest Distiller, la botella representa el renacimiento de un decantador de farmacia que Alexander Stein descubrió mientras caminaba junto a su hijo. La decisión de usar vidrio marrón fue tomada con más atención en la calidad que en su apariencia, ya que protege el contenido de los rayos UV.

Monkey 47 tiene una etiqueta ilustrada a mano y con historia propia: como una estampilla de la época victoriana, representa episodios del pasado de Montgomery Collins y el uso de ingredientes regionales.

Cada botella es cerrada con un recurso natural y renovable: el corcho. Para obtenerlo hay que viajar a la región de Ribatejo, en Portugal. Los corchos de Monkey 47 son hechos exclusivamente del más alto material crudo, Super Flor, que ofrece la combinación perfecta de preservación y oxidación gracias a la baja cantidad de marcas y poros que contiene. Un anillo de metal le da a la botella el toque final.

Más tarde que temprano, afortunadamente de a poco vamos retornando a la normalidad tras años de imposibilidad de acceder a estos productos premium. Y el gin del mono es un ejemplo claro. Ya está disponible en el mercado, aunque su precio no esté al alcance de todos. Pero la excelencia se paga. Monkey 47 vale lo que cuesta, sin dudas.

Más de Bebidas
Para pasarla a degüelle
Bebidas

Para pasarla a degüelle

Viña Las Perdices Vino Espumante sobre Borras Nature es el único en el mercado argentino que, siguiendo la tendencia en Europa de realizar el degüelle en el momento del servicio, se presenta con la tapa corona original del proceso de estiba y la etiqueta invertida.
Hay "Oro en los Viñedos"
Bebidas

Hay "Oro en los Viñedos"

Con un acto realizado en el Museo Nacional de Arte Decorativo, Catapulta Editores presentó el libro "Oro en los Viñedos", de Laura Catena.
Flor de Mixtronomy
Bebidas

Flor de Mixtronomy

La marca premium de ron presentó un nuevo concepto, que consiste en ensamblar el arte de la mixología con la gastronomía.