¿Y dónde está el chef?

Alina Ruiz, una Cocinera Impenetrable

Miércoles, 6 de septiembre de 2017

Alina Andrea Ruiz es chaqueña y desarrolla un estilo de cocina que se adentra en las raíces de su tierra. En El Impenetrable, en la Finca Don Miguel ofrece una propuesta gastronómica diferente. Y muestra una clara vocación docente.

Conocimos a Alina Andrea Ruiz hace un par de años en el desaparecido restaurante "De Quién". Allí cocinó con su colega y amigo Ramiro Solís, en lo que fue una clase magistral de la gastronomía misionera y chaqueña, poco difundida entre nosotros.

Alina cocina profesionalmente desde hace una década y su mayor preocupación es difundir las raíces culinarias de su tierra. Su "lugar en el mundo" está en la Finca Don Miguel, ubicada en una Colonia de Juan José Castelli, provincia del Chaco. En El Impenetrable chaqueño, hoy constituido como Parque Nacional, la chef hace patria, desde su pasión que es la gastronomía.

Nos reencontramos hace pocos días en la Quebrada de Humahuaca, tras haber participado junto a un grupo de colegas de diferentes lugares del país en un encuentro realizado en San Salvador de Jujuy.

Ahí nos contó que es cocinera profesional desde el año 2008, aunque la pasión por la cocina está en ella desde la primera infancia. Dice que "de aquellos años atesoro los aromas típicos del campo, el aroma de las mermeladas de cítricos cociéndose en el fogón de leña, del pan salido de un horno de barro y también el olor al cuero trabajado por las manos de mi abuelo".

Continúa su relato diciendo que también atesora "el sabor de una lonja de charque" y mantiene vivas las recetas de las pastas caseras, la magia de lograr y estirar en un mesón la masa del strudel".

La intención de Alina, es transmitir un sentimiento de valoración del uso de la tierra, cultivando con sus propias manos productos con los cuales puede crear platos (y con ellos sensaciones).

En junio de 2009, abrió las puertas de su pequeña casa de campo en J. J. Castelli, para ofrecer un menú logrado íntegramente con productos de la finca. Se trata del Restaurante Ana, donde practica una cocina que ella misma define como "del Km 0 y con producción propia".

Alina Ruiz cursó parcialmente la Carrera de Sommelier en la Escuela Argentina de Sommeliers. Ha realizado numerosos cursos vinculados con la gastronomía y el vino. Pero lo más importante, es su participación en trabajos de investigación a campo donde tuvo contacto cercano con productores y productos, que hacen posible recrear recetas de los habitantes originarios de esas zonas y de los inmigrantes que llegaron al Chaco desde muy diversos lugares del planeta.

Esas experiencias se dieron en las zonas de Miraflores, Zauzalito, Puerto Fortín Lavalle y parajes del Impenetrable profundo. En agosto pasado, fue una de las cocineras invitadas en el evento de presentación del Parque Nacional El Impenetrable, en el Paraje La Armonía.

En Buenos Aires, había dado allá por 2007 sus primeros pasos en Verace, restaurante de Belgrano cuya cara visible era Donato de Santis.

Nunca dejó de capacitarse en distintas áreas que tienen que ver con la actividad. Inclusive, se especializó en Turismo Rural, ya que ofrece alojamiento en cabañas dentro de su finca.

El nombre se debe a uno de los abuelos de Alina, quien recuerda que desde la infancia ha compartido, preparado y admirado las recetas de doña Ana, su abuela materna y esposa de don Miguel.

Intentando continuar con la misma esencia, Finca Don Miguel ofrece en la ciudad de Buenos Aires la integración de los sabores regionales adaptados a un estilo gourmet (www.donmiguelurbano.com.ar).

Más de Gastronomía
Siento ruido de pelota
Gastronomía

Siento ruido de pelota

En La Guitarrita se respira fútbol. Así lo indica su origen ya que fue fundada por dos jugadores de renombre como René Pontoni y Mario Boyé, sino también por los banderines de clubes y fotos de grandes momentos del más popular de los deportes. Para que la gesta fuera completa, faltaba el estadio. Está en Núñez y tiene una propuesta diferente a la original, pero con el sello de la casa.
La imaginación al poder
Gastronomía

La imaginación al poder

La noche del viernes pasado demandaba un esfuerzo extra: recorrer los 60 kilómetros que unen la Capital con el Sofitel La Reserva Cardales. En Le Lac, se juntaban dos cocineros amigos y ambos grandes profesionales. El resultado mejor verlo en imágenes, con un deseo: que se repita.
El Rey ha muerto, La Rey también
Gastronomía

El Rey ha muerto, La Rey también

El Grupo Desarrolladora Gastronómica, que hace pocos días cerró Rond Point, ahora decidió cambiarle el nombre a la tradicional Pizzería La Rey, fundada en 1953. Pasará a ser una Kentucky más.