Cenas y coctelería en la terraza de Alcorta Mall

Arriba se vive la noche

Viernes, 30 de septiembre de 2022

El restaurante ubicado en las alturas de Alcorta Mall extendió su horario nocturno, para ofrecer también cenas en sus espacios cubierto, semicubierto y patio al aire libre. El menú diseñado por el chef Camote Langer, está compuesto por tapas (platillos según la carta), a partir de las 19 todos los días.

Arriba Rooftop - Jerónimo Salguero 3172 Palermo - Teléfono: 6614-2833. Abierto todos los días de 9.00 a 2.00 AM. Principales tarjetas. @arriba.rooftop

Este año abrió en la espectacular terraza de Alcorta Mall (ex Paseo Alcorta), el Restaurante Arriba Rooftop, nuevo emprendimiento de BLA Food Group, dueños además de Invernadero (Biblioteca Nacional) y Spritzza (Palermo).

El restaurante, ubicado en el tercer nivel del shopping, cuenta con una barra circular, en tanto que hay tres espacios diferenciados: cubierto, semicubierto y patio al aire libre, ideales para el clima templado de los próximos meses.   

En esta visita encontramos novedades en la carta, respecto de lo se ofrecía al momento de la apertura. Actualmente la propuesta está armada por el chef Camote Langer, que consta de platillos (como dice la carta), que no son otra cosa que tapas o pequeñas raciones.

Aunque alguna de las opciones puede ser más exuberante como es el caso del vacío braseado con su jugo y puré de papas.

Lo que se recomienda es pedir cuatro o cinco platillos entre fríos y calientes en el caso de que sean dos personas, en el orden que se prefiera. Para ello, resulta conveniente consultar los diferentes tamaños.

En este caso, para comenzar pedimos el tiradito de trucha y el tataki de bife con salsa ponzu. La coliflor asada con hummus de maní, resultó un buen complemento para acompañar al vacío que ya mencionamos, que se deshacía debido a la cocción prolongada.

Otra de las tapas, que se pidió como prepostre es el Patazonzola (el excelente queso azul que elabora Mauricio Coully en Cipolletti), que sirven con membrillos en almíbar de especias.

Y un postre para el final: sorbet de frambuesa con crema de mango y frutilla (que se aclara que es apto para veganos).

Vale recordar que, tal como ocurrió en dos visitas anteriores, la coctelería es un punto fuerte de la casa. Hay tragos muy creativos, que conviven con los más clásicos. Probamos el "Vegetal", de destilado de pera, pera clarificada, sidra y apio.

Y aparte está muy bien diseñada la carta de vinos, donde encontramos etiquetas poco frecuentes y a precios realmente razonables. Están presentes las bodegas más conocidas del mercado, así como opciones menos conocidas.

Para otras visitas quedaron pendientes otros platillos tentadores: pulpo a la chapa con puré de arvejas; langostinos con espuma de ajo blanco; mollejas con ensalada al estilo asiático; alitas coreanas; burrata con escabeche de alcauciles, frutos secos y focaccia; croquetas de trucha y mermelada de jalapeños; morcilla a la plancha con huevo, entre otros.

El estilo del lugar tiende a captar a un público amante de la música fuerte a medida que avanza la noche, algo que se ha tornado común en la gastronomía porteña. Al igual que la iluminación tenue, en este caso acorde a una salida en pareja.

Para los mediodías, hay un menú de siete entradas, tres ensaladas, ocho principales y 5 postres. Opciones más simples que pueden degustarse junto a la pastelería y opíparos desayunos desde las 9 de la mañana.

Las noches de Arriba prometen ponerse divertidas con esta propuesta informal, a tono con lo que se está viendo últimamente en la gastronomía en la que se eliminan entradas y principales, para ofrecer pequeñas raciones para compartir. Lo que conlleva un gran atractivo por la posibilidad que se ofrece para disfrutar de más platos y compartirlos con tu acompañante. Interesante experiencia dentro de un shopping. 

Más de Restaurantes
Julia y ahora se viene Franca
Restaurantes

Julia y ahora se viene Franca

Julio Báez se define como un cocinero indie. A nosotros, que en Fondo de Olla © tratamos de evitar las palabras en inglés, si bien podríamos traducirlo como "independiente", preferimos definir al chef de Julia (abrió a mediados de 2019 su pequeño restó con el nombre de su hija), como un creativo y audaz cocinero que se enorgullece de hacer lo que quiere y que no tiene un gramo de soberbia, aunque sus 22 cubiertos estén reservados con mucha anticipación. Y también revela que le da vergüenza que publiquen eso de que siempre está lleno. Después de la maldita pandemia, volvimos para encontrarnos con un Julio distinto, de pelo teñido y un arito casi imperceptible, imagen que contrasta con la formalidad del hotel donde se formó. Pero su cocina evoluciona y aun no ocultando sus raíces francesas, nos sorprende con platos que son únicos y que responden a varios estilos y orígenes.
La Sál que viene del Norte
Restaurantes

La Sál que viene del Norte

Sál ("alma" en islandés) nació en abril de este año con una propuesta diferente para nuestro medio: una cocina nórdica con mayores estándares gastronómicos, respecto de la comida casera de esos países del Norte de Europa que ya conocíamos por estos lares, gracias al Club Danés y el Club Sueco. El chef Nicolás Díaz Martini lo hizo posible. Una propuesta superadora del estilo culinario que hoy está de moda en el mundo. Volvimos después de unos pocos meses y la evolución ha sido notable.
Qué grande la Nonna
Restaurantes

Qué grande la Nonna


Después de su extenso paso por dos hoteles del Grupo Accor (Novotel y Sofitel Recoleta), el chef Javier Marrone se lanzó con su propio restaurante en Lanús. Dinonna Cucina es un homenaje a la abuela italiana, que es la de todos los que llevamos esa sangre en las venas. Y lo hace con recetas tradicionales, a las que agrega su toque personal, para dar vida a una propuesta de excelente relación precio calidad.