De Padova a Buenos Aires

Antiche Tentazioni, lo nuevo en helados

Lunes, 12 de febrero de 2018

Antiche Tentazioni es una marca de gelato italiano originaria de Padova, en la zona del Véneto, que desembarcó en la Argentina en diciembre de 2017, luego de la puesta en valor de una antiquísima casona porteña de inmigrantes italianos, en el corazón de Palermo Soho.

Antiche Tentazioni es un "gelato d'autore", un nuevo concepto comercial que en la actualidad se impone en el continente europeo, y en donde se prioriza la elaboración artesanal, la materia prima de calidad, el ingenio del maestro gelataio, el cuidado de la higiene, la tecnología de punta y la atención personalizada de sus propios dueños.

El local fue ambientado como un típico establecimiento italiano, que se destaca por sus hamacas del tipo nido colgantes y está ubicado en la calle Honduras 4770, entre Malabia y Armenia (a dos cuadras de Plaza Serrano).

Los productos de Antiche Tentazioni cuentan con el sello del maestro heladero Alberto Pasquini. Están elaborados en forma diaria a la vista del consumidor, con frutas frescas de estación, leche, huevos, cremas naturales e ingredientes traídos en algunos casos desde Italia, la cuna mundial de los artistas del gelato.

Algunos de los ingredientes utilizados son pistacchio de Sicilia, nocciola del Piamonte, mascarpone de Lombardía; pasando por chocolates de Bélgica y vainilla de Madagascar, hasta menta de la costa mediterránea, castañas y productos derivados de Nutella.

El proceso artesanal del gelato se efectúa sin colorantes, aromas artificiales ni pastas (algo primordial para la dieta de los celiacos), con productos nutritivos y seleccionados.

Con el objeto de capacitarse en la producción de estos helados, en 2002 Alberto Pasquini emprendió un viaje a Italia. Luego de dos años de perfeccionamiento, con eximios maestros heladeros como Filippo Zampieron, Federico Maronatti, Giuseppe Scaringella y Vicenzo Badassarre, inauguró la gelateria familiar artesanal Los Andes, en la ciudad de Padova (19 de febrero de 2004).

Años más tarde, merced al éxito y a la experiencia adquirida, la familia de Pasquini (Ivone, Germán e Ivana) apostó al crecimiento e inauguraron un nuevo local en dicha ciudad, bautizándolo Antiche Tentazioni.

Es así que su hija Ivana Pasquini y su yerno Christian Fittipaldi, vislumbraron en el producto un potencial de crecimiento y alcance más allá de las fronteras italianas. Y por ello, el año pasado iniciaron el desembarco en tierras argentinas con el objetivo posicionar la marca Antiche Tentazioni.

Fue a mediados de diciembre último, cuando inauguraron un local en Palermo Soho, con el compromiso y el desafío de mantener la excelencia y calidad heredadas. Fieles a la filosofía familiar, instalaron equipamiento con tecnología de punta italiana. Y algo importante: a la hora de fijar el precio del "gelato d'autore", se inclinaron por un valor de mercado a la altura de otras marcas del segmento premium, pero con el valor agregado de una calidad superior.

Algunos de los sabores de cremas, son avellana del Piemonte, amarena, torta paesana, tiramisú, sabayón y café irlandés. En chocolates, alfajor, Rocher, con naranjas, marroc, fondente y granizado. Y en frutas, ananás al champagne, frutos del bosque, melón, pera Williams, sandía, banana y manzana (juntos), limón, y frutilla.

Más de Gastronomía
Lo que se Cocina en la Olla
Gastronomía

Lo que se Cocina en la Olla

Una celebración especial en Cabaña Las Lilas. Lekeitio cambia carta. Kho, un hijo de Green Bamboo en el Mercado de Belgrano. Dulce de leche argentina a Japón. Los almuerzos de Cincinnati. Y llega el exclusivo Johnny Walker Blue con etiqueta argenta.
Hernán Caballero, NH Lancaster
Gastronomía

Hernán Caballero, NH Lancaster

El chef ejecutivo del NH Lancaster es uno de los tantos jóvenes profesionales que ha promovido la cadena hotelera española, conocida por tener a Ferrán Adriá como asesor a nivel global.
Hágase la luz
Gastronomía

Hágase la luz

En lo aparente, Luzmala es un bar como muchos que tienen la onda speakeasy pero puertas adentro exhiben algunas diferencias que lo identifican. Algunas se refieren a la ambientación, como su "techo de pecera", pero sobre todo porque la cocina que lleva adelante el chef Martín Pons no es el último orejón el tarro como ocurre a veces en estos lugares.