Lo que mata es "la" calor

Cómo evitar contaminaciones en la carne de pollo

Viernes, 12 de enero de 2018

Para prevenir las Enfermedades Transmitidas por Alimentos (ETAS), el Centro de Información Nutricional de la Carne de Pollo (CINCAP) recomienda extremar los cuidados al manipular el pollo, en especial durante el verano.

El verano es la época en la que debido a las elevadas temperaturas y la humedad ambiente, los alimentos son más susceptibles al desarrollo microbiano.

Es muy difícil de detectar si un alimento está contaminado ya que generalmente no se altera el sabor, el color o el aspecto de la comida. Por esto, las pautas de higiene a la hora de manipular los alimentos son la clave de la prevención.

El Centro de Información Nutricional de la Carne de Pollo (CINCAP), señala que una de las claves al comprar este producto en fresco, debe tener su piel húmeda, intacta y sin manchas marrones. Su color puede ser blanco o amarillo, y el olor debe ser agradable y fresco. Las puntas de las alas no deben estar oscurecidas, ni presentarse pegajosas.

Se recomienda tomar el pollo al finalizar la compra y refrigerarlo inmediatamente, para evitar romper la cadena de frío. Además, debe estar siempre embolsado y con etiqueta, con la respectiva fecha de vencimiento. Si se congela, el pollo entero dura 12 meses y el trozado, 9 meses. Se descongela adentro de la heladera, nunca a temperatura ambiente.

Por otra parte, se aconseja no dejar el pollo cocido a temperatura ambiente durante más de dos horas. Las preparaciones cocidas duran en la heladera hasta 48 horas y en el freezer, de 4 a 6 meses.

En cuanto a los síntomas típicos de las ETAS incluyen vómitos, dolor abdominal, diarrea y fiebre y en ocasiones más extremas pueden producir trastornos neurológicos, renales, de la piel, visión doble, dificultad respiratoria e incluso la muerte.

Los niños y los adultos mayores son los grupos más propensos a desarrollar una ETA, por lo que las precauciones deben extremarse.

CINCAP es un centro de consulta referente sobre carne de pollo y salud que fue creado en el año 2008. Su misión es informar a los profesionales vinculados con la salud y la alimentación, así como a la comunidad, "sobre los beneficios del consumo de pollo para la salud humana, basándose en datos de rigurosidad científica; generar nueva información a partir de investigaciones y revisiones, y articular acciones con otras instituciones, con el objetivo de contribuir a mejorar la calidad de la alimentación de las personas, y consecuentemente su calidad de vida".

En nuestro país, el consumo de carne aviar (el pollo es amplio dominador de este mercado) ha crecido desde 20 kilos anuales per cápita hacia el año 2000, a más del doble en la actualidad.

Y la producción aumentó un 6,3% interanual en los primeros siete meses del 2017, alcanzando un total de 1.236.000 toneladas.

La explicación de este fenómeno hay que encontrarla en el precio del pollo, que es sensiblemente menor al de otro tipo de carnes, como vaca, cerdo y pescados. De ahí que cobra importancia asesorar a la población para evitar cualquier riesgo de contraer una ETA. 

Más de Alimentos
China able su melcado a las calnes empeoladas
Alimentos

China able su melcado a las calnes empeoladas

Según informó la embajada argentina en Beijing, el trabajo conjunto realizado por el Ministerio de Agroindustria, el SENASA, la Cancillería y el IPCVA, llegó a buen puerto con la apertura para nuestras carnes con hueso y enfriadas. Se prevé un gran crecimiento de las exportaciones.
El arte de asar en dos continentes
Alimentos

El arte de asar en dos continentes

Manuel Corral Vide, chef gallego radicado en Buenos Aires desde hace varias décadas, revela para Fondo de Olla sus experiencias con la carne asada en un viaje imaginario que comienza en Galicia y termina en el Río de la Plata.
La carne de cerdo no está achanchada
Alimentos

La carne de cerdo no está achanchada

Según un informe de Coninagro, el consumo anual per cápita de carne de cerdo y derivados llegó el año pasado a 14,5 kilos. Se registra un aumento importante pero aún estamos lejos de la vaca y el pollo.