Reabrirá sus puertas la tradicional pizzería de Belgrano

Vuelve Burgio

Miércoles, 31 de agosto de 2022

Burgio reabrirá en el mismo local que está cerrado desde octubre del año pasado. La pizzería de la Avenida Cabildo fue fundada en 1932 y se anuncia que, durante el mes de septiembre, estará funcionando nuevamente con reformas y novedades. Bienvenida sea la buena nueva.

Decíamos el año pasado, anunciando el cierre de Burgio, pero dejando la puerta abierta: "Con octubre se va Burgio, la pizzería belgranense que el italiano del apellido que le dio nombre al negocio abrió en 1932. De todas maneras, no se sabe bien si es en forma definitiva, si harán reformas para volver a abrir o si, por el contrario, en ese predio se construirá un edificio de varios pisos, como ocurre habitualmente. Aguantó la cuarentena, pero no la debacle económica de este país inflacionario".

Por suerte, de todas las hipótesis la que triunfó fue la reforma cambio de empresa societaria mediante. Es un hecho que en las próximas semanas reabrirá con el nombre de Casa Burgio (al menos es lo que se ve en la entrada del local).

Durante estos casi 11 meses, cada vez que transitábamos por la Avenida Cabildo al 2400 entre Monroe y Blanco Encalada, mirábamos con algo de nostalgia la vereda del lado del río, con el fin de comprobar si había algún que cartel que indicara un cambio en la fachada del edificio que durante casi 90 años albergó a la pizzería más tradicional del barrio.

En ese lapso, una vez observamos un cartel de inmobiliaria que decía "Alquilado". 

No mucho más que eso, porque de repente desapareció y la verdad es que pensábamos que, como está pasando reiteradamente en la zona, se venía otro edificio de varios pisos.

Por suerte no fue así. La noticia es que un emprendedor llamado Gonzalo Louro, asumió el desafío de que Burgio resurgiera como el Ave Fénix.

Por supuesto que la reapertura no tendrá nada que ver con aquellas vetustas instalaciones, sillas y mesas del tiempo de ñaupa, paredes descascaradas, ausencia de clientes y un tufillo a viejo que no podía disimularse.

Lo que sí quedará es el antiguo horno al que ya están enciendo algunas horas diariamente, para que "se acostumbre" al funcionamiento después de 11 meses de parate. Y cuentan que, a la propuesta habitual de pizza al molde, bien porteña; a las empanadas fritas; se sumarán otras propuestas como el café, los churros y los helados. De hecho, para estos últimos se ha comprado una moderna máquina italiana.

Por el momento, todo es alegría entre los vecinos del barrio y también en aquellos que, como nosotros, solíamos pasar cerca de la medianoche después de presenciar algún partido de nuestro Tigre, en Victoria. Claro está que sabemos que somos la excepción, porque la mayoría de hinchas llegará desde la cercana cancha de River, como ha sido toda la vida.

Vuelve Burgio y es una muy buena noticia. No solo porque es un símbolo de la gastronomía del barrio de Belgrano, sino porque llegará renovado, con nuevas propuestas, instalaciones más cómodas aunque manteniendo la esencia de un lugar histórico que casi termina, como casi todo por la zona, convertido en una mole de cemento. 

Más de Gastronomía
MN Santa Inés, un oasis en la Isla de la Paternal
Gastronomía

MN Santa Inés, un oasis en la Isla de la Paternal

MN Santa Inés es una rara avis en la gastronomía porteña. Ubicado en un barrio poco y nada abundante en restaurantes, abre solo al mediodía y ofrece una cocina que se sale del molde. Con cada nueva visita, incrementa su caudal de fanáticos por su excelente relación precio calidad.
Roma, Pane, Dolci
Gastronomía

Roma, Pane, Dolci

Con más de 100 años elaborando productos de panadería y pastelería en forma artesanal, este emblema de Caballito combina la herencia y la tradición de una familia de tres generaciones de panaderos italianos.
Sueño de un chef
Gastronomía

Sueño de un chef

A Le Rêve le tocó bailar con la más fea. Porque Rodrigo Da Costa y Nicolás Calderone, socios de este emprendimiento en Palermo, los tomó por sorpresa la pandemia (como a tantos otros) y debieron cerrar sus puertas a los pocos días de la apertura. Pero lograron superar la crisis más profunda que debió atravesar el negocio gastronómico. Hace algunas semanas, visitamos el restaurante en ocasión de un menú a 4 manos entre Rodrigo y su amigo y colega Luciano Losada. Una experiencia de alto vuelo que nos deja la tentación de extender la experiencia al propio menú de la casa.