Editorial

Reculando

Viernes, 8 de enero de 2021

El Gobierno nacional dio marcha atrás con el virtual toque de queda. Ahora le tiró la pelota "a los gobernadores y gobernadoras (sic), y al jefe de Gobierno porteño, para que sea cada distrito el que decida las medidas a tomar. En CABA, los restaurantes y bares deberán cerrar a la 1 de la madrugada.

¿Recuerdan cuando el hoy oficialismo criticaba al expresidente Macri por las medidas que se tomaban sin pensarlo y se daba marcha atrás a las 48 horas? Pues bien, ante la reacción del cordobés de su propio partido que traicionó a los jubilados, quien anunció que no acataría el toque de queda de 23 a 6 AM, el presidente científico no tardó ni un día para recular. También el opositor mendocino, Rodolfo Suárez, se había manifestado en igual sentido que Schiaretti.

Es decir que el editorial que publicamos ayer por la noche, ya a esta altura de la tarde siguiente perdió vigencia en sus conceptos iniciales, aunque no en el tema de fondo, que es darle la extremaunción de la gastronomía: https://www.fondodeolla.com/nota/16907-la-extremauncion/.

En la conferencia de prensa que dio el jefe de gabinete con otros científicos funcionarios hoy al mediodía, anunciaron que dejan a decisión de los "gobernadores y gobernadoras" (téngase en cuenta que todos y todas deben hablar en lenguaje inclusivo por orden de la jefa), adopten la limitación nocturna según lo crean conveniente.

Es curioso porque esta mañana, escuchábamos parte de la conferencia de prensa del presidente uruguayo, Lacalle Pou, en la que señalaba que a través de los estudios científicos recibidos se comprobó que el aumento de casos de COVID-19 se debió a las reuniones intrafamiliares durante las fiestas de fin de año, no así por la presencia de gente comiendo en los restaurantes en los que se cumplen los protocolos sanitarios.

Por ende, más allá de cerrar las fronteras, algo que aquí no se hizo en su momento cuando el ministro GGG decía que el Coronavirus no iba a entrar en la Argentina, los vecinos -cuyo primer mandatario tampoco se comparó con los demás países haciéndose el guapo-, optaron por extender en dos horas el horario de atención turística y gastronomía.

El texto oficial conocido hace pocas horas en nuestro país, señala que "mediante la experiencia nacional e internacional, se ha podido establecer que las actividades que conllevan alto riesgo de transmisión son las que implican contacto estrecho prolongado en espacios cerrados con escasa ventilación o abiertos que involucran la concentración de personas, dificultan el uso de tapabocas/ nariz y el mantenimiento de la distancia física".

Tranquilos, que en las reuniones familiares no entra la peste. Tampoco en los velatorios multitudinarios como el de Maradona, ni en las concentraciones verdes y celestes, ni en los piquetes y marchas de las organizaciones sociales.

Muchas voces se levantaron entre nosotros cuando se supo de la intención de cerrar las ciudades a las 23. Entre ellas rescatamos lo que decía ayer Agustín Latorre, propietario de ambos locales de Osaka Buenos Aires, respecto de las consecuencias que traería aparejado el DNU del gobierno (antes de la reculada oficial).

"...En cuanto al rubro, en la Ciudad de Buenos Aires, vimos que en un principio enviaban un mensaje con el fin de generar consciencia a través de cuidar a nuestros empleados y a nuestros clientes, manteniendo los negocios cerrados".

"Luego una extensa cuarentena y las reaperturas, comenzamos a trabajar de menor a mayor con el objetivo de pagar deudas, mantener fuentes de trabajo y subsistir en el marco de un hecho inédito en todo sentido. Cuando teníamos la esperanza de que se regularice la situación, nos encontramos con un desorden general en plena pandemia, a través de actos masivos que generaron en gran parte este rebrote".

"Sumando al panorama que se vive en vacaciones, la decisión tomada nos impacta de lleno en plena recuperación, sumado a la inversión que tuvimos que realizar para cumplir los protocolos establecidos".

"Hoy nos encontramos con un toque de queda, un decreto que limita las libertados individuales (obviamente con la responsabilidad en el cuidado), si apoyo ni medidas del gobierno, sin ATP, impuesto a la tarjeta de crédito, sin turismo y así podemos enumerar una larga lista de obstáculos".

"Esta situación se maneja día a día, improvisando constantemente, sin tener en cuenta las consecuencias que genera cada medida, es representación misma de la ‘manta corta', es un paso adelante y dos pasos para atrás. No podemos ver el futuro en un rubro que es el que genera más puestos de trabajo, solo nos queda la incertidumbre de que pasara el próximo día, mientras tanto seguimos invirtiendo y perdiendo dinero constantemente para conservar las fuentes de trabajo".

Al momento de redactar este editorial, aun sin confirmaciones por parte del alcalde porteño, trascendió como fuerte rumor que el cierre se correría una hora, para obligar el cierre a la medianoche (hoy es a las 3 AM). Pero finalmente, nos llegó la noticia de que en CABA se debe cerrar de 1 a 6 AM. 

Suerte que tenemos un gobierno de científicos, no como el paisito vecino que ha tenido menos casos comparativos de Coronavirus e índices de letalidad menores solo de casualidad. No hay que ir tan lejos, solo es cuestión de cruzar el charco para darse cuenta de por quiénes estamos gobernados. Un presidente sin poder, que miente todo el tiempo y que recula después de haber metido la pata por enésima vez. Así estamos hoy "todos y todas", restaurantes y restaurantas, hoteles y hotelas, bares y baras. 

Más de Editorial
La extremaunción
Editorial

La extremaunción

Las medidas restrictivas que comenzarán a regir desde mañana, a partir de su publicación en el Boletín Oficial, que el gobierno da en llamar "cierre sanitario nocturno", no es otra cosa que un velado toque de queda. Esta limitación de las ya restringidas actividades vinculadas con la gastronomía, significará lisa y llanamente darles la extremaunción a los restaurantes.
Al Maestro con Cariño
Editorial

Al Maestro con Cariño

Cada llamado, cada mensaje de Julián, nos ponía en alerta. Esperábamos la noticia que nunca hubiéramos querido recibir. Hasta que hoy sucedió y no hay consuelo. Aquel periodista de Canal 13 al que admirábamos por su capacidad intelectual, su voz que transmitía serenidad, se nos ha ido. Con Horacio de Dios, se va de este mundo un enorme periodista, una gran persona, una mente privilegiada y, para mí en particular, un amigo que me regaló la vida.

Polenta a la parrilla
Editorial

Polenta a la parrilla

Si Alberto Fernández fuera un pez, ya se habría tragado el anzuelo tantas veces como los pescadores lo devolvieran al agua. En recientes declaraciones, el presidente culpó al COVID-19 por no haber podido cumplir sus promesas de campaña. Una de ellas tiene que ver con el rito del asado. Prometió llenarnos la parrilla, solo que olvidó aclarar que no sería de carne, sino de polenta.