Línea Gaudeo, de la Bodega Trivento

Qué "gusto" tiene el Malbec

Jueves, 25 de junio de 2020

En abril de 2019, la Bodega Trivento presentó una nueva línea de single vineyards denominada Gaudeo, tres Malbecs de Gualtallary, San Pablo y San Carlos. Ahora fue el turno de la nueva añada exhibida a la prensa a través de una cata virtual.

Gaudeo deriva del latín guadere, que significa "alegrarse", "disfrutar", "gustar". En definitiva, "sentir placer por algo". La primera cosecha, vinos que fueron presentados el año último, incluía tres Malbec provenientes de microterroirs, todos ellos responsabilidad de Germán Di Césare, enólogo de Bodega Trivento.

Estamos en épocas de cuarentena, y por ende las catas de presentación a la prensa son virtuales, lo que por supuesto tiene sus pros y sus contras. El servicio queda a tu propio criterio, no hay comida para acompañar (lo que tiene su lado bueno porque no hay sabores que puedan distorsionar las características del vino), el contacto es a distancia y a veces se pierden gestos, comentarios, hasta ganas de preguntar más.

En estos casi 100 días de confinamiento, el Zoom ha sido el elemento a través del cual las bodegas presentan sus novedades. La actividad agropecuaria en general y la vitivinicultura en general, no se detienen nunca, hay que seguir adelante pase lo que pasare.

De tal forma no hay cuarentena que valga. Los ciclos de elaboración se siguen cumpliendo a rajatabla y encima estamos en tiempos de exhibir nuevas cosechas.

Es lo que ocurrió con la Bodega Trivento, su enólogo Germán Di Cesare y particularmente la línea Gaudeo, destinada a "darnos placer" y a determinar cuál es el "gusto" por el Malbec de determinadas zonas geográficas y viñedos únicos.

En este proyecto de viños de terruño, Di Cesare comenzó con Gaudeo Los Sauces cosecha 2018. Es un distrito de Tunuyán vecino a Los Chacayes. La finca de la bodega tiene 300 hectáreas, a una altitud de 1.100 metros.

La crianza se realizó en fudres de 5.000 litros de segundo uso, durante 14 meses. Se elaboraron 6.500 botellas.

Paraje Altamira ofreció la segunda versión de la línea, en este caso de la cosecha 2017 y elaborado con uvas provenientes de la Finca Los Indios, 125 hectáreas de viñedos a 1.070 metros sobre el nivel del mar. 

En este caso, el vino tuvo una crianza de 16 meses en fudres de tercer uso. También se elaboraron 6.500 botellas.

El tercer Malbec llegó de Tupungato, concretamente de Gualtallary y perteneciente a la cosecha 2017. En la etiqueta no figura esta última localidad, ya que en esa perversa situación que rigió durante muchos años en que uno podía registrar como marca a una zona geográfica Cafayate, Yacochuya, por ejemplo), la denominación Gualtallary quedó como "propiedad" de la dupla Vila-Manzano.

Esta finca de Trivento está ubicada dentro del complejo Winelands, a 1.300 metros de altitud. Crianza de 18 meses en fudres de tercer uso. Y también 6.500 botellas de producción total.

Por último, llegó el Gaudeo de mayor altura (1.480 metros), proveniente de la Finca San Pablo, cosecha 2017. Asimismo, con crianza de 18 meses en fudres de tercer uso y siempre la misma producción limitada.

Todos estos vinos se comercializan a un valor sugerido al público de $ 1.700, que pueden adquirirse en forma individual o combinada, en este caso para comparar cada single vineyard.

Es interesante saber que esta línea casi no se exporta, a la vez que Di Cesare no descarta que más adelante puedan incorporarse nuevos terroirs.

Más de Bebidas
Descubriendo los secretos de Achával Ferrer
Bebidas

Descubriendo los secretos de Achával Ferrer

Ubicada en Mendoza y a sólo 25 minutos de la ciudad, Achával Ferrer abre sus puertas con un nuevo espacio exclusivo, para dar a descubrir los tesoros mejor custodiados de la bodega.
Rosado de verano
Bebidas

Rosado de verano

Es un vino rosado que se elaboró en base a un 100% de uvas Malbec cosechadas a mano, provenientes de viñedos propios ubicados a 1.150 metros sobre el nivel del mar en Vistalba, Luján de Cuyo.

Hacedores de cápsulas
Bebidas

Hacedores de cápsulas

Kapselmaker es la empresa familiar de Antonio y Javier Boustani, quienes montaron una planta para producir café en cápsulas compatibles con Nespresso. La novedad es que cuentan con un local de ventas en Palermo. Y tienen un plan de expansión también a nivel internacional.