La verdad del milanés

Forza IKE

Viernes, 8 de marzo de 2019

Milanés de Gallarate, Alberto Giordano recaló en Buenos Aires y decidió abrir su restaurante italiano en la Zona Norte. La sigla IKE, responde a la premisa "Italian Kitchen Everywhere". Y cuánto más auténtica, mejor.

IKE Milano - Dardo Rocha 2602 Martínez - Teléfono: 4717-2993. Abierto de martes a sábados mediodía y noche, domingos mediodía. Principales tarjetas.

Tipo de Cocina: Italiana

Barrio: Martínez

Precio: $$$$

Hay una tríada que une a tres restaurantes italianos: L'adesso, IKE Milano e Italpast (en orden geográfico, de sur a norte, de la Capital Federal a Martínez, y de allí a Campana. Nos gusta sobremanera recorrer ese camino que nos lleva a la más auténtica Cucina Italiana.

Alberto Giordano es el propietario de IKE Milano, el más joven y el que recaló último en Buenos Aires. Apostó a un público difícil para la gastronomía, donde el polo de Dardo Rocha, en Martínez, aparece muy abundante en cantidad y desparejo en calidad.

Alberto Giordano con Leo Fumarola.

Gallarate es una pintoresca población en las afueras de Milán, por la que uno pasa cuando va del aeropuerto de Malpensa hacia el centro de la ciudad. Quizá nos hubiera pasado inadvertida de no ser que de allí es la familia de nuestra prima política María Rosa Colombo. Y de ahí también es oriundo Alberto Giordano.

Y como la Cocina Italiana está en todos lados, estaba ausente en el Conurbano Norte.

La magia no existe, sí la calidad del producto, las recetas clásicas con pocos ingredientes, el respeto por las tradiciones que se manifiesta en los puntos de cocción, las salsas que como dice Mauro Crivellin no deben matar a la pasta, la sencillez y la simplicidad.

Todo eso se conjuga en IKE Milano, donde nos invade el clima de trattoria y los platos irradian italianidad. Buena señal que en una noche tormentosa y nada apacible, hubiera gente esperando mesa.

Comenzamos con la frittura mista di pesce, etéreas rabas, gambas y brótola. Luego la infaltable parmigiana di melanzane della Nonna Rosa, un clásico de la casa. Y como último antipasto, la burrata con peras al vino blanco y hojas verdes.

Amore Milano.

También ofrecen cazuela de mejillones con pan caliente; mini arancini in omaggio (homenaje) ad Amatrice (el pueblo destruido por un terremoto); scamorza ahumada con hongos salteados.

Era noche de pastas, 3x3 (tres comensales, tres variedades). La primera fue una pasta corta (mafalde) con garbanzos y almejas frescas. Asimismo, caserecce con pesto, papas y chaucha. Y finalmente, gnocchi alla sorrentina, gratinados, con tomate y provola ahumada.

IKE cuenta también con opciones de pasta rellena, así como unos tentadores paccheri con gambas, aceitunas negras y alcaparras. Y dos risotti: con tomate de San Marzano y emulsión de burrata a frío; o clásico con funghi porcini.

Hay cinco platos entre los principales, además de la pesca del día y la sugerencia del chef. El tentáculo de pulpo en salsa Luciana con papas, un must de la casa. Y tagliata di manzo, o bien cazuela de mariscos y pescado con croutons, a recomendar con los ojos cerrados.

La mesa pidió el que quizá sea menos "italianos" de los postres: "La grande atmosfera". Es una esfera de chocolate belga rellena con helado y base de crumble. Más clásicos son el tiramisú, el affogato con café y licor Strega, la pannacotta al pistacchio, y la sfogliatella napoletana.

La carta de bebidas rinde pleitesía a las costumbres italianas. Tragos frescos, Spritz con prosecco, grappa, limoncello hecho por uno de los camareros, vinos a precio amable.

Se respira italianidad en IKE Milano. Ya con nuevo salón y propuestas renovadas, para Fondo de Olla © está en el camino que nos lleva de Palermo (el de Buenos Aires) a Campana. Y qué mejor elogio que decir que va en la misma dirección que L'adesso e Italpast.

Una esquina en Martínez, frente al Hipódromo.

El antipasto italiano. 

Al funghi, funghi.

Paccheri con gamberi.

Más de Restaurantes
Un toro desbocado
Restaurantes

Un toro desbocado

Boca de Toro es el nuevo restaurante del Hotel Pulitzer. Su propuesta claramente se inscribe en la culinaria española moderna, con un menú diseñado por el chef Ismael Alonso. Una gran apertura para este año que recién comienza a despegar, aún en medio de la crisis económica.
Pantumaca porteña
Restaurantes

Pantumaca porteña

El Casal, restaurante de la vieja sede de los catalanes en Buenos Aires, sigue ofreciendo su cocina honesta y sencilla, surgida del mar y la montaña. Desde una clásica pantumaca a la gran fideuá, y también por qué no el cochinillo de campo, que es una licencia a otra región de la península ibérica.
La metamorfosis en Bis
Restaurantes

La metamorfosis en Bis

Metamorfosis es, según la RAE, la "transformación de algo en otra cosa". Eso ha pasado con Bis, el segundo restaurante de Gonzalo Aramburu, que de la "cocina de mercado" en Constitución, se transformó con el aporte de Julio Báez en un nuevo exponente porteño de alta cocina.