No hay alimentos sin productores

Más caciques que indios

Jueves, 1 de noviembre de 2018

La asociación que acaban de crear para "potenciar los alimentos y cocinas de las Américas", tiene apenas cuatro cocineros (una de ellas mediática) entre 25 miembros. Y ningún productor.

La noticia, emanada en el INTA, entidad trascendente si las hay pero que en este caso la pifia, dice que "constituyeron una entidad para promover el desarrollo de los sistemas alimentarios tradicionales y populares de la región".

Y agrega que "con el objetivo de promover el desarrollo de los sistemas alimentarios tradicionales, populares -regionales y continentales- de las Américas, desde la producción hasta el consumo, se creó la Asociación Civil Alimentos y Cocinas de las Américas".

En el acto, se presentó el libro "Alimentos y Cocinas Regionales de América" publicado por Ediciones INTA que recopila las ponencias que tuvieron lugar en el primer foro internacional realizado en la Argentina sobre esta temática.

Hasta aquí todo pipí cucú, una pinturita. Pero... siempre hay peros. Y es que al conocerse la lista de miembros de esta asociación entre argentinos y mexicanos, nos encontramos con solo cuatro cocineros entre 25 miembros entre los que abundan funcionarios de escritorio, alguna que otra periodista, una agente de prensa, mucho jefe de asesores, coordinadores, asesores técnicos, referentes y directores ejecutivos.

Por el lado de los cocineros, vemos que están Mauricio Barón, de San Juan; una histórica del NOA, Magda Choque Vilca; un chaqueño, Carlos Lösch y la mediática Ximena Sáenz de la Televisión Pública y "Cocineros Argentinos".

Los productores brillan por su ausencia. De organizaciones del interior, nada. Salvo que se tome al INTA como una entidad federal, pero no vemos que haya funcionarios de tierra adentro, todos de acá de la gran ciudad.

Por si se les borró la agenda, nos ofrecemos a pasarles los datos de gente valiosa que puede trabajar y colaborar en esta loable iniciativa. En lugar de tanto burócrata de turno, por qué no un Ramiro Solís, de Misiones; una Alina Ruiz, del Chaco; una Juliana Ríos Moretti, de Entre Ríos; un Sergio Latorre, de Jujuy; un Pablo Buzzo de Neuquén; un Alfredo Morales, de San Juan; un Daniel Núñez Cabral, jujeño radicado en Salta.

Y miren que también conocemos muchos productores, que si bien siempre están ocupados, no tendrían problemas en colaborar, como por ejemplo Oscar Mazzitelli, de Finca Isis, que hace el mejor tomate envasado que uno conozca. O los agricultores de CAUQUEVA, de Maimará. O la propia China Müller que además de cocinera elabora unos vinagres únicos.

Sin embargo, han optado por una congregación de funcionarios públicos que seguramente se reunirán, hablarán diez horas y no harán nada. Disculpen la desconfianza pero ejemplos hay de sobra.

Sin la participación de los que producen y de los que elaboran con su arte esos alimentos, la asociación no va a pasar de ser un cúmulo de buenas intenciones y nada más que eso.

Los objetivos a cumplir, dicen, "será dictar cursos y conferencias, organizar simposios, exposiciones, jornadas, congresos, concursos, seminarios y talleres. También, podrán organizarse intercambios culturales, publicar libros, revistas, programas, periódicos, folletos, producciones audiovisuales. Asimismo, está dentro de sus posibilidades el promover el diseño y difusión de circuitos turísticos vinculados al desarrollo de las actividades culinarias, para fomentarla integración de los países del continente americano a través de su gastronomía, alimentos y productos regionales".

Y "como así también (sic, sepan que es ?así como' y no ?como así'), fomentar el turismo gastronómico en la región, investigar, elaborar estudios, realizar actividades de consultoría y divulgar los conocimientos relativos a los diferentes sistemas agroalimentarios locales, nacionales y continentales".

Les deseamos suerte, pero no da para ser demasiado optimistas. Así como lo plantean y con la gente que convocaron, van en camino de ser otro Plan Cocinar sin identidad. Pura cháchara.

Más de Alimentos
No hay plata ni para pastas
Alimentos

No hay plata ni para pastas

La pasta es uno de los alimentos preferidos de los argentinos, no solo por la herencia recibida de nuestros ancestros italianos, sino también porque históricamente ha sido una de las comidas más baratas y nutritivas. Sin embargo, el año pasado el consumo cayó en nuestro país a menos de 8 kilos per cápita.
Chancho Chico cumplió un año
Alimentos

Chancho Chico cumplió un año

Un menú a puro cerdo, con la materia prima de notable calidad que ofrece Chancho Chico y la "mano de obra" de un chef de altísimo vuelo como Fernando Mayoral.
Hallan genes perdidos en quinoas del Siglo II
Alimentos

Hallan genes perdidos en quinoas del Siglo II

Tras analizar el ADN de semillas arqueológicas y actuales en Catamarca y Tucumán, afirman que los materiales modernos son genéticamente menos diversos que sus antecesores. Una historia de 1800 años vinculada con el clima y los cambios sociales.