Nada nuevo en los 50º Best Restaurants LATAM

Escándalo, escándalo, dicen

Miércoles, 31 de octubre de 2018

La gala de anoche en Bogotá donde se conocieron los 50 supuestos mejores restaurantes de América latina, alcanza ribetes de escándalo. Qué truchos que son... Ya lo dijo el Viejo Vizcacha, pero en lugar de hacerte amigo del Juez, acercate a la Corpo. Y aunque tengas un comedor entrás en la lista, lo dijimos hace cuatro meses.

«Hacéte amigo del Juez; no le des de qué quejarse; y cuando quiera enojarse; vos te debés encojer; pues siempre es güeno tener; palenque ande ir a rascarse». Lo dice el Viejo Vizcacha en "La Vuelta de Martín Fierro".

Antes de entrar en tema, recomendamos releer esta nota publicada en Fondo de Olla en junio pasado. http://www.fondodeolla.com/nota/15238-la-teoria-de-la-relatividad-en-los-rankings-de-restaurantes/

¿Hacíamos periodismo de anticipación cuando decíamos que Narda Comedor era una fija? De ninguna manera. Se caía de maduro por obvio.

No vamos a ahondar esta vez en las injusticias, como que no figuran Darío Gualtieri, Roux y Alo's, entre otros. O que podrá gustarte en mayor o en menor medida La Cabrera, pero nunca entenderemos por qué lo borraron de un plumazo (o tal vez sí lo sepamos). O por qué La Brigada no aparece ni a placé.

Vamos derecho al grano. Lo peor de esta historia no es el pasado ni el presente, sino el futuro. Porque este circo se vendrá a Buenos Aires en 2019 y 2020, gracias a un error conceptual gravísimo de las autoridades del GCBA que deriva fondos públicos para ser huéspedes de esta ridiculez.

Sí señores, la gala se viene nomás a la Reina del Plata, a la pomposa Capital Gastronómica no sabemos de qué. Una vez que se sepan las fechas, septiembre u octubre, deberíamos sacar pasaje para escaparnos y hacer como los tres monos: no veo, no escucho, no hablo.

Hay demasiadas incongruencias en el ranking. No es novedad. Pero el mayor escándalo es Narda Comedor. Si ya la presencia de Proper el año pasado, rubricada también en 2018, nos sonaba a ridiculez, ahora la cuestión entra en ribetes de sinrazón. También entró Gran Dabbang, que es otra categoría de restaurante, pero curiosamente su chef Mariano Ramón es parte de Masticar, donde maneja el Mercado. O sea que más allá de sus méritos que los tiene sin dudas, entran a tallar otras cosas.

¿Cómo se hace para manejar la entrada y salida de restaurantes si hay jurados que votan según su propio criterio? No seamos ingenuos. Porque pasa acá y en todos lados, excepto tal vez en el Perú, donde nadie puede discutir que Maido, Central y Astrid & Gastón merecen estar entre los 10 mejores. Luego ustedes pónganlos en el orden que más les guste.

Los jurados de los 50 Best LATAM se reparten discrecionalmente entre un 34% de chefs y restaurateurs, 33% de periodistas especializados y 33% de "viajeros gourmet". Con manejar las voluntades de los dos primeros grupos, alcanza y sobra.

Así de fácil, te ponemos de jurado y vos votás lo que te decimos para que, por ejemplo, Tegui sea el mejor (ah no, ahora es Don Julio, una gran parrilla que pasó en un año de la nada misma a ser considerado el mejor restaurante de la Argentina). La calidad de este lugar, inobjetable, no debiera necesitar de lobby alguno, pero si te hacés amigo del juez todo es más fácil, si te peleás en cambio, te borran del mapa.

Por las dudas se aclara que lo nuestra es una deducción, porque no formamos parte de la Corpo y por ende opinamos sobre lo obvio.

En Chile, por caso, donde hemos estado hace apenas dos semanas, Boragó aparece en el cuarto lugar (subió un lugar respecto de 2017), con su comida muy vistosa pero sin sazón. En cambio, al mejor restaurante del vecino país, 040, lo contentaron con un absurdo 43º lugar.

Colombia, por ser sede del circo en las dos últimas ediciones sumó 4 restaurantes, entre ellos uno en el top ten (Leo, de Bogotá). Tanto ponés, tanto valés.

Pero lo peor sucede aquí, insistimos. Pasen y vean, estos son los argentinos que figuran entre los 50, son 10, uno más que el año pasado, ya que entraron Narda Comedor y Gran Dabbang, en tanto lo sacaron a Crizia.

Así quedaron: 6 Don Julio (ascendió siete lugares); 11 Tegui (que bajó un puesto); 18 Mishiguene (en 2017 estaba en puesto 50, ahora más cerca de sus méritos); 19 Chila (inaudito, porque es el mejor de la Argentina y por varios cuerpos); 32 Elena (antes 37); 36 El Baqueano (lo bajaron 17 lugares); 38 Gran Dabbang (ya opinamos); 42 Aramburu (insólito, está en el podio de los mejores del país); 44 Proper y 46 Narda Comedor (al que le auguramos el año que viene, en casa, un ascenso vertiginoso de puestos.

Antes de que nos caigan a la yugular los defensores del absurdo, sí es verdad, no fuimos a NC ni pensamos ir algún día. Fondo de Olla © no se basa en la opinión de una sola persona, en este caso el director. Tenemos comentarios de gente conocedora que sí lo ha hecho. Y lo cierto es que no da para tanto. Tampoco es malo.

Pero de todas maneras no estamos aquí haciendo una crítica gastronómica, sino pensando que un lugar cuyo mobiliario parece un comedor de hospital, l lugar ruidoso, más pretencioso de lo que en realidad es en cuanto a la comida, pueda en solo un año de vida superar la trayectoria de un Gualtieri, el talento de un Feraud o el obsesivo perfeccionismo de Rebaudino, menos aún el éxito de una parrilla como La Brigada.

Para concluir con información pura, Maido fue ratificado como el número 1; Central en el segundo puesto, Pujol tercero, Boragó cuarto, D.O.M. quinto (raro que a Atala lo pongan en el subibaja año a año); Don Julio sexto; A Casa do Porco séptimo; Astrid & Gastón octavo (¿por qué tan retrasado?); Quintomil noveno y Leo décimo.

Y que entre los 50, hay 11 restaurantes de México, 10 de la Argentina, 9 del Perú y de Brasil, 5 de Chile; 4 de Colombia, y 1 de Uruguay y Panamá.

Todo muy raro, muy inentendible. Solo queda por agregar que existe un sabor amargo en los que se saben superiores y están ubicados en el furgón de cola, en tanto que otros deberían tener vergüenza de estar tan arriba y o más aún, siquiera de figurar en una lista en la que son algo así como los termitas del evento. Tienen la cara de piedra.

Fotos intercaladas en el texto: Arriba, Maido, el mejor de América latina. Medio: Chila, para nosotros el número 1 de la Argentina. Abajo: 040 lo máximo en Chile.

Más de Gastronomía
Los frutos de la huerta
Gastronomía

Los frutos de la huerta

La cadena hotelera Accor, que tiene en nuestro país marcas como Sofitel, MGallery, Novotel e Ibis, organizó un encuentro con sus chefs para desarrollar recetas basadas en productos naturales y en algunos casos, provenientes de sus propias huertas.
Cosa de locos: casi mil pizzas por hora
Gastronomía

Cosa de locos: casi mil pizzas por hora

Pese al mal tiempo, los organizadores no se amilanaron. El desafío era superar el récord obtenido en Roma en junio de 2017. Y se logró con creces: 11.287 pizzas en solo 12 horas de trabajo. La cantidad fue corroborada por los jurados del Guiness.
Cocina Italiana y Solidaridad
Gastronomía

Cocina Italiana y Solidaridad

El Consulado General de Italia y el grupo de chefs de BACI protagonizaron una noche única en el Hotel Panamericano a fin de recaudar fondos para el "Hogar Guanella". Para los asistentes, sobre todo los que tenemos ese origen, fue un baño de italianidad.