700 productos de todo el país

Alma Rural en el Mercado del Patio

Martes, 25 de septiembre de 2018

En un proyecto que recibió la asistencia técnica de la Fundación ArgenINTA, el característico Patio de la Madera de Rosario se transformó en un destacado paseo gastronómico. Allí también nació Alma Rural, un almacén creado por el Instituto para emprendedores familiares que hoy crece con más de 700 alimentos de todo el país.

En una iniciativa del municipio y del gobierno santafesino que recibió el asesoramiento técnico de la Fundación ArgenINTA, el característico Patio de la Madera, vecino de la Terminal de Ómnibus de Rosario se transformó en un notable paseo gastronómico para la ciudad.

Allí, el INTA -con el apoyo de la Fundación ArgenINTA y de INTEA SA- abrió el primer almacén dedicado a la comercialización de más de 700 alimentos elaborados por emprendedores de pequeña y mediana escala.

Hace justo un año, Fondo de Olla participó de la inauguración del mercado, que es una idea del gobierno santafesino que se trasladó a otras ciudades importantes de la provincia (http://www.fondodeolla.com/nota/14741-mercado-del-patio-un-museo-de-la-gastronomia/.

Hugo García, director ejecutivo de la Fundación ArgenINTA, celebró el primer aniversario del almacén Alma Rural y señaló que "la iniciativa se convirtió en una herramienta transversal para favorecer el desarrollo productivo, comercial y sociocultural de Micro, Pequeñas y Medianas Empresas (MiPyMEs) de todo el país".

Además, destacó que este canal de comercialización "contribuye a la inserción de productos agroalimentarios en espacios específicos que ponen en valor caracteres de identidad, sustentabilidad y calidad y, a su vez, que permiten achicar el recorrido realizado por los alimentos desde el campo a la mesa".

La mirada federal, propia de la presencia del Instituto en todas las regiones del país, llega al Mercado del Patio y enriquece la propuesta de Alma Rural, que ofrece una gran diversidad de alimentos regionales. En todos los casos, el objetivo es que, además del producto en sí mismo, el consumidor pueda llevarse la historia de dónde, cómo, cuándo y quién lo elaboró.

Para que los productos regionales formen parte de la gastronomía, son necesarios centros de comercialización como el Mercado del Patio y comercios como Alma Rural, donde los cocineros y amas de casa puedan encontrarlos en forma cotidiana.

Entre las múltiples opciones, en el almacén se pueden conseguir vinos Nedelton de San Rafael -Mendoza-, en sus variedades Malbec, Cabernet Sauvignon, y Moscatel, lo cual permitió que la bodega incrementara sus ventas en un 15 % en la provincia de Santa Fe.

Para el mate, quien visite el almacén puede adquirir un paquete de yerba con palo de la marca Indio, producida por una pequeña empresa familiar de la zona de Oberá -Misiones- a partir del sistema Barbacuá utilizado por los Jesuitas desde hace 400 años. Además de no utilizar insumos artificiales, la yerba tiene un estacionamiento natural de hasta dos años y utiliza un packaging de papel ecológico que se elabora con papel reciclado y se estampa con tintas biodegradables.

De la mano de Fecoagro que reúne a 30 cooperativas ubicadas en San Juan, conformando un grupo de más 600 familias que hacen llegar productos como salsa de tomate, aceitunas, mermeladas, dulces, frutos secos, quesos de cabra, almíbares y tomates deshidratados, entre otros.

Más de Argentina Federal
Los chacinados de Doña Elba
Argentina Federal

Los chacinados de Doña Elba

Luciano Palasesi es un productor artesanal de chacinados, que responden al nombre de Doña Elba, quien era la abuela y "jefa" en la carneada familiar. Productos nobles con tradición.
Que no se apague el fuego
Argentina Federal

Que no se apague el fuego

Alto el Fuego es una parrilla con propuesta sencilla y de excelente relación costo beneficio. Está ubicada muy cerca del centro cívico, es una muy buena opción para comer en Bariloche fuera de los circuitos más turísticos.
Así se busca la identidad gastronómica
Argentina Federal

Así se busca la identidad gastronómica

La Red de Cocineros del Iberá reúne a más de 40 emprendedores del interior correntino. Acompañados por el INTA y otras instituciones, participan en espacios de comercialización que ponen en valor el rescate de recetas ancestrales y ofrecen platos típicos.