Demostración y degustación en el Barrio Chino

Cuatro platos emblemáticos de la Cocina Taiwanesa

Lunes, 3 de septiembre de 2018

En la Asociación Civil Taiwan en la Argentina, tuvo lugar una demostración y posterior degustación de cuatro platos emblemáticos de esa gastronomía asiática.

La culinaria asiática ya dejó de ser una moda entre nosotros, pero la verdad sea dicha: a veces confundimos las cosas porque nos falta información y tendemos a globalizar todo.

Que no es lo mismo lo tailandés que lo vietnamita, que lo chino según cada región de ese enorme país, o en el caso más específico de China Taipéi (Taiwán), que tiene una cultura gastronómica propia.

En el marco de una gira o Tour Internacional de Cocina Taiwanesa, dos chefs de ese origen ofrecieron una demostración de cuatro platos emblemáticos, en el salón de la Asociación Civil Taiwan en la Argentina en el Barrio Chino.

Los platos fueron luego servidos en mesas redondas, según la costumbre en esa gastronomía.

El primero fue la sopa Ro Ken, a la que para diferenciarse de la habitual consistencia acuosa se le agrega almidón y así se obtiene una preparación espesa y cremosa. Lleva pasta de pescado, cerdo picado, echalote deshidratado, pimienta de Jamaica molida, aceite vegetal, brotes de bambú, hongos "oreja de madera", akusay, zanahoria, ajo, hongos shiitake, cilantro y camarones deshidratados.

El pollo Yien su, en tanto, se prepara con pechugas de pollo cortadas en trozos pequeños, condimentados con salsa de soja y rebozados en harina de batata y luego se fríen. En el momento de servirlo, se agrega sal, pimienta y pimentón dulce. Queda con un color dorado característico y una textura crujiente por fuera, pero tierna y jugosa por dentro.

Gua Bao significa "pan cortado". En algunas regiones de Taiwán se lo conoce también como "cerdo mordido por un tigre". El exterior del bao se asemeja a la boca de un tigre que muerde la carne de cerdo en su interior. Lleva también una especie de "chucrut chino": verdura encurtida ácida, cilantro y maní en polvo. Suele consumirse en "Weiya", la cena de fin de año, porque simboliza que todo lo malo que ocurrió durante el año desaparece con cada bocado.

Finalmente, Dan Dan Mien alude una historia ocurrida en el Siglo XIX, cuando en el sur de Taiwán un pescador llamado Hong Yu Tou buscó la forma de sobrevivir con alimentos que no se hallaban fuera de la temporada de pesca. Fue así que perfeccionó la técnica de cocción de fideos y comenzó a venderlos en la calle colgados de palos de bambú sobre sus hombros.

Esos palos se llaman "dan dan" y en ellos se escribía algo así como "sobreviviendo los meses malos" ("du xiao yue"). Es una comida típica taiwanesa que además lleva además panceta fresca, cerdo picado, camarones, huevos duros, brotes de soja, cilantro, ajo, echalotes, un hueso grande de cerdo, pimienta de Jamaica en polvo, vino de arroz, pimienta blanca en polvo, azúcar y polvo de regaliz.

Una muy buena iniciativa de la Cámara Comercial de Taiwán en la Argentina, Overseas Community Affairs Council (Republic de China Taiwán) y la Oficina Comercial y Cultural de Taipei en la Argentina. 

Más de Gastronomía
Los frutos de la huerta
Gastronomía

Los frutos de la huerta

La cadena hotelera Accor, que tiene en nuestro país marcas como Sofitel, MGallery, Novotel e Ibis, organizó un encuentro con sus chefs para desarrollar recetas basadas en productos naturales y en algunos casos, provenientes de sus propias huertas.
Cosa de locos: casi mil pizzas por hora
Gastronomía

Cosa de locos: casi mil pizzas por hora

Pese al mal tiempo, los organizadores no se amilanaron. El desafío era superar el récord obtenido en Roma en junio de 2017. Y se logró con creces: 11.287 pizzas en solo 12 horas de trabajo. La cantidad fue corroborada por los jurados del Guiness.
Cocina Italiana y Solidaridad
Gastronomía

Cocina Italiana y Solidaridad

El Consulado General de Italia y el grupo de chefs de BACI protagonizaron una noche única en el Hotel Panamericano a fin de recaudar fondos para el "Hogar Guanella". Para los asistentes, sobre todo los que tenemos ese origen, fue un baño de italianidad.