... porque se viene el cambio de carta

La Mar no estaba serena

Jueves, 9 de agosto de 2018

La Mar estrena menú nuevo y dos propuestas bien diferenciadas: "Nuestra Barra Cebichera" y "Nuestra Cocina". El mar como protagonista en un restaurante donde la exuberancia de la culinaria peruana se hace sentir con todo. Desde el viernes 10 de agosto.

"Nuestra Barra Cebichera" y "Nuestra Cocina" son las dos partes que explican el todo: una cocina en la que el mar se hace agua en la boca. Locas y geniales ideas que salen de la cabeza de Anthony Vásquez y su brigada, desde Astrid Acuña hasta el último de los integrantes del equipo, con el sello inequívoco de Gastón Acurio.

Según anuncian, "Nuestra Barra Cebichera" incorpora una nueva serie de rolls nikkei que salen por 10 unidades. Entre ellos, se destacan el roll de langostino crocante, queso y palta con nori por fuera y fritos en tempura peruana; o el roll cebichero con batata crocante, palta y langostino con pescado por fuera y bañado en crema cebichera con chalaquita nikkei.

Hay también una nueva sección de "Crudos", con ostras (se pueden pedir al natural, a la chalaca o fritas); tiraditos (el "elegante" se prepara con la pesca del día y langosta blanqueada, con crema de vieras y leche de tigre con su punto de aceite de oliva).

Por el lado de "Nuestra Cocina" incorporaron nuevas preparaciones. Por ejemplo, en la sección "Para picar" ofrecen uñitas de cangrejo laqueadas, con salsa dulce de ajíes y ensalada de cebollas y mango; trucha burger laqueada con barbacoa de moras, panceta crocante, tarí servida un pan esponjoso.

También incorporaron anticuchos de pulpo que salen con papa crocante, salsa de aceitunas y chimichurri de pimientos.

Los arroces al wok presentan como novedad su versión "negra" y melosa, con tinta de calamar, chipirones y tomates asados, chimichurri de ajíes y crema cevichera, y el clásico arroz chaufa Aeropuerto, salteado con los mariscos del día, cubierto con tortilla de langostinos y jugo nikkei.

La sección de Planchas y Platón está concebida para compartir, como la plancha de langostinos asados en mantequilla de ajo, salsa de naranja y tausí con pak choy y huevo frito, o la orgía de mariscos con langostinos, pescado y jibia con chalaca, palta y cancha, todo bañado con salsa tártara cebichera.

Entre los Clásicos de La Mar se incluyen opciones como Chi Jau Kay, pesca del día rellena de langostinos, bañada en salsa de ajonjolí sobre chaufa de verduras; De los Andes, la trucha asada con guiso de papas andinas, jugo de adobo arequipeño y yogur de búfala, así como La Pollada, medio pollo deshuesado y anticuchado, con papas doradas, salsa de ají y ensalada de col.

Para mesas grandes, nada mejor que los pescados enteros según lo que ofrece cada día el Mar Argentino. Los preparan a gusto del cliente y entre estas opciones: con salsa de anticucho; asado con crema cebichera y leche de tigre al rocoto; frito con mariscos estilo jalea, o el aparihuelado con mariscos al estilo de las cebicherías del Perú.

Si quedó algo de lugar para lo dulce, lo mejor es preguntar y obrar en consecuencia.

La Mar queda en Arévalo 2024, Palermo Hollywood. Teléfono: 4776- 5543. Días y horarios de apertura lunes de 20 a 24; martes a domingos de 12 a 16 y de 20 a 24.

Más de Gastronomía
Lo que se Cocina en la Olla
Gastronomía

Lo que se Cocina en la Olla

Una celebración especial en Cabaña Las Lilas. Lekeitio cambia carta. Kho, un hijo de Green Bamboo en el Mercado de Belgrano. Dulce de leche argentina a Japón. Los almuerzos de Cincinnati. Y llega el exclusivo Johnny Walker Blue con etiqueta argenta.
Hernán Caballero, NH Lancaster
Gastronomía

Hernán Caballero, NH Lancaster

El chef ejecutivo del NH Lancaster es uno de los tantos jóvenes profesionales que ha promovido la cadena hotelera española, conocida por tener a Ferrán Adriá como asesor a nivel global.
Hágase la luz
Gastronomía

Hágase la luz

En lo aparente, Luzmala es un bar como muchos que tienen la onda speakeasy pero puertas adentro exhiben algunas diferencias que lo identifican. Algunas se refieren a la ambientación, como su "techo de pecera", pero sobre todo porque la cocina que lleva adelante el chef Martín Pons no es el último orejón el tarro como ocurre a veces en estos lugares.