Creativo menú en Novotel

El Patio en Invierno

Lunes, 16 de julio de 2018

El chef Mauro Campos renovó la carta de Patio #378 siguiendo la línea culinaria que impone la cadena hotelera: estilo francés, libertad para crear e imaginación en la denominación de los platos. Una opción diferente en la Avenida Corrientes.

Patio #378 - Avenida Corrientes 1334 - Tel.: 4370-9512. Todos los días mediodía y noche. Principales tarjetas.

Cocina: De Autor

Barrio: Centro

Precio: $$$

El Novotel de la Avenida Corrientes mantiene su espíritu de cocina abierta "hasta tarde" (incluyendo su menú Menú Teatro). También prosigue con sus menús de mediodía con un buffet muy bien surtido y platos principales que vienen directo de la cocina ($ 390 a junio pasado, solo buffet, bebida, café y postre del día), o bien $ 430 agregando un principal.

Pero la propuesta nocturna preteatro es la que más nos tienta, porque es allí donde el chef Mauro Campos puede desplegar toda su creatividad.

Recordamos que Campos supo tener su propio restó (Verbena) en Adrogué, y ganó experiencia hotelera en Buenos Aires. Patio #378 es la mejor propuesta gastronómica de "la avenida que nunca duerme" y que pronto tendrá nueva cara y menos comodidad para transitar con vehículos y mayor afluencia de peatones.

El restaurante del Novotel simula que estamos en zona boscosa, con su curiosa decoración verde que puede advertirse en todo su esplendor si uno se para justo al lado de la recepción. Tiene su vistosa barra frente a la piscina que puede observarse a través del amplio ventanal y también algunas mesas, al aire libre, para disfrutar cuando el clima lo permite.

Para poder decir que estamos en un oasis en pleno centro de la ciudad, solo basta dirigir la vista hacia el fondo, donde la vegetación exuberante despliega su encanto en la pared.

"Los Primeros" son imprescindibles para comprender el espíritu de una carta pensada para sorprender desde el nombre hasta el despierte de los sentidos que hacen placentera nuestras aventuras gastronómicas.

En la carta vigente no falta el pulpo ("Agua mansa"), un clásico, que Mauro esta vez acompaña con hummus de remolachas, repollitos de Bruselas, puerro dulce y su ceniza. No falla. O bien los "Tres sombreros de copa" (langostinos pocheados sobre sopa de papa trufada, txipirones rellenos con queso de cabra y kale, hojas de alcaucil crocante y aire de eneldo, un plato precisamente para sacarse el sombrero. 

Una entrada que se probó en el menú degustación preparado por el chef, fue el "Cuento de invierno", integrado por huevo frito, sal de mar y caldo de cebollas, nido de mandioca y champiñones. Y luego "Adoración", con mollejas y zanahorias asadas, echalotes y lima provenzal.

Hay además tres ensaladas atractivas y una provoleta que han bautizado como "La Carbonera".

Mayor lucimiento aún, encontramos en la propuesta de "Simplicidad & Modernidad" que es como se denomina el capítulo de platos principales. "El Asombro de Francia" (justo ahora que ganaron el Mundial) es una expresión clara de esa conjunción entre estilo y creatividad. Se trata de una pechuga de pato Pekín, endivias grilladas, graten de papas, mañana y vainilla con jugo de grosellas y enebro.

"Celos en el aire" es una delicadeza de atún rojo apenas sellado, con carpaccio de remolachas con alineo de sésamo, alioli, ensalada de quinoa roja y croqueta de humita. Jugada combinación de ingredientes.

Y para algo más liviano, no omitir "Amado y aborrecido", ñoquis soufflé con ragú de mondongo y salchicha parrillera. Hay un oportuno (por el frío) cassoulet de conejo y legumbres llamado "Donde el bosque se espesa" (variante de la receta tradicional de Castelnaudary, en Languedoc Rousillon).

Los dos risotti llevan nombres de obras españolas, un musical y la otra literaria ("El hombre de la Mancha" y "Fuenteovejuna"), uno con habas, arvejas y Cabrauntar gratinado; el otro milanés con la variante del ossobuco de cordero.

Hay más opciones en carnes rojas, pescados y cerdo. Y otra pasta: spaghetti con almejas, ostras y vieiras en "La taberna del puerto".

Para la despedida, mucha imaginación creativa. Como "Después de la lluvia" (buñuelos de banana y dulce de leche, helado de coco, salsa ganache y bretona de chocolate y escamas de coco), o "Aún de noche alumbra el sol" (peras pocheadas en canela y clavo de olor, crumble de cacao y avellanas, cremoso de chocolate con leche y sabayón de espumante, entre otros.

Empezar por un cóctel. La carta de vinos es corta pero satisface la exigencia del comensal en base a bodegas tradicionales. Un dato también para destacar es el menú digital, con fotos que ayudan a la elección entre tantas opciones tentadoras.


Más de Restaurantes
Y La Canoa va...
Restaurantes

Y La Canoa va...

La Canoa es una excelente opción para descubrir los secretos de la cocina de la selva amazónica peruana, conocida solo parcialmente en nuestro país. Cecina, plátanos y otros productos de la región se lucen en las preparaciones del chef Andrés Píélago Fuentes Rivero. Y además el plus de sus precios accesibles.
L' adesso siempre sorprende
Restaurantes

L' adesso siempre sorprende

L'adesso es uno de esos restaurantes que pueden sorprenderte en cada visita. Leo Fumarola siempre algún plato de la galera para que nos sintamos como en Italia. Su cocina es una conjunción entre el clasicismo y la modernidad, eso mismo que lo hace diferente (y mejor).
Un Lancaster de Colección
Restaurantes

Un Lancaster de Colección

Sujeto a la tradición de la cadena española, el restaurante del NH Collection Lancaster ofrece una cocina que se identifica con la calidad que manifiestan todos los hoteles del grupo. En este caso, con el plus del toque personal del chef Hernán Caballero.