A Puro Vino en Bariloche

Nieve color borravino

Lunes, 25 de junio de 2018

En la ciudad de los estudiantes y de los viajes de egresados, el vino se hizo protagonista una vez más. Puro Vino BRC, organizada por Rebeca Leal Díaz y Nicolás Noceti, demostró que la bebida nacional no conoce de fronteras ni regiones. Definitivamente, el vino copó Bariloche.

Hay ferias y ferias. Están las que se copian a sí mismas, las que aburren, las que convocan a bebedores sin cultura y dentro de la saturación de ofertas terminamos abrumados y desinteresados.

Pero afortunadamente también hay quienes hacen las cosas bien, aun sin contar apoyo "oficial" (porque muchas veces la platita se pone donde no se debe y no donde debería estar). Que sería el caso de un evento como éste.

La verdad sea dicha: fuimos a Bariloche para participar de Puro Vino BRC 2018 con expectativas medidas. Tal vez la prudencia se debía a que a priori imaginábamos una feria de vinos en una ciudad que todos asocian con los estudiantes y sus viajes de egresados. Ergo, asociación inmediata con la cerveza.

Sin embargo, agradecemos haber sido invitados por los organizadores, Rebeca Leal Díaz y Nicolás Noceti, ya que pudimos vivir una experiencia distinta y reconfortante.

Se trata de una feria hecha a pulmón por un sommelier que llegó a Bariloche hace más de una década, para trabajar en la apertura de El Casco Art Hotel.

Se quedó en la ciudad, cambió sus hábitos desde la cocina a la bebida y logró junto a su esposa, Rebeca (que trabaja en BEC, el centro de convenciones donde se realizó la feria este viernes 22 de junio), demostrar que el vino también es pasión en el sur patagónico y Bariloche, en particular.

Pruebas al canto: la capacidad de los tres salones de BEC estuvieron colmados por un millar de personas (la mayoría público local) degustando vinos de más de 50 bodegas y otros productos de la región, como aceite de oliva, sidra, los dressings de la China Müller, entre otros.

Además, como si esto fuera poco, la parte solidaria permitió recolectar más de 900 productos, entre útiles escolares y alimentos no perecederos para el merendero "Gotitas de Esfuerzo".

La convocatoria abarcó no solo a los vinos de la Patagonia, que estuvieron presentes en la feria y fueron protagonistas, sino también a exponentes de todas las regiones del país.

Entre las bodegas más conocidas, se hallaban Catena Zapata (con la presencia de uno de sus representantes comerciales, Tomás Florio), Uxmal, Caro, Nieto Senetiner, Luigi Bosca, Atamisque y Freixenet, entre otras.

Una de las primeras sorpresas al ingresar a uno de los salones de BEC, fue encontrarnos con el enólogo Fabricio Orlando en persona, presentando sus ya reconocidas etiquetas Efusivo Sauvignon Blanc, Castizo Malbec y Cabernet Sauvignon, y su blend Óptimo. Ya conocíamos las bondades de su línea Discontinuo, sobre todo el Pinot Noir y el Cabernet Franc. Probamos también el nuevo Efusivo, aún sin etiquetar, que saldrá a la venta próximamente, aún en plena evolución pero con la tipicidad del Sauvignon Blanc que mucho respeta Fabricio.

De los patagónicos, no podíamos dejar de pasar por el sector de Bodega Miras, ya que por algo Marcelo es una especie de prócer de los vinos de Río Negro y Neuquén. Allí estaba Pablo, uno de sus hijos, ofreciendo sus líneas Miras Crianza y Miras Jovem.

Chakana, por su parte, que auspició la cena realizada en Casa Cassis la noche del jueves 21, exhibió todo su portafolio de vinos biodinámicos, una práctica que sigue despertando polémica entre quienes la han adoptado fervorosamente y los que descreen. Lo que importa, en todo caso, es lo que hay dentro de la botella.

La Distribuidora Umami, cuyos vinos son distribuidos localmente por Nicolás Noceti, se hizo presente con todas sus bodegas y la presencia del titular de la firma, Alfredo Sáenz. Fue una de las mayores atracciones de la feria por la diversidad de etiquetas ofrecidas.

En lo particular, nos orientamos hacia los vinos menos conocidos y que no tenemos al alcance de la mano todo el tiempo. Por caso, el Pinot Noir de Alejandro Reybaud, un analista de sistemas que lleva adelante un proyecto artesanal en Dina Huapi, la localidad originada en un tambo de colonos daneses ubicada a pocos kilómetros de Bariloche. La etiqueta responde al nombre "Alberto Reybaud" y se autodefine como "Vino Tinto Casero".

De Tupungato llegó la Bodega Los Noques, con sus Malbec (Los Noques - Finca Don Juan, Los Noques y Los Noques Reserva), y un Cabernet Franc. Rodrigo Leone fue el encargado de ofrecerlo a los asistentes.

Hacía tiempo que no veíamos los vinos de Finca Don Diego, de Fiambalá, provincia de Catamarca. Sus etiquetas son Don Diego Malbec-Syrah, Syrah y Cabernet Sauvignon.

Una de las sorpresas fue Pueblo Dormido, a cargo de Federico Crowe, un pequeño emprendimiento nacido en 2015 que utiliza uvas del Valle de Uco. Sus marcas son Icabod y Jinete sin Cabeza, elaboradas con uvas provenientes de viñedos de Malbec y Cabernet Franc.

Otra de las escalas fue en Finca Ambrosía, también de Tupungato. Posen su Malbec Precioso, y de la línea Viña Única, tres varietales: Chardonnay, Malbec y Cabernet Sauvignon.

Una de las novedades de esta edición de Puro Vino BRC 2018 fue la participación de Müller y Wolf Dressings (Casa Cassis). Y también la de Olivos Patagónicos, de Las Grutas. En Finca La Sofía, de Carlos Sylwan, elaboran los primeros aceites de oliva de la Patagonia (variedad Arbequina).

Para destacar la propuesta de comidas que preparó la chef de BEC, Julieta Marmorato, que exhibió una calidad poco frecuente en este tipo de eventos.

Las distintas opciones se recomendaba acompañarlas por diferentes cepas. Por ejemplo, el cebiche mixto con Sauvignon Blanc y Riesling; la torreja de gravlax y salmón con Chardonnay, Tempranillo y Pinot Noir; el Big Bec de cordero (hamburguesa y cremoso de garbanzos en pan de brioche de remolacha) con Syrah, Merlot, Malbec con madera y blends). Además había tabla de fiambres y quesos, y pizza individual de jamón crudo, rúcula, tomates secos y parmesano).

La feria se extendió, por así decirlo, a dos cenas auspiciadas por la Bodega Chakana en Casa Cassis, y Susana Balbo, en El Casco Art Hotel.

El menú preparado por Mariana Müller en Casa Cassis, consistió en panes caseros, manteca ahumada y sus dips, acompañado por Maipe Espumante Brut Rosé. Luego, rillette de trucha salmonada, frescas hierbas y dressing de flores de sauco, con Chakana Nuna Estate Whitae Blend. Y el principal: bondiola de cerdo, hongos de campo y raíces de invierno (Chakana Estate Selection Red Blend).

El postre fue una crema de limón y menta, syrup de cítricos y bayas de cassis, con Maipe Espumante Brut Rosé.

La noche del sábado 23 el turno del menú que, con vinos de Susana Balbo, ofreció la chef residente de El Casco, Ana Lucía Arias. Consistió en huevo de campo a 63º C, remolachas asadas, queso de cabra, miga de pan y helado de aceite de oliva Arbequina; cake de morcilla, langostinos y ajo blanco; bondiola de cerdo, crema y jugo de cebollas asada, y vegetales verdes. Y para el final, cremoso de chocolate de Madagascar, leikaj (torta de miel) y helado de azafrán.

Hay que decir que eventos como Puro Vino BRC prestigian a lugares como Bariloche y certifican que el vino está vigente más allá de los avatares que sufre el consumo a causa de la crisis económica.

Vale doble el esfuerzo de Rebeca y Nicolás, que hacen posible que los amantes del vino en esta ciudad tengan la posibilidad de vivir una experiencia de calidad. Lo hacen bien y lo hacen con pasión. Una suerte haber sido partícipes de esta feria. 

El aceite de oliva patagónico de Las Grutas, presente en la muestra.

Torreja con gravlax, uno de los platos de Julieta Marmorato, en la feria.

 También hubo espacio para la coctelería.

 BEC, espacio de lujo para hospedar a la feria.

Más de Bebidas
El Pisco es Perú
Bebidas

El Pisco es Perú

Cada cuarto domingo de julio, en el Perú se celebra el Día Nacional del Pisco. En nuestro país, la Asociación de Restaurantes Peruanos en Buenos Aires organiza una semana (del 22 al 29 de julio) en la cual una decena de bartenders ofrecerán cócteles especiales.
100 puntos por partida doble
Bebidas

100 puntos por partida doble

La noticia corrió como reguero de pólvora. Por primera vez en la historia de la vitivinicultura argentina un vino (en realidad dos) obtuvieron los 100 puntos, la máxima calificación que otorga The Wine Advocate. Ambos son elaborados por el enólogo Alejandro Vigil.
La Cava de Alo's
Bebidas

La Cava de Alo's

Durante una reciente visita a Alo's, el restaurante de Alejandro Féraud en La Horqueta, tuvimos el privilegio de inaugurar la cava, un espacio que se puede utilizar como mesa privada, lugar de cata y guarda de vinos.