Lo nuevo de Colonia Las Liebres

Bonarda como Lambrusco

Viernes, 11 de mayo de 2018

Antonio Morescalchi, fundador de la Bodega Altos Las Hormigas afirmó que ante un pedido de nuestro colega Pietro Sorba, decidió elaborar en el país un vino al estilo Lambrusco. Ante la dificultad que significaba implantar esta cepa en el país, optó por el Bonarda y así nació Colonia Las Liebres Brusca.

La Bodega Altos Las Hormigas realizó en el Alvear Art Hotel la presentación de un nuevo vino Bonarda bajo la marca Colonia Las Liebres. Se trata de un vino natural, elaborado con fruta orgánica y levaduras indígenas. Es el resultado de la búsqueda de un vino ligeramente espumoso inspirado en el estilo del Lambrusco italiano, pero hecho con una cepa mucho más común en la Argentina como la Bonarda.

Lambrusco, además de un estilo de vino con sutiles burbujas, es el nombre de una cepa. El vino cuenta con denominación de origen controlada en cuatro versiones: Sorbara (que no por Pietro Sorba precisamente), Salamino de Santa Croce, Grasparrosa de Castelvetro y Módena. En nuestro país, hay plantadas muy pocas hectáreas de Lambrusco Maestri (el colega Eugenio tampoco tiene nada que ver) y Grasparossa en menor cantidad aún.

Si buscamos antecedentes históricos, puede decirse que el "Vin Brusco" fue durante siglos un vino que se producía para el consumo n las las fiestas de la vendimia.

Cuando el año pasado Pietro Sorba lo llamó a Antonio Morescalchi, sugiriendo la elaboración de un Lambrusco, el fundador de Altos Las Hormigas pensó en la uva Bonarda en reemplazo de la cepa original, pero manteniendo el estilo.

Como los Bonarda se identifican dentro de la línea Colonia Las Liebres, se optó por incluirlo en esa línea y sumando el aditamento "Brusca". Un nombre que alude a la rusticidad, pero también a lo que está sin pulir, sin filtro, a la frescura y la versatilidad.

Las uvas provienen de un viñedo orgánico propio con conducción en parral, ubicado en la finca de la bodega en Luján de Cuyo (Mendoza) a 800 msnm. La bodega elaboró solamente 1000 botellas, que se comercializarán exclusivamente en la Argentina. El precio sugerido de venta será de $ 400 y lo distribuye Dulmes.

La ortodoxia dice que es un vino que va de la mano con las pastas con salsa de pomodoro, entre otras comidas, pero la bodega lo presentó con un plato típico de las regiones del Piemonte y de la Emilia Romagna: el bollito misto (pronúnciese acentuado en la i). Es ni más ni menos que una versión italiana del puchero argentino o el cocido madrileño. Solo eso, algo parecido pero no igual.

En el evento de presentación se pudieron degustar los tres vinos Bonarda que elabora Altos Las Hormigas: Colonia Las Liebres Bonarda Clásica, el espumante Brut Rosé de Bonarda y el nuevo Bonarda Brusca.

Los chefs Santiago Escudero y Donato Mazzeo, junto a la brigada de cocina del hotel, fueron los encargados de preparar el menú, consistente en albóndigas de bollito con mayonesa de mostaza; agnolotti del plin in brodo (n su caldo) y finalmente la selección de carnes hervidas (que eso precisamente quiere decir "bollito") junto a tres salsas: verde, roja y peará.

El nuevo vino Colonia Las Liebres, ligeramente burbujeante, acompañó el tercer paso y el postre, consistente en torta helada de tiramisú con salsa de chocolate. Todo para un final para nada "brusco".

Más de Bebidas
Rosell Boher también se luce sin burbujas
Bebidas

Rosell Boher también se luce sin burbujas

No sólo de espumosos vive Cavas Rosell Boher. Sus vinos van ganando espacio y reconocimiento en el mercado y, en este caso, se presentó la tercera añada de su blend tinto de la línea Gran Reserva, y la segunda de su Gran Chardonnay.
Los Orgánicos de Lagarde
Bebidas

Los Orgánicos de Lagarde

La línea Lagarde Organic incluye un Rosé de Semillón y un Malbec, aunque este último recién estará a la venta a principios de 2019.Las uvas provienen de viñedos centenarios de Luján de Cuyo, que siempre se trabajaron de forma natural, pero que ahora han sido certificados como orgánicos por la OIA.
Noches de burbujas
Bebidas

Noches de burbujas

Sparkling Nights va por su décima edición y aún quedan dos noches para aprovechar la ocasión de probar muchos de los mejores espumantes de la Argentina. La cita es en el Hotel Panamericano de Buenos Aires, donde se está llevando a cabo la Feria Sparkling Nights.