Comer en hoteles

Club 31 en Recoleta Grand

Jueves, 1 de febrero de 2018

Club31 Bar & Restó ofrece un menú creativo y de excelente relación precio calidad. La propuesta está a cargo de Luciano Grimaldi (chef ejecutivo de tres hoteles de la cadena, el de Recoleta y dos en Iguazú).

Club 31 Bar & Restó- Avenida Las Heras 1745, Buenos Aires- Tel.: 4129-9881. Abierto mediodía y noche. Principales tarjetas.

Cocina: De Autor

Barrio: Recoleta

Precio: $$$

Los restaurantes de hoteles, como lo decimos siempre, lo tienen todo: seguridad (algo no menor en esta época), comodidad, discreción (además no ingresa nadie a vender cosas o a molestar a los clientes), insumos de calidad y en materia de precios, no son más costosos que la media en lugares a la calle.

Recoleta Grand Hotel, que forma parte de una cadena que suma dos establecimientos más en Iguazú (Panoramic e Iguazú Grand) y otro más en Punta del Este, es un claro ejemplo que certifica lo expresado.

Su restaurante se llama Club 31 Bar & Restó y tiene como jefe de cocina a Luciano Grimaldi, quien además comanda las brigadas de ambos establecimientos de la cadena hotelera en Iguazú.

Grimaldi (un apellido bastante recurrente en la gastronomía local) se formó en el Instituto The Bue Trainers. En 2005 se adjudicó el primer puesto en el Torneo Nacional de Chefs de Hotelga. Luego viajó a Alemania, donde salió tercero en el Torneo Gourmet de Münster. Fue souschef en el Hotel Madero by Sofitel y chef de partida en el Hilton Hotel Buenos Aires. En Alemania, trabajó en los restaurantes Pier House y América Latina en Münster. Y realizó un stage en Villa Medici, 2 Estrellas Michelin.

En Club 31 hay opciones de mediodía y brunch los domingos. Pero el plato fuerte (o mejor dicho los platos fuertes) están presentes a la hora de la cena. Es allí donde el chef desarrolla toda su creatividad.

La nueva carta veraniega propone opciones frescas, como crudo de atún rojo con mango, cilantro, pomelo y vegetales; salmón gravlax, calamares, vegetales, quinua y lima; o ensalada de endivias con jamón de pato, corazones de lechuga y emulsiones. Y además un gazpacho del día (consultar).

Una entrada más contundente son las mollejas de ternera, con manteca de lima, emulsión de berro de agua, papas e hinojos.

Los muy carnívoros pueden optar luego por el corazón de ojo de bife, que sale con puré de coliflor ahumado, vegetales y su jugo de cocción; lomo Angus con cremoso de cebolla, ciruelas aciduladas y papas risolé: o bien la entraña, acompañada de puré de zanahoria y jengibre, pimientos, pickles y chimichurri ahumado.

Hay además un involtini de pollo para quienes desean cuidarse un poquito más, pero mejor resulta la pesca: selección de pescados frescos con su guarnición; salmón blanco con agua de tomate, langostinos, vegetales y algas; o los pappardelle (el plato elegido) con crema de ajos asados, mejillones, langostinos, pulpo y calamar. Pasta al dente, una suave presencia del ajo cremoso y la combinación de frutos de mar.

También se propone un risotto de remolacha con mascarpone cítrico; más una pasta casera del chef (consultar opción del día).

Si hay lugar, un helado puede ser la mejor opción. O la degustación de postres si se trata de una mesa no menor a cuatro personas.

En síntesis, Club 31 conlleva una propuesta original, sin excentricidades, en un ámbito tranquilo y precios acordes a lo que se brinda. 


Más de Restaurantes
El Bamboo de la suerte
Restaurantes

El Bamboo de la suerte

Green Bamboo nació cuando entre nosotros poco se sabía de la culinaria del sudeste asiático. Corría el año 1999 y abrir un restaurante de estas características conllevaba un gran desafío. Sin embargo, Darío Muhafara no se equivocó. Algunos lo imitaron, pero nadie le quita lo bailado.
Chiuso se abre al cambio
Restaurantes

Chiuso se abre al cambio

Chiuso lleva ya cuatro años en Plaza San Martín, con su propuesta de Cocina Ítalo Argentina sencilla, rica y accesible a todo bolsillo. Su menú es un homenaje a los inmigrantes que hicieron cambios en las recetas originales sustituyendo insumos que aquí no se conseguían.
La sal de la vida
Restaurantes

La sal de la vida

El tercer viaje gastronómico al Perú de Fondo de Olla © (esta vez a Lima le sumamos Cuzco y Machu Picchu), tuvo como prioridad conocer restaurantes que no habíamos visitado. La excepción fue Maras, donde el chef Rafael Piqueras Bertie interpreta su visión de la culinaria peruana a través de una cocina "honesta y moderna, sin perder de vista la tradición".