Comiendo en la Cava

Restaurante de Vinos en El Querandí

Lunes, 20 de noviembre de 2017

En La Cava de El Querandí es un anexo del restaurante de la esquina, donde se ofrecen comidas porteñas con show de tango. Aquí, en cambio, el protagonismo se lo lleva el vino argentino acompañado por platos abundantes y ricos.

La Cava de El Querandí - Perú 322 - Teléfono: 5199-1771. Abierto de lunes a viernes mediodía y noche, sábados noche. Principales tarjetas.

Tipo de Cocina: Porteña

Barrio: San Telmo

Precio: $$$

La Cava de El Querandí está pensada para que los turistas (aun aquellos que ya pasaron por la experiencia de comer en el local vecino con show de tango incluido) puedan conocer nuestros vinos, acompañados de platos abundantes y ricos, con auténtico sello porteño.

La Cava funciona en un viejo espacio que resguarda los rasgos arquitectónicos del Siglo XIX. Un pequeño salón en la planta baja y la cava en el subsuelo completan el escenario donde se rinde culto al vino argentino.

Es así que se ofrecen sendas degustaciones, denominadas "La Ruta del Vino Argentino" y "Argentina, Terruño del Malbec". Al mismo tiempo, hay un menú de tres pasos que se acompañan con vinos de la Patagonia (entrada), Cuyo (principal) y el NOA (postre).

La otra opción es optar por los platos de la carta. Para comenzar está la clásica picada de fiambres y quesos, o también las muy suculentas empanadas de carne, fritas, jugosas. Hay otra opción "mediterránea".

Por el lado ibérico, tortilla a "la antigua", con papa, huevo, chorizo colorado, morrones, ajo y cebolla (más porteña que española). Hay además ensaladas, siempre bienvenidas para la época que se avecina y en especial a la hora del almuerzo.

Las pastas son un capítulo a tener en cuenta. Tentaron más los penne rigate con brócoli, ajo, oliva, mejillones y camarones. Aunque también hay una versión de spaghetti con panceta, portobellos, rúcula y parmesano. Y los risotti: frutti di mare, o con cuatro hongos.

En materia de pescados, tienen lenguado mediterráneo; salmón grillado con puré de papas, y espinacas; trucha patagónica con vegetales; abadejo grillado con aceite verde y alcaparras.

Las carnes argentinas parecen ser lo más requerido de la carta. Se destacan la entraña con papas cuña y salsa criolla y el bife de lomo grillado. Pero también están presentes en dos platos más elaborados: escalopes al Marsala con puré de calabaza, y bife de chorizo al Malbec, con morrones, portobellos, champiñones, choclo y batatas fritas.

Otras variantes son el pollo a la crema de mostaza y la bondiola de cerdo "diabla", o bien el matambrito de cerdo grillado, y el ragú cordero con tomate, zanahoria, berenjenas, cebolla, morrón y papas.

El final dulce, más "argento" imposible: cascos de dulce de zapallo más helado; dulce de cayote en tulipa con queso cremoso y nueces; vigilante (con dulce de batata) y flan con dulce de leche.

La Cava de El Querandí, "bien criolla y bien porteña" como dice el tango de Homero Expósito. 

Más de Restaurantes
Este Fabric es mucho más que sushi
Restaurantes

Este Fabric es mucho más que sushi

En el local que ocupara por varios años Tô, hoy funciona Fabric Nikkei Sushi Bar, la versión "restaurante" de la conocida cadena de delivery de sushi. El nuevo menú, que estará disponible a mediados de octubre y que probamos en una especie de "marcha blanca", certifica que la marca gana valor con una propuesta de Cocina Peruana Nikkei de muy buena relación costo-beneficio.

CUT corta y pincha
Restaurantes

CUT corta y pincha

CUT no es por "cortar" ni tampoco se pretendió buscar los beneficios del marketing anglófilo. No señor, CUT son las iniciales de "Calles Urquiza y Tapiales", en el corazón de Vicente López, muy cerca de la estación del Mitre. Un lugar bien de barrio, con la parrilla como protagonista y platos que completan la propuesta a pedido de la clientela.
La otra cara de Matsumoto
Restaurantes

La otra cara de Matsumoto

Conocimos a Maximiliano Matsumoto haciendo alta cocina. El chef de todos los Aldo's exhibe esta vez una cara diferente, pero no por eso menos valiosa. Porque si hace fácil lo difícil, por qué no hacer fácil lo menos difícil, y eso es lo que comprobamos en el nuevo Aldo's Wine Bistró de la calle República Árabe Siria.