La foto que dio que hablar

Lunes de Brigada

Miércoles, 8 de noviembre de 2017

Una foto en la que se observa gente esperando mesa la noche del lunes en La Brigada, mereció todo tipo de comentarios de los seguidores de la página de Facebook del autor de este texto. La fotito de marras nos llevó a reflexionar sobre la pobreza intelectual de la gastronomía argentina.

La foto la puso en su página de Facebook la hija de Hugo, Verónica Echevarrieta. Corresponde a una vista del frente de la parrilla de San Telmo con gente esperando en la puerta. Esto no sería novedad, a no ser que no es frecuente que un día lunes ocurra algo semejante.

Lejos, muy lejos, quedó en el tiempo aquel día de la inauguración en marzo de 1992, cuando ante la desesperación de todos, ni un solo cliente entró a comer. Luego sobrevendrían años de bonanza.

Hugo se hizo conocido y se cansó de recibir honores desde todos los ámbitos. Menos uno. Y eso es más reciente. No sabemos cuántos son los jurados de los 50º Best Restaurants LATAM, pero son muy pocos (nosotros conocemos solo un caso) que lo votan.

No deja de resultar extraño que esto siga pasando. No menos incomprensible es que en la última premiación, hace pocos días en Bogotá, hayan borrado del mapa a La Cabrera. Y que Don Julio, con todos sus méritos a cuestas, se vea encaramada a tal punto que está arriba de Chila, para nosotros el mejor restaurante hoy en la Argentina. Cabaña Las Lilas, por caso, jamás estuvo en esa lista de privilegiados amigos del poder. Otra incongruencia, aunque le critiquen sus precios, lo que nosotros hacemos es valorar la calidad de un restaurante. El cliente es el que en definitiva decide y acepta o no lo que quiere pagar.

Que se entienda bien, no nos parece mal que Don Julio esté entre los 50 sino todo lo contrario. Pero nunca entendemos que una parrilla pueda estar arriba de un lugar como Chila.

Pero volvamos a La Brigada. Junto con Las Lilas, son las dos parrillas tradicionales de la ciudad con mayor capacidad de cubiertos. Más de 400 sillas, si se ocupan todos los espacios disponibles. Es decir que les resulta más difícil llenar que otros lugares exitosos, pero con muchos menos cubiertos.

Que un lunes, el día de menor afluencia de comensales tradicionalmente, veamos una Brigada con público esperando mesa en la vereda es toda una señal. Huelgan las palabras. Sobran las dudas.

A Hugo Echevarrieta le importa un comino estar en una lista. Lo único pretende es dejar contentos a sus clientes. No le mueve un pelo, que lo inviten a un viaje pagado por el Estado, o recibir a cocineros famosos en su local.

Pero que un lugar como éste, realmente famoso aún fuera de nuestras fronteras, elogiado por la mayoría, sea ninguneado por una lista de jurados que se dejan llevar como ovejas del rebaño, representa una gran injusticia.

Unos trabajan para dar de comer decentemente, otros también lo hacen pero así y todo, pierden el tiempo sacándose fotos y haciendo amigos en el continente. Qué lejos estamos de ser un país serio en esta materia. Y como ciudad, quién se puede creer que somos la Capital Iberoamericana de la Gastronomía. Nadie en su sano juicio.

Más de Gastronomía
El Rey ha muerto, La Rey también
Gastronomía

El Rey ha muerto, La Rey también

El Grupo Desarrolladora Gastronómica, que hace pocos días cerró Rond Point, ahora decidió cambiarle el nombre a la tradicional Pizzería La Rey, fundada en 1953. Pasará a ser una Kentucky más.
Un festival de sabores en Mistura
Gastronomía

Un festival de sabores en Mistura

Todos los años, muchos amantes de la buena mesa eligen el mes de septiembre para viajar a Lima, Perú. Es que la Feria Mistura se ha convertido en el más importante de los eventos gastronómicos de América latina.
Punch al invierno porteño
Gastronomía

Punch al invierno porteño

Palermo Viejo sigue renovándose y se instalan nuevas opciones para comer rico. Y esta vez no se trata de otra hamburguesería sino de un bar de curries. Una buena noticia para los amantes del especiado plato asiático.